Denuncian presunto abuso de autoridad de la PEP en Ensenada

Dos mujeres de Ensenada sufrieron un presunto abuso de autoridad por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), cuando les quisieron quitar un vehículo sin que estuvieran facultados para hacerlo.

Néstor Cruz Tijerina / Reportaje / A Los Cuatro Vientos / Fotos: cortesía, tomadas con celular.

Ensenada, B.C., a 14 de septiembre de 2015.- Anahí Moya Galván y Cynthia Méndez Pardo narraron que el pasado miércoles 9 de septiembre, mientras salían de una tienda de la localidad, las unidades 654 y 656 de la PEP las abordaron sin motivo aparente.

– «A las dos veinte de la tarde aproximadamente estábamos Cynthia Méndez Pardo y yo saliendo del Oxxo de la calle Floresta, entre Tercera y Cuarta, cuando de repente se mete en sentido contrario y sin precaución una unidad estatal de los ´pepos´. Estuvimos a punto de chocar. De repente se baja una mujer robusta morena y empieza a gritarme y a pedirme los papeles de carro», comentó Anahí Moya.

Y continuó:

«Ella -la agente de la PEP- estuvo amenazando con quitarme mi carro porque es americano, mientras otros compañeros de su misma unidad y de otra que iba con ellos, bajaban a mi amiga del carro, al mismo tiempo que a mí me empezaron a revisar todo el auto y mis pertenencias: cajuela, bolsas… Inclusive nos quisieron quitar el celular».

PEPOS PRESUNTOS CRIMINALES PATRULLA

La denunciante comentó que la mujer policía pensó que estaba grabando y le dijo que si borraba el video la dejaba ir. «Me hizo rogarle para que no se llevara el carro», añadió Moya Galván.

Después fuimos a poner una queja a su lugar de trabajo (las oficinas de la Policía Estatal en Ensenada), en el cual nos pidieron identificación y una vez que les sacaron copia nos sacaron de las instalaciones. Nos dijeron que esperáramos afuera al comandante y cuál es la sorpresa de que el comandante iba en las unidades que nos habían agredido».

Las afectadas mencionaron que ya pusieron denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje) y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California.

– «Ya fuimos a poner una denuncia al Ministerio Público porque nos amenazaron. Es importante denunciar y que no se queden callados, porque por eso siempre se salen con la suya», concluyeron.