Cambio climático, energía renovable e internacionalización, en la mira del CICESE

El cambio climático, las energías renovables y la realización de trabajos multidisciplinarios que lleven a la institución “a las grandes ligas” de la ciencia mundial, son los proyectos estratégicos de investigación que impulsará en los próximos cinco años el nuevo director del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos/ Fotos: Cortesía CICESE

Ensenada, B.C., a 21 de septiembre de 2015.- El doctor Silvio Guido Lorenzo Marinone Moschetto, mexicalense egresado de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Baja California, y maestro y doctor en Oceanografía Física por el CICESE y la Universidad de la Columbia Británica en Canadá, respectivamente, también afinará el área administrativa del centro para evitar “cuellos de botella” en el manejo de los megaproyectos que opera y contratará la institución.

Asimismo dijo que concentrará esfuerzos para lograr un fondo de retiro para los casi 600 trabajadores, académicos e investigadores del centro, y que buscará estímulos para que el investigador, que en promedio gana 26 mil pesos al mes a diferencia de los 150 mil que él obtendrá como director de la institución, sea más productivo en publicaciones “porque nuestra tasa en ese nivel es algo baja”.

– Estará al frente de una institución que está trabajando muy bien.

Es un gran honor y un gran reto, Sí, va a ser difícil pero también sé que será fácil en el sentido de que hay gente muy valiosa,  muy comprometida y que sabe muy bien lo que está haciendo. Lo único que hay que hacer es ayudarles un poco, facilitarles el camino en algunas gestiones.

– ¿Cuál es su primer diagnóstico de la institución a un mes de haber asumido el cargo de director?

Es una institución bien parada. Los proyectos de investigación están bien encaminados, aunque hay preocupación de algunos porque el tener dos grandes proyectos caminando, y uno por renovarse, está poniendo cierta presión en la parte administrativa del CICESE. Los investigadores de estos megaproyectos están preocupados en no caer encima de los demás. Eso es muy bueno porque no van por delante pidiendo: ‘a mí me atienden primero porque traigo este proyectote’.

 – Los dos megaproyectos vigentes son el  Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (CeMIE-Geo) y el de Plataformas de Observación Oceanográfica, que en conjunto representan dos mil 504 millones de pesos; pero el doctor Federico Graef, antes de salir de la dirección del CICESE, fue a México para entrevistarse con directivos de Petróleos Mexicanos porque existe la posibilidad de abrir una tercera etapa del megaproyecto Mediciones y Análisis Metaoceánico del Golfo de México, que en siete años de duración representó una inversión de 50 millones de dólares. ¿Cómo va esa negociación?

Muy avanzada. De hecho tengo pláticas con los investigadores que están al frente de este megaproyecto: los doctores Julio Candela Pérez, Julio Sheimbaum Pardo, José Luis Ochoa de la Torre y Manuel López Mariscal. Todos ellos investigadores del Departamento de Oceanografía Física de la División de Oceanología del CICESE, y que forman el Grupo Canek, pero hoy por hoy todavía no está firmado.

 

CICESE EDIFICIOS REDUCIDA

Hablamos de tres megaproyectos con consorcios muy grandes y manejarnos con tantas instituciones hacen más complejo el trabajo, inclusive el académico, por lo que hay que organizarse bien y sobre todo en la parte administrativa, que no está diseñada para manejar proyectos tan grandes, por lo que podemos crear algunos cuellos de botella que no deseamos.

El proyecto CeMIE-Geo (Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica) agrupa 23 instituciones académicas y empresas mexicanas que liderea el CICESE. Permitirá usar en forma más eficiente la infraestructura, tecnología e investigación científica existente, en la exploración y búsqueda de recursos geotérmicos en el país.

El proyecto Metaoceánico con Pemex consiste en entender cómo funcionan a profundidades mayores a mil 500 metros, los ciclos biogeoquímicos de los nutrientes del carbón y del oxígeno, entre otros elementos, así como su impacto en el ambiente marino.

Y el proyecto de plataformas de observación oceanográfica, que integra un consorcio de siete instituciones y empresas lideradas por el CICESE, crea modelos de simulación y escenarios de capacidad natural de respuesta ante derrames de petróleo de gran escala en el Golfo de México.

