Otro enfrentamiento entre Rosarito y Ensenada. Ya fumaron la pipa de la paz

En el contexto de la disputa territorial que por años sostienen los ayuntamientos de Playas de Rosarito y Ensenada, este día fue detenido y turnado al Ministerio Público de Ensenada un subdelegado de Rosarito -Arnoldo Olivarría González-, y dos personas más residentes de aquél municipio.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / Foto principal: Ayuntamiento Playas de Rosarito

Ensenada, B.C. a 21 de agosto de 2015.- Sin embargo, a las 20.45 horas de este día los alcaldes comunicaron haber llegado a un acuerdo luego de establecer un diálogo en Tijuana con el secretario general de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, que los conminó a llevar por el camino de la armonía y la tranquilidad su disputa territorial.

Olivarría fue detenido en la mañana por elementos de la Policía Municipal de Ensenada cuando, según un comunicado de la Dirección de Seguridad Pública de Ensenada, destruía con pintura bienes y propaganda del Ayuntamiento de Ensenada.

Luego de que los tres rosaritenses fueran enviados a Ensenada para su consignación al ministerio público del fuero común por daños al patrimonio de Ensenada, el alcalde de Rosarito, Silvano Abarca Maklis, manoteó con agentes preventivos porteños e insultó a funcionarios opositores, entre ellos el secretario general del Ayuntamiento, Jesús González Agúndez, al director de la policía, Enrique Villarreal, y al director jurídico Oscar de la Peña.

Abarca estaba en el lugar de los hechos porque iba a dar posesión a Olivarría como subdelegado municipal en el poblado Santa Anita. Anunció que demandará al Ayuntamiento de Ensenada por la agresión a su subdelegado y a su persona.

Es la quinta ocasión en que se dan este tipo de confrontaciones entre funcionarios y policías de los dos ayuntamiento que disputan una franja territorial de 168.3 kilómetros cuadrados, los cuales significan ingresos municipales anuales por impuestos y derechos de poco más de 100 millones de pesos.

El último de estos incidentes ocurrió el 14 de marzo porque policías de Ensenada retiraron sellos de clausura que el Ayuntamiento de Playas de Rosarito colocó a los accesos de restaurant que se ubica en la zona en disputa.

El comunicado de Seguridad Pública narró así los hechos:

El vergonzoso enfrentamiento en San Anita (Foto: El Mexicano),
El vergonzoso enfrentamiento en San Anita (Foto: El Mexicano),

“Por ser sorprendidos justo en el momento en que pretendían pintar con brochas, rodillo y pintura blanca el logotipo del XXI Ayuntamiento de Ensenada, rotulado en la barda de la unidad deportiva que se ubica en calle Crostwhite y 20 de Noviembre del poblado de Santa Anita, en la delegación La Misión, policías municipales intervinieron a Jesús Armando Ramos Leal, de 24 años; Arnoldo Olivarria González, de 65 años, y Abdulia Natalia Carrillo Rolón, de 45 años, quienes se identificaron como empleados del Ayuntamiento de Rosarito.

“En primera instancia a estas personas los oficiales les solicitaron que dejaran sus herramientas en el suelo y detuvieran la actividad de pintado que realizaban, sin embargo, hicieron caso omiso.

“Por el contrario, adoptaron una actitud agresiva e impertinente hacia los agentes municipales y al tratar de ser asegurados por los daños ocasionados a una propiedad del Gobierno Municipal de Ensenada, se resistieron y con la misma pintura que utilizaban dañaron los uniformes de los oficiales que realizaban la detención, momento en el que un grupo de personas se acerca para tratar de impedir que fueran asegurados.

“Los policías adscritos a la delegación de La Misión solicitaron el apoyo a la Estación Central, trasladándose unidades y agentes de la ciudad a Santa Anita, para finalmente lograr la detención de las tres personas sorprendidas dañando las instalaciones del Ayuntamiento de Ensenada. Motivo por el cual fueron trasladados a la Estación Central de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común”.

En un comunicado de prensa el presidente municipal de Playas de Rosarito, Silvano Abarca Macklis manifestó:

-«Hoy, los bajacalifornianos hemos sido testigos de un ejemplo más de cómo se pueden anteponer los intereses netamente políticos al bienestar general de la población. La ilegal incursión por parte de elementos de la policía municipal de Ensenada durante un acto legítimo del Ayuntamiento de Playas de Rosarito, es un acto censurable y fuera de toda razón, una falta de respeto al Estado de derecho».

Por su parte, el alcalde de Ensenada Gilberto Hirata Chico justificó la acción de la policía al afirmar que el arresto fue porque Olivarría y sus dos acompañantes borraban el logotipo del Ayuntamiento de Ensenada en un inmueble público que Ensenada considera de su jurisdicción.

Los alcaldes Hirata y Abarca con el secretario general de Gobierno de BC (al centro), Francisco Rueda (Foto: Gobierno de Baja California).
Los alcaldes Hirata y Abarca con el secretario general de Gobierno de BC (al centro), Francisco Rueda, luego de llegar a un acuerdo de cordura (Foto: Gobierno de Baja California).

Alcaldes de Rosarito y Ensenada fuman la paz, con el secretario general de gobierno de testigo

En búsqueda de la solución al tema de los límites territoriales de ambos municipios

Gobierno de Baja California

Tijuana, viernes 21 de agosto de 2015.- Por disposición del Gobernador del Estado Francisco Vega de Lamadrid, el secretario general de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, se reunió y sostuvo un diálogo con los alcaldes del municipio de Ensenada, Gilberto Hirata Chico y del municipio de Rosarito, Silvano Abarca Macklis, para buscar una solución al tema de los límites territoriales entre ambos municipios.

Rueda Gómez reconoció el liderazgo y compromiso de los alcaldes en sus comunidades y los convocó a que sea por la vía del diálogo y la construcción de acuerdos la atención a este tema, en tanto se agoten las instancias legales respectivas, tanto en los tribunales como en el Poder Legislativo, para que prevalezca el mejor ánimo, tanto entre los pobladores como entre las autoridades de ambos municipios.

Por parte de los alcaldes de Ensenada y Rosarito, se acordó construir una ruta en común para mantener el orden, la legalidad y la armonía, buscando que no haya fricciones ni se generen preocupaciones adicionales entre las comunidades de los municipios antes mencionados.