Pluma de Neófito: El problema del agua en Ensenada

Deseo comenzar este artículo con la nota informativa que la Comisión Estatal de Servicios Pública de Ensenada publicó el pasado viernes 11 de Septiembre del 2015 en su portal oficial www.cespe.gob.mx, en la sección de noticia, donde responde a la pregunta ¿Por qué falta agua en Ensenada? Y cito textualmente lo siguiente:

Ricardo Jiménez Reyna/ A los Cuatro Vientos

“Altas temperaturas, aumento en el consumo y poca disposición de líquido…

“El municipio de Ensenada que ofrece grandes atractivos a sus ciudadanos lo que ha propiciado su crecimiento poblacional, también tiene sus necesidades, y los ensenadenses debemos contribuir para entre todos resolverlas, una de ellas y la más importante es la falta de agua en esta zona semidesértica con pocas precipitaciones pluviales (lluvia).

“Para poder tener agua en nuestras casas, la CESPE trabaja las 24 horas del día los 365 días del año, en esta época de verano todos nuestros equipos trabajan sin parar, salvo reparaciones y/o mantenimiento, solamente la ciudad de Ensenada requiere más de 800 litros por segundo y todas nuestras fuentes de abastecimiento con que contamos aportan solo 730 litros por segundo, este déficit de más de 70 litros por segundo se refleja en que los tanques de almacenamiento tienen dificultad para conservar un nivel suficiente que permita a las zonas altas de la ciudad contar con el servicio de agua regularmente.

“Como medida emergente se ha colocado un bombeo flotante en la presa Emilio López Zamora, lo que aportará 40 litros por segundo adicionales, aun así el déficit continuará por lo que es importante que nos acostumbremos a usar menos agua, y a tener almacenamiento para emergencias ya que esta situación se mantendrá hasta la puesta en marcha de la planta desaladora en el 2015.”

Bueno, antes de continuar deseo aclarar que no es una transcripción literal porque debí corregir por lo menos cinco o seis faltas de ortografía, así que desde ahí comenzamos muy mal con este asunto del agua en Ensenada, la CESPE hasta para explicar las razones por las cuales hace falta el vital líquido en Ensenada comete errores; errores que todos los que vivimos en esta ciudad estamos pagando muy caro, sí, muy caro, porque si bien hace falta el agua en las casas, mes tras mes, con o sin faltas de ortografía, el recibo de cobro de esta descentralizada nos ensarta en el buzón lo que podemos decir: “El Recibo de la burla”.

Cinco puntos importantes en esta noticia que debemos analizar cuidadosamente aparte de las faltas de ortografía y la burla e irrespetuosidad de la CESPE: 1. En Ensenada tenemos un déficit de 30 litros de agua por segundo. 2. La solución para este problema será la desaladora y 3. De la presa Emiliano López Zamora la descentralizada está bombeando 40 litros por segundo. 4. Los directivos de la CESPE al publicar esta nota informativa o una de dos: A. piensan que los ensenadenses no nos damos cuenta que La presa Emiliano López Zamora está completamente agotada porque lo único que existe en su vaso almacenador es lodo y B. Creen que los ensenadenses nos vamos a tragar la idea de que la desaladora es la solución más viable para resolver el problema del agua; y 5. Digamos que desalinizar el agua es una alternativa, pero surgen algunas preguntas: ¿Por qué contaminar más las playas de Ensenada con las aguas residuales de la desaladora y romper así todavía más con el ecosistema marino de la riviera ensenadense? ¿Cómo conectarán el agua producida por la desaladora a la red de agua potable de la CESPE? ¿Por qué no aprovechan este tiempo de sequía para desazolvar y dragar el vaso de la presa y así hacer de este un depósito más efectivo el cual puede ser rellenado con la misma agua que los 34 pozos de nuestros cuatro acuíferos principales? ¿Por qué en lugar de regresar al mar las aguas residuales de la planta desaladora y de la propia CESPE no se crea una empresa que recicle o reutilice este tipo de agua?  