– ¿En qué consiste su plan de trabajo para los cinco años de gestión?

En impulsar todo tipo de proyectos. Tenemos una gran variedad en temática, en tamaño, en que tan básico o aplicado es, Partimos de que somos casi 200 investigadores y cada cabecita es un mundo muy rico en ideas, y en ciencia hay que apoyar todas estas ideas. El chiste es que se hagan bien las cosas y la mayoría lo hace.

También hay que estimular al investigador para que sean más productivos en publicaciones porque nuestra tasa en ese nivel es baja.

Asimismo el postgrado es otra gran fuente de ideas y de proyectos. Vienen muchachos muy entusiastas que también aportan ideas. Hay que cuidar que los que ingresen al CICESE sean los mejores.

CICESE NUEVO DIRECTOR AGOSTO2015
Guido Marinone, al tomar la protesta como director general del CICESE

– El director del CONACYT, doctor Enrique Cabrero Mendoza, fue muy claro al decir que el CICESE está listo para las ligas mayores, ¿cómo toma ese comentario?

Ya lo tenía visualizado en mi plan de trabajo. Lo sintetizo así: Hay que dar más visibilidad a la institución a nivel internacional porque la nacional y Latinoamérica ya la tenemos. Entrar a las grandes ligas es un reto. El megaproyecto de Plataformas de Observación ya tiene ese componente. Ahí se tienen socios en Estados Unidos, en Francia, en España y en muchos países del Primer Mundo.

– ¿Pero qué hay que hacer ´para alcanzar las grandes ligas de la ciencia y la tecnología?

Trabajar más con ellos, Lo pienso de una manera simplista si quiere: identificar aquellas áreas que tenemos en el CICESE con los grupos fuertes en cualquier tema. Esos saben quién está haciendo cosas importantes o parecidas en otras partes del mundo, lo que nos permite dar un primer paso muy sencillo que es hacer talleres de trabajo con ellos para que se comprometan a generar algún proyecto de investigación. Una vez hecho ese proyecto, automáticamente se da la movilidad de investigadores y de sus estudiantes. Y eso va más allá de que ellos o nosotros lean o leamos nuestras publicaciones, o nos escuchamos en congresos; se trata de invitarlos a trabajar.

Por ejemplo en Oceanografía está el gran sistema productivo que tenemos en el Pacífico y que está asociado al sistema de surgencias que se presentan hasta Canadá. Nosotros  tenemos un grupo fuerte que trabaja en él pero también hay lo mismo en otros lugares del mundo: El norte de España, África, en Perú-Chile. Entonces hacemos un taller, nos juntamos, hacemos estudios comparativos y nos vamos a África, ellos vienen acá y así empezamos el intercambio.

– ¿Visualiza al CICESE contratando a un mayor número de investigadores extranjeros para consolidar esta idea de llegar a las grandes ligas?

Una vez que se dé la internacionalización tendremos más solicitudes de investigadores que quieran venir a trabajar al CICESE. Actualmente, cuando tenemos una plaza de investigador, se abre una convocatoria a nivel internacional y se elige al mejor de acuerdo a los criterios que establezca el grupo en donde va a trabajar. Son menos los extranjeros que intentan venir que mexicanos, pero no olvidemos que el extranjero no solo escucha las buenas noticias del CICESE. Escucha otras malas noticias de México, como la inseguridad que ahuyenta al aspirante, y eso definitivamente no ayuda.

– ¿Qué tipo de ciencia apoyará?

Todos los proyectos son importantes. Yo no favorecería a ninguno. Ahora bien, como institución hay algunas áreas estratégicas que pensamos impulsar. Por ejemplo cambio climático, energías renovables y trabajos multidisciplinarios, pero para esos tendremos una estrategia diferente de financiamiento, como un fondo semilla para impulsarlo. De hecho ya lo hemos hecho a través de nuestro fideicomiso y en este momento nos acaban de presentar 10 proyectos que estamos en etapa de definir a cuáles apoyamos porque nuestros recursos son limitados.