Pluma de Neófito: El Problema del Agua en Ensenada (II)

Hoy estimados lectores voy a suplicarles de la manera más atenta, por favor mantengan en su mente las siguientes cifras: 593; $10,268,000.00; $17,315.00; $50,000.00. Son importantes porque estamos hablando de cantidades extremadamente importantes e ilustrativas que nos permitirán darnos una idea de cómo opera una de las empresas más problemáticas de Baja California y tal vez del noroeste del país.

Ricardo Jiménez Reyna* / A los Cuatro Vientos

Sí, hablo de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada, encargada de la administración general de uno de los principales recursos que los seres humanos ocupamos para nuestra sobrevivencia, esto es del agua.

Desde el año 2012, México incorporó el derecho al agua como un derecho constitucional; derecho que todos los habitantes de la República Mexicana tenemos y además, no solo es en un derecho constitucional sino un derecho humano. De esa forma nuestra Constitución Política (la cual es defendida a capa y espada por la Suprema Corte de la Nación) obliga al estado mexicano a garantizar los medios y mecanismos necesarios para que todos los mexicanos disfrutemos y gocemos de este derecho; sin embargo, en Ensenada, no solo carecemos de este servicio sino que, además, debemos pagar lo que yo he llamado “El Recibo de la burla”.

Pero como todo en este país, todo debe ocurrir porque así debe ser y para que los ensenadenses gocemos de un excelente servicio de agua, la cual nunca falta en esta ciudad, como tampoco existen problemas de distribución del vital líquido, mantenimiento de red de agua y otros; la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada cuenta con una plantilla de personal de aproximadamente 593 trabajadores, los cuales generan un egreso mensual por concepto de pago de nómina de aproximadamente $10,268,000.00 moneda nacional (cálculo realizado en la plantilla de personal de la descentralizada publicada en la página de transparencia del Gobierno del Estado de Baja California).

Entendiendo que los promedios son mentirosos y comprendiendo que todos los trabajadores de la CESPE son personas sacrificadas, comprometidas con la realidad social de la comunidad, esforzados, eficientes y que están a la orden las 24 horas del día, puede afirmarse que cada uno de los trabajadores de esta empresa tiene un ingreso promedio aproximado a los $17,315.00 mensuales.

CESPE TRABAJADORES

Claro está, existen jerarquías, por ejemplo, el director general de esta honorable institución gana realmente una miseria: $50,000.00 pesos mensuales, claro, su salario base es de $12,000.00 pero recibe una compensación por su sacrificio al ofrecer su vida entera en la búsqueda de que todo sea correcto, justo, perfecto y eficiente de tan solo $34,000.00 más un ingreso diverso de alrededor de los $3,000.00. Esto para que el honorable director de la CESPE compre algunos refrescos durante la jornada laboral que hace, no en la oficina, no, porque cuando uno va a buscarlo, las personas dicen que están en el campo laborando, sudando, sofocándose con este calorón.

Hombro con hombro con los plomeros, choferes y demás personal que atiende cuanta fuga de agua existe en la comunidad, fugas que no ocurren porque la red de distribución está perfecta, bien mantenida, sin daño algo. Por eso Ensenada es el paraíso donde todos quieren llegar a vivir… Hasta los narcotraficantes descansan aquí y como es tan lindo llegar y bañarse con agua pura en esta ciudad, ni ellos, los enemigos a muerte, son capaces de irrumpir la tranquilidad que genera el simple hecho de despertarse, abrir la llave de la regadera y darte una ducha con agua pura.

Pero la CESPE es justa, equitativa, imparcial con los ingresos de sus trabajadores ya que tenemos a peones y jardineros que pueden llegar a ganar hasta $19,000.00 pesos o más, como también algunas auxiliares administrativas que si son efectivas y eficientes, podrían llegar a tener ingresos superiores a los $24,000.00 claro, porque están trabajando arduamente en los quehaceres del servicio a la comunidad, reciben las quejas, si es que existen, atienden al usuario inconforme, si es que lo hubiera, y canalizan el caso al departamento responsable donde en un santiamén todo queda resuelto porque esta empresa, en esta institución que nos da agua a todos los ensenadenses, antes que otra cosa están los ciudadanos, los usuarios. La mujer y el hombre, el padre y la madre, la trabajadora y el trabajador que día a día salen bien bañados a trabajar.

Que hermosa realidad vivimos en Ensenada…. En eso escuché la voz de mi mujer que dijo: “Amor, despierta, amor, despierta…” Yo, todo atolondrado, abrí los ojos y la miré atentamente: “Son las tres de la mañana, acaba de llegar el agua…” así apresurado salté de la cama y fui a la regadera, tenía dos días que solo aire salía, tomé un palangana y comencé a rociar mi cuerpo con ese chorrito que difícilmente salía porque el tinaco estaba vacío…

Mientras tanto, en la casa del director general de la CESPE la sirvienta estaba soñando con el mismo sueño con el cual soñaba: AGUA PARA ENSENADA….

RICARDO JIMENEZ REYNA*Escritor, versista, columnista, periodista, ensayista, filósofo, dramaturgo y editor ensenadense, cofundador de Sinergia Editores.