Según la propuesta de certificación y financiamiento de la planta desaladora Ensenada: presentado el 28 de noviembre de 2012, esta planta tiene un costo aproximado a los 637 millones de pesos que fueron aportados de la siguiente forma: Crédito del BDAN $320.02 esto es el 50.2 % del costo total. Recursos no reembolsables de FONADIN $171.5 lo que representa un 26.9%  del total y que, además es considerado a Fondos Perdidos más el capital del Contratista, una empresa Coreana, de $145.6  que tan solo representa el 22.9% que arroja un total de $637.1 millones de pesos;  si esta cantidad la dividimos entre los habitantes de Ensenada, esto arrojaría que de entrada los ensenadenses perdimos con esta planta más de cien millones de pesos porque como es una obra pública que está financiada en un 26% por el Fondo Nacional de Infraestructura y este organismo trabaja con Fondos Perdidos, quiere decir que no solo los ensenadenses, sino todos los mexicanos le regalamos a una empresa Coreana ese dinero, que bien pudo ser utilizado para otro fin, por ejemplo, apoyar el desarrollo de las familias mexicanas porque, al final de cuenta, los ensenadenses pagaremos no solo más de 600 millones de pesos, sino también los intereses al Banco de Desarrollo de Norteamérica y la empresa Coreana, la cual venderá el agua a la CESPE  una vez ésta tenga el vital líquido en su planta de almacenamiento de El Gallo.

PRESA LOPEZ ZAMORA ESCASEZ

Tan solo, para este fin, cada uno de los que vivimos en esa ciudad estamos pagando pues un promedio de $1,900.00 pesos para que la CESPE tenga agua, agua por la cual actualmente pagamos un promedio de $16.86  pesos M.N por metro cúbico de agua o aire, según sea el caso, según sea el rango.

Como ejemplo vulgar, la CESPE afirma que en Ensenada consumimos un promedio de 730 litros de agua por segundo, esto es 0.7300000m³  por segundo; según el tabulador de la CESPE, si utilizamos la tarifa más baja que es la del rango 3 que equivale a $8.88 pesos M.N. por metro cúbico, la CESPE cobra a los ensenadenses un promedio de $6.50 pesos por segundo, lo cual representa un ingreso por minuto de $388.00 pesos, lo que arroja un ingreso por hora de $23,336.64 pesos que, a su vez, produce a la CESPE $560,079.36 pesos al día; lo cual quiere decir que a la semana, la CESPE recibe por parte de los usuarios en Ensenada un promedio de $3,920,555.52 pesos y si un mes ideal tiene cuatro semanas, esto significa que esta descentralizada recibe aproximadamente $15,682,222.08 pesos mensuales. Calculando que mensualmente esta empresa tiene una cartera vencida del veinte por ciento, tenemos que sus ingresos promedio fluctúan entre los $12, 545,777. 66 pesos lo cual arroja que al año, tan solo por consumo, los ensenadenses debemos estar pagando más de $144, 000,000 de pesos.

No recuerdo la fecha exacta pero creo que fue allá por el día 26 de junio del 2014, cuando la CESPE informó que el metro cúbico de agua costaría a esta empresa un promedio de $13.00 pesos, lo cual representará un desembolso de aproximadamente $3.25 pesos por segundo a la desaladora, ya que esta planta producirá un promedio de 0.2500000m³ por segundo o 250 litros por segundo; lo cual representa, según los cálculos hechos, un desembolso mensual aproximado de $13, 759, 200 pesos. Si esto es así, entonces tenemos que la CESPE estará trabajando con números rojos ya que esto representaría un déficit aproximado de $1, 213,423 mil pesos mensuales.

Si a todo esto aunamos los otros gastos, los cuales serán analizados en otro artículo, puedo asegurar que esta empresa descentralizada será una verdadera carga para todos los que vivimos en esta ciudad.

Sin embargo, los problemas aún están comenzando para los ensenadenses en esto de materia de agua porque entonces, considerando todos los factores externos como son devaluación, inflación, depreciación y otros similares, resulta ser que los ensenadenses estaremos frente a una problemática de escalada de precios en el metro cúbico de agua, agua que es un derecho humano, constitucional y legítimo de todos los que vivimos en territorio nacional. De hecho el agua no debería ser cobrada a ningún mexicano porque el estado está en la obligación de proporcionar este y otros servicios a los habitantes.

El problema del agua en la localidad es añejo, como añejo el vino del Valle de Guadalupe, donde por cierto, allá por la década de los ochentas, por aquellos lares fue construido el acueducto que lleva el mismo nombre, el cual surtiría mil metros cúbicos por segundo de agua a Ensenada y esto abastecería a la localidad por aproximadamente 20 años, 20 años que se tuvieron para que las autoridades estatales proyectaran, planearan, organizaran, desarrollaran y construyeran el ensamble entre el acueducto de Río Colorado a Tijuana, infraestructura que surtiría más de 500 o 600 litros por segundo a Ensenada ya que en El Hongo, se haría un entronque que, por gravedad, surtiría el acueducto del Valle de Guadalupe y así, tener satisfecha la demanda de esta ciudad y no solo eso, si así se hubiera hecho, Ensenada contaría con un superávit de agua y, además, el problema de abasto de este líquido estaría resuelto por lo menos para los próximos 20 años, esto es, el tema de desabasto de agua debería haberse tratado allá por el año 2035 o 2040 y no en el 2015.

