Rotundo rechazo de empresarios agrícolas de Maneadero a categorización de la STyPS

Los empresarios agrícolas del valle de Maneadero rechazaron rotundamente la categorización de las empresas que acordaron las autoridades estatales y federales en la mesa de negociaciones con los jornaleros de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, para determinar quiénes deberán  pagar los salarios pactados de 150 pesos,165 y 180 pesos diarios, según la productividad, superficie sembrada y cantidad de trabajadores contratados por cada empresa.

Olga Aragón / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 19 de agosto 2015.- Raymundo Carrillo Huerta, presidente del ejido Nacionalista de Sánchez Taboada, encabeza a los empresarios agrícolas en su rechazo categórico a “la nueva y arbitraria categorización de las empresas, a las cuales pretende obligar a pagar salarios más elevados basados en un acuerdo que firmaron los agricultores de San Quintín”.

A nombre de los empresarios agrícolas de Maneadero, Carrillo Huerta anunció que interpondrán un amparo para defenderse jurídicamente de lo que consideran “una arbitrariedad del gobierno federal”.

Cabe mencionar que el pasado 4 de junio, el acuerdo de categorización de empresas y aumento de salarios fue pactado por el Consejo Agrícola de Baja California y las autoridades estatales y federales y con los jornaleros de la Alianza de Organizaciones, se aprobó para todo el estado.

En la mesa de negociaciones, presidida por Miranda Nava, subsecretario de Gobernación, los jornaleros del valle de San Quintín consiguieron para todos los trabajadores agrícolas del estado de Baja California incrementos salariales que se establecen en tres sueldos de 150, 165 y 180 pesos diarios, conforme a la categorización de las agroempresas en grandes, medianas y pequeñas.

El sueldo base mínimo será retroactivo al 24 de mayo del presente año; además, se les pagará un bono de fin de año, equivalente a dos semanas de trabajo, antes del 20 de diciembre de cada año.

MALLA SOMBRA AGRICOLA

La Secretaría de Agricultura (Sagarpa) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), junto con el IMSS y el gobierno del estado, se obligaron a identificar a las empresas para categorizarlas.

Se decidió que ninguna empresa pagaría menos del salario mínimo establecido en este acuerdo ni menos de lo que actualmente cubren a sus trabajadores

Esta categorización se realizaría con la participación de una comisión de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social.

Los criterios para definir las tres categorías de las empresas son, entre otros: su capacidad económica, el tamaño de superficie cultivada, la tecnología utilizada, el número de empleados y sus programas de mercadeo y productividad.

“San Quintín no es Maneadero, ni el Consejo Agrícola nos representa a todos los empresarios dedicados a la agricultura”, dijo Carrillo Huerta, luego de ver la categorización que dio a conocer la Secretaría del Trabajo y en la cual califica al «Ejido Nacionalista como en la categoría B”, lo que significa que deberá pagar 165 pesos por jornada diaria a los trabajadores agrícolas que contrata.

“Esa categorización se realizó sin tener un estudio real, sin siquiera tomarnos en cuenta o por lo menos informarnos de qué se trata. Es una arbitrariedad, por ello lo rechazamos”, dijo el presidente del comisariado ejidal.

MANEADERO CAMPO FLORES
Cultivo de flores en Maneadero (Foto: Archivo).

Son por lo menos 16 empresas de Maneadero las que se encuentran dentro de la lista de empresas categorizadas por la Secretaría del Trabajo, conforme a los acuerdos pactados por el Consejo Agrícola de Baja California con los jornaleros aliancistas.

Raymundo Carrillo dijo que esta semana los empresarios agrícolas del valle de Maneadero analizarán con un grupo de abogados la posibilidad de ampararse “ante tal abuso de parte de las autoridades federales, ya que es ilegal e inconstitucional catalogar a las empresas en base a acuerdos signados por personas externas a la misma comunidad”.

El gobierno federal no puede catalogar y obligarnos a pagar un salario que no venga establecido en los tabuladores de salarios aprobados por el Congreso de la Unión y avalados por el presidente de la República como ocurre cada año, a no ser que la Secretaría del Trabajo sea autónoma y que ella pueda cambiar salarios y obligar a los empresarios a someterse a la misma, porque si es así entonces aceptaremos la categorización, pero si no es así, como sabemos que no lo es, entonces tiene que frenar tanto hostigamiento”, retieró Carrillo Huerta.

Entre las 66 empresas categorizadas 16 son de Maneadero, entre ellas figuran el Ejido Nacionalista, Manuel Delgado, Martínez and Sons, Sahara, S. de RL  de CV; Veg-ex, Viva Orgánica, Daniel Magaña Vega de Rancho el Capricho, Hermanos Murillo; Jorge Avalos Urbano de Establo Santa Catalina, María de Jesús Rodarte, Marina Flores de rancho San Martín.

Además de Niruanita de Baja, Rogelio Ávalos Urbano, Saline Seed, Unidad de riego El Laurel, entre algunas otras que quizá no pudimos ubicar.

El sector agropecuario de Maneadero se siente burlado y abusado por parte de quienes han catalogado a las empresas sin una consulta, por lo que ya se prepara un movimiento jurídico para frenar este tipo de abusos y arbitrariedades.