MORENA en BC, en manos de autoritarios y corruptos

El comisionado nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Baja California, ingeniero Jaime Bonilla Valdez, es un político-empresario que ejerce un liderazgo “autoritario, antidemocrático y apartado al amor a sus semejantes”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 23 de septiembre de 2015.- Además, Bonilla colocará a sus incondicionales en cargos de consejeros y directivos estatales en las asambleas que MORENA realizará en el estado el domingo 27 de septiembre, y permitie que un ex candidato del nuevo partido en Ensenada traficara con recursos destinados al cierre de campaña del 2012 del líder moral del instituto, Andrés Manuel López Obrador.

La acusación la hizo Rogaciano Huizar Domínguez, socio fundador de MORENA en Ensenada que asegura haber sido expulsado este año de las filas del movimiento lopezobradorista “porque no pacté mi permanencia en el partido con Jaime Bonilla luego de denunciar el acto de corrupción de Teorodo Araiza –ex candidato este año de Morena en el 03 Distrito Electoral con cabecera en Ensenada- y revelar por escrito a López Obrador lo que está pasando en Baja California con el ingeniero Bonilla”.

Huizar, un político activista que hoy, tras su salida de MORENA, encabeza la asociación civil Regeneración, revela en un escrito que difundió esta mañana en redes sociales que “hay quienes dicen que cometí un error al enfrentarme a la cúpula de MORENA exigiendo democracia interna porque al final fui expulsado, pudiendo haber pactado con Jaime Bonilla con alguna ventaja para mí cuando este amigo me citó para ese fin en tres ocasiones y pues simplemente no fui”.

En su escrito, en donde incluye la publicación de algunos de los intercambios virtuales que sostuvo con Bonilla Valdez en diciembre de 2014 para denunciar que Teodoro Araiza ilegalmente se quedó con 20 mil pesos que se usarían para el cierre de campaña de López Obrador en 2012, llegando incluso a pactar con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ese dinero a cambio de espacios políticos, Huizar declara:

– “Me incorporé a MORENA pensando que era un instrumento idóneo para servir a la sociedad y a Dios pero cuando percibí que eso no era cierto, ya no me importó seguir en algo que se aparta del Bien y la Justicia y lo han ido comprobando a lo largo y ancho del país, y cada día va a ser más evidente que quienes están y se quedaron callados son precisamente porque sí son políticos y persiguen el poder, y saben que deben allanarse a los poderes fácticos porque no pretenden cambiar las cosas, sino sustituir a los que están usufructuando los bienes públicos.”

Afirma que en tres ocasiones Bonilla lo invitó a sostener pláticas en Tijuana –incluye un mensaje de fecha 13 de diciembre de 2014 del coordinador estatal morenista en donde éste lo invita a tomar café en sus oficinas del Grupo PSN, siglas en inglés de la empresa de medios Pacific Spanish Network-, pero no aceptó porque el anfitrión es “un empresario-político que ejerce un liderazgo tipo jefe; autoritario, antidemocrático y apartado del amor a sus semejantes, a quienes ve como simples recursos humanos lo mismo que sus servidores más cercanos y que son los elegidos por él para contender en las próximas elecciones”.

TEODORO ARAIZA CON FLORES
Teodoro Araiza (Foto: twitter).

Sobre éste proceso interno de MORENA en el estado, escribe: “yo espero simplemente que las cosas caigan por su propio peso y la gente se convenza de que (los electos) son simples peones al servicio de intereses extranjeros, como dicen las malas lenguas que son los que están detrás del ingeniero Bonilla”.

También informa que la dirigencia estatal de MORENA supo del presunto acto de corrupción en el que presuntamente incurrió Teodoro Araiza Cataño antes de que en Comité Nacional del movimiento lo designara candidato a la diputación federal del 03 Distrito Electoral, ya que el presidente del organismo, José Guadalupe Montaño Jiménez conoció los documentos que aquél firmó y no ordenó una investigación para deslindar responsabilidades.

Y presenta una carta que el 19 de enero de este año envió a Andrés Manuel López Obrador, con copias a Bonilla, Martí Batres, Tomás Pliego y Guadalupe Montoya, en donde critica la forma en cómo se designó a los candidatos de este año electoral nombrándolos primero “promotores”.

¿El Promotor (de nada que no sean sus intereses) va porque así lo decidió la Nacional? ¿A sí? ¿Y quiénes son esos? ¿Y los estatutos apá? ¿Y el sentido de justicia? ¿A quién le preguntaron, cuándo consensaron?”

Y agrega: “Ahora, a quienes no somos pejezombies nos tachan de prianistas, infiltrados, dementes, traidores. No señores, bájense de las nubes. Son tan mortales como nosotros y a veces tan tontos como Peña Nieto (…) La gente no está para tolerar injurias. Los consientes no vamos a permitir demagogia, venga de Andrés Manuel o de donde venga”.

Pocas semanas después de entregar la misiva, Huizar renunció a su membresía en MORENA, que incluyó el cargo de secretario de Organización de un Comité Ejecutivo Municipal de Ensenada que fue suspendido, “o no sé qué, sin juicio de por medio ni acusación siquiera”.