Obscura, desordenada y desequilibrada la Ley de Ingresos de EPN para 2016

Se tiene que hacer una predicción real de los ingresos para abatir subestimaciones que pueden convertirse en recursos poco transparentes en su uso: diputada Talavera Hernández.

A los Cuatro Vientos

México, DF, 21 de septiembre de 2015.- La sub y sobre estimación de los ingresos presupuestales es una clara característica del desorden que mantiene el gobierno de Enrique Peña Nieto en las finanzas nacionales, afirmó la legisladora por Baja California Eloísa Talavera Hernández.

Resaltó que en el comparativo de la iniciativa de Ley de Ingresos de 2016, las tasas de crecimiento para el próximo año con la diferencia porcentual entre las cifras observadas con lo programado al mes de julio de 2015, y con la tasa de crecimiento real anual al mes de julio de este año, hay una clara referencia a que los ingresos tributarios para 2016 se encuentran subestimados, mientras que los no tributarios están sobreestimados.

Explicó que los ingresos totales para 2016 muestran una subestimación del 3.36 por ciento, en tanto que  los Ingresos del gobierno federal son 6 por ciento subestimación.

Talavera Hernández destacó que es necesario corregir las subestimación en la recaudación del Impuesto Sobre la Renta, Impuesto al Valor Agregado, Impuesto Especial sobre Productos y Servicios, y Aprovechamientos. Esto para permitir al gobierno federal aumentar los ingresos en cerca de 155 mil millones de pesos.

ELOISA TALAVERA MICROFONO

La congresista federal enfatizó que la subestimación permite observar que los ingresos totales pueden ser mayores a los que propone el Ejecutivo en su iniciativa de Ley de Ingresos para 2016, por lo cual es recomendable auditar sus métodos de proyección, corregirlos y con ello dar transparencia a la recaudación en México.

– “Además, no es claro el rubro de ‘Otros’ en la parte de Aprovechamientos, en donde no se detalla a qué se refiere ese concepto y donde se programó un crecimiento monetario para el próximo año cercano a los 30 mil millones de pesos”.

También reveló que la iniciativa de ley de Peña Nieto para 2016, estima que los ingresos por las importaciones crecerán cerca del 31 por ciento, lo cual no compensa el deterioro de la balanza comercial que le resta competitividad al país, inhibe la creación de más y mejores empresas, así como la posibilidad de generar empleos mejor remunerados.

Y sin tomar en cuenta el financiamiento, se observa claramente el desorden y desequilibrio de los ingresos presupuestales para el próximo año, que puede agravarse si las condiciones económicas a nivel mundial son cada vez más negativas para la economía mexicana”.

Consideró finalmente: “Hoy más que nunca debemos de ser claros y evitar a toda costa que a través de la manipulación y la desinformación financiera, el gobierno federal genere bolsas de recursos que serán utilizados con discrecionalidad, favoreciendo los intereses específicos del presidente”.