Si no pagan al ISSSTECALI, Tecate y Ensenada perderán partidas federales

Los Ayuntamientos de Ensenada y Tecate deben aproximadamente 860 millones de pesos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTECALI), por lo que si no pagan el débito antes de que termine octubre sus partidas presupuestales serán parcialmente incautadas por la institución.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 19 de agosto de 2015.- Javier Meza López, director general del ISSSTECALI, reveló que el instituto ya prepara los procedimientos administrativos de ejecución sobre las participaciones estatales y federales de ambos municipios, toda vez que ello ya lo permiten las leyes de ambas instancias de gobierno.

Pero también abrió un lapso de espera para que concluya la negociación que el área jurídica del instituto abrió la semana pasada con el Ayuntamiento de Ensenada, mediante una empresa financiera que presuntamente apoyará al gobierno de Gilberto Hirata Chico a encontrar canales de financiamiento que permitan diseñar y firmar un plan de pago a más tardar en dos meses y medio.

La idea con Ensenada, explicó el director del instituto, es crear un fideicomiso para pagar el débito en 20 años con la cuenta corriente del ayuntamiento.

Y con Tecate también se mantiene abierto un diálogo que permita lograr un acuerdo. De hecho César Moreno González, presidente municipal de Tecate, pidió tiempo para lograr canales de financiamiento bancario que le permitan reorganizar el pago de la deuda del ayuntamiento con el ISSSTECALI, a más tardar en septiembre de este año.

Meza López, que aceptó como “imposible” cobrar de un solo golpe a los ayuntamientos morosos, detalló que el gobierno de Ensenada debe 560 millones y el de Tecate poco más de 300 millones. El primero no paga desde hace 15 meses las cuotas que descuenta a los trabajadores sindicalizados, y el segundo dejó de pagar hace ocho años.

ISSSTECALI LOGO EDIFICIO ENSENADA

Por esa razón, en agosto de 2014 el sindicato de burócratas del estado, paraestatales y municipios de Baja California amagó con demandar penalmente a los dos gobiernos morosos pero no concretó el ultimátum.

Los otros ayuntamientos, con excepción de Tijuana, también deben al instituto pero contrario a Tecate y Ensenada, regularizaron sus pagos y los cubren puntualmente mes con mes, por lo que no tienen problemas con la institución.

El funcionario reconoció que Tecate y Ensenada sufren complicadas situaciones financieras y económicas por lo que dejaron de pagar las mensualidades, pero el Instituto no puede sostener por más tiempo la moratoria y por ello aplicará procedimientos administrativos de ejecución que elevan la deuda de los ayuntamientos a la categoría de crédito fiscal susceptible a ser cubierto con las participaciones fiscales que reciben.

“Pese a los adeudos que enfrentamos, el ISSTECALI  no los impacta en el servicio que brinda a los derechohabientes de ambos municipios. Estamos conscientes de que a los trabajadores sindicalizados de los gobiernos de Ensenada y Tecate sí les hacen los respectivos descuentos en sus  nóminas, pero esto no se refleja en la recaudación de la institución de salud”, afirmó Meza.

Hirata Chico diseñó en diciembre de 2014 un plan de reestructuración de la deuda total del ayuntamiento mediante un crédito de 960 millones de pesos, pero en enero de este año el gobernador Francisco Vega Lamadrid le propuso pagar la deuda con un préstamo a cargo del gobierno estatal que Ensenada pagaría a plazos. El edil aceptó y redujo a 665 millones el crédito bancario pero el Congreso del Estado prohibió al mandatario estatal la nueva deuda y con ello dejó a Ensenada sin posibilidades financieras para enfrentar su deuda con el ISSSTECALI.