Pretenden crear cementerio submarino en Islas Coronado

Será en los próximos tres meses cuando la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) emita la resolución a un proyecto que busca instalar hasta 100 mil arrecifes artificiales en los próximos 100 años en la zona que comprende el centro y norte de las Islas Coronado, frente a las playas de la ciudad de Tijuana.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 19 agosto 2015.- Se trata de un proyecto para crear en una superficie de 145.8 hectáreas, el primer Parque Memorial (cementerio) submarino de México, en donde se podrán depositar mil nichos especiales anuales con cenizas de personas muertas.

El contenedor tendrá un diseño especial que permitirá el florecimiento de fauna marina hasta convertirlo en un arrecife artificial, manifestó el impulsor de la idea: Jorge Nava Jiménez.

“Por las características particulares el proyecto, la naturaleza inicial del presente proyecto es la prestación de un servicio, pero también cuenta con la naturaleza de ser un proyecto de mejoramiento ambiental”, apuntó.

En el Manifiesto de Impacto Ambiental del proyecto, que consiste básicamente en el transporte, colocación, y monitoreo en el mar de los nichos con las cenizas de la persona fallecida en el fondo marino, se describe que el servicio se prestará a los familiares de aquellas personas que fueron cremadas, ofertando una alternativa para depositar sus cenizas.

– “Se forman nichos con la estructura y materiales adecuados para formar arrecifes artificiales, lo cuales son colocados en el fondo marino. Estos nichos en su conjunto favorecerán el asentamiento y colonización de especies marinas, de tal forma que en el mediano plazo se forman complejos de arrecifes artificiales”, detalla el documento ambiental.

Ubicación física del cementerio en las Islas Coronado (Foto: Cortesía)
Ubicación física del cementerio en las Islas Coronado (Foto: Cortesía)

Explica que a través de este servicio se ofrece la preservación de la memoria de seres queridos, que al mismo tiempo se integran a la naturaleza en un arrecife marino que atraerá una variedad de especies marinas, creando vida después de haber fallecido.

La comercialización del servicio y el proceso de fabricación con la integración de las cenizas en los nichos de los arrecifes artificiales, se realizará en California, Estados Unidos, por la subdivisión “Living Reef Memorial” de la compañía Global Preservation Proyect Corporation.

En México, Jorge Nava y sus asociados se responsabilizarán por el transporte, la colocación en el medio marino de los arrecifes artificiales, y el monitoreo de su comportamiento en el océano.

Si la SEMARNAT da visto bueno al proyecto, posiblemente en un futuro cercano la fabricación de los nichos especiales se traslade a una ubicación cercana al puerto La Salina, en el municipio de Ensenada.

De acuerdo con el MIA, la inversión fija para la ejecución del proyecto es de aproximadamente 400 mil pesos, y la inversión variable de operación se estima en un rango de dos mil a cinco mil promedio por cada nicho que se instale en la zona designada para el arrecife artificial

– “Se proyecta la colocación de aproximadamente 1,000 arrecifes anuales, por lo que la inversión anual de operación podría variar de dos a cinco millones de pesos».