Profanos y Extraños: Educación superior inteligente

Cada vez que se ofrecen las pruebas de admisión a las preparatorias y universidades públicas la mayoría de los estudiantes son rechazados por no alcanzar las mejores puntuaciones. Los pocos estudiantes que lograron entrar a preparatorias públicas muchas veces ya tienen el pase asegurado a la universidad correspondiente. La demanda es mucho mayor que la oferta.

Horacio de la Cueva* / A los Cuatro Vientos

Este problema de educación superior se ha convertido en la proliferación de escuelas privadas de cualquier calidad. Hay escuelas muy buenas y de gran tradición académica, pero también hay más instituciones que timan a los estudiantes y a sus familias. Eso sí, todas con nombres de academicismo impresionante. No pongo nombres por discreción, cualquier viaje por las calles de la ciudad reforzará mi punto.

La educación universitaria adecuada sigue siendo una forma honesta de ascenso social. La educación universitaria da mejores perspectivas de futuro que las otras alternativas existentes en México y el resto del mundo: el desempleo permanente, la economía informal o el crimen organizado, incluyendo al narcotráfico.

Los esfuerzos gubernamentales por promover la educación superior son una inversión a largo plazo contra el desempleo por tres razones. Una persona estudiando no es desempleada, una persona educada tiene acceso a más empleos y los docentes tienen una fuente de trabajo.

En el siglo XXI y en la época del internet la necesidad de aulas para enseñar está llegando a su mínima expresión. No desaparecerán las aulas por que la interacción frente a frente es parte de nuestra vida diaria, pero no son esenciales para muchas de las tareas de educación superior. No necesitamos tener a todos los alumnos en aulas todo el tiempo. Si necesitamos laboratorios bien equipados donde se practique lo aprendido.

Foto: El País
Foto: El País

Una queja común entre docentes es la falta de atención de los estudiantes a la clase porque dirigen la atención al internet. El mundo es entendido e interpretado a través de smartphones, tablillas y computadoras. Los mensajes de la red van de ambiguos a contradictorios. La red es un canal muy ancho por el cual llegar a los estudiantes. Ya conocen el medio, hay que ofrecer contenido que incentive a los estudiantes a aprender.

Podemos y debemos crear preparatorias y universidades virtuales en la red. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) ha formado a miles de maestros y doctores, todos ellos son docentes virtuales en potencia.

En México tenemos planes de estudio de gran calidad para los bachilleratos y universidades, tanto es así que ganamos ya olimpiadas internacionales. Tenemos la capacidad de crear licenciaturas con un nivel académico fuerte a la medida de las necesidades de la sociedad y el individuo. La educación virtual es una solución inteligente contra la ignorancia que nos apabulla.

La Escuela Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa es una forma de superación social. Los normalistas buscan un mejor futuro para ellos y sus comunidades. Cuarenta y Tres normalistas desaparecieron hace casi un año. Sus futuros han sido segados. Sólo espero que todos los perpetradores de estos crímenes pierdan el sueño por el resto de su vida.

HORACIO DE LA CUECA* Investigador titular del Departamento de Biología de la Conservación de la División de Biología Experimental y Aplicada del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE). Directivo del grupo civil ambientalista Terra Peninsular, de Baja California. Correo electrónico: cohevolution@gmail.com cuevas@cicese.mx