Pero resulta que, por allá en el 2011, la propia Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada presentó un proyecto titulado Proyecto Acueducto Rio Colorado Tijuana, donde se está proponiendo precisamente la construcción del entronque en el sistema Morelos, para que se abastezca de agua a la localidad ya que, según dice el citado documento, con el abastecimiento del agua producida por la desaladora no se estará resolviendo el problema de la falta de agua en la ciudad porque, definitivamente, se dejarán de sobre explotar los mantos acuíferos de Maneadero, La Misión y Ensenada; de ahí que el costo del agua deberá ser más caro porque los ensenadenses estaremos pagando en cada recibo de agua la realización de dos proyectos: La desaladora y el entronque al sistema Morelos del acueducto Río Colorado-Tijuana.

ACUEDUCTO GUADALUPE-EDA
Obra en el acueducto Guadalupe-Ensenada

Pero resulta que existe evidencia suficiente para afirmar que este proyecto no es reciente, novedoso o innovador, no, porque hace más de 30 años, las autoridades estatales anunciaron que ya estaba planeado y organizado este entronque, entronque que nunca ocurrió porque hubo cambios radicales en la política de Baja California, ya que ingresó como gobernador del estado Ernesto Ruffo Appel, quien no dio continuidad real a los planes, programas y proyectos que Leyva Mortera y Baylón Chacón le heredaron.

Ahora bien, volviendo a la pregunta inicial: ¿Por qué falta agua en Ensenada? Por el amor de Dios, si es que Dios tiene algo que ver en esto, la respuesta es muy clara, sencilla, fácil de deducir, ejemplar, evidente.

Las razones fundamentales por las cuales no tenemos actualmente agua en Ensenada es una, solo una: Ineficiencia.

Sí, ineficiencia, porque las autoridades que han gobernado Baja California durante los últimos 26 años, egresadas de uno de los principales basureros del país, de Acción Nacional, en lugar de fomentar la innovación, creatividad, imaginación y la inventiva para resolver el problema del agua no solo en Ensenada, sino en Baja California, han fomentado, permitido y desarrollado un sistema complejo de corrupción, favoritismo, nepotismo y parcialidad que ahora todos los que vivimos en Ensenada estamos pagando el precio.

Dicen que las grandes ideas a la vista son absurdas, pero a la verdad son geniales y parecen locuras. Alguien me preguntó una vez: ¿Por qué no traemos a Baja California el agua que sobra en el sur, sur este y sur oeste del país? En aquel entonces me parecía absurda esta idea, pero no, no lo es; porque si las autoridades están dispuestas a mal invertir el dinero en proyectos que a la larga provocarán más problemas de índole económico y ecológico, ¿Por qué no invertir dinero en una idea que puede resultar la mejor solución al problema del agua en México? ¿Si las autoridades están dispuestas a pagar $13.00 pesos m.n. por metro cúbico y más de $600 millones de pesos en infraestructura, por qué no pagar eso mismo en construir un gran sistema de abastecimiento de agua a nivel nacional?

Pero como no es un Coreano, Canadiense, Francés, Alemán, Español, Portugués o Sueco el que lo propone, pues no, en México no opera así, opera el valor del dinero en todos y todas nuestros gobernantes, desde diputados, senadores, diputados locales, gobernadores, directores, secretarios de estado. Al parecer todos están cortados con la misma tijera y como no, si todos provienen de los mismos basureros, los partidos políticos, partidos políticos que ya están haciendo suyo el tema del agua en Ensenada, pero solo para efectos de las próximas campañas electorales; ya que al parecer los que están apuntándose para ser los candidatos a ediles de Ensenada, ahora son abanderados de las causas resecas de Ensenada y verdaderos expertos en la materia; tanto así que en su agenda política están actividades como los famosos plantones ochenteros en las puertas de CESPE  y otro tipo de actividades similares; solo falta que uno de esos candidatos crea ser un chamán o jefe de la tribu y determinado comience a bailar la ya famosa danza de la lluvia.

Pero en fin, voy a alistar mi cámara fotográfica para tomar algunas fotos de algún candidato de Acción Nacional, El Revolucionario Institucional o tal vez del Partido del Trabajo o el Perderé con su penacho, tapa rabos y otros instrumentos necesarios para hacer llover sobre la presa, espero que los dioses les respondan y llegue un diluvio sobre ellos y queden bien ahogados en las aguas de la presa, la cual es un verdadero estanque de lodo.