La zona rural de Ensenada, desaprovechada

Cuando conoces la vasta cantidad y calidad de vocaciones de la zona rural de Ensenada y la comparas con las graves condiciones de marginación en que viven sus habitantes, sólo puedes hablar de un abandono gubernamental de docenas de años.

Néstor Cruz Tijerina / Reportaje / A los Cuatro Vientos /Foto principal: Revista Todos Santos

A continuación, un análisis de ambos temas, empezando por las bondades de nuestra tierra. La información fue tomada del Programa Municipal Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable de Ensenada, realizado por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (Imip) de la entidad.

-Agricultura en la Zona Norte

La producción agrícola en la Región del Vino es en su mayoría realizada por empresas de la industria vitivinícola, por lo que la vid es la que mayor superficie sembrada según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Dearrollo rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) con 1,178 hectáreas cosechadas.

Sin embargo no es este producto agrícola el que presenta mayor valor de la producción, ya que el tomate, con sólo 258 hectáreas, presentó un valor de 94 millones de pesos, por lo que se puede inferir que la producción de tomate sea de mayor precio de mercado que la vid, o que la productividad de los productores tomateros sea mucho mayor que la vid derivado de la producción en invernadero.

La actividad agrícola en la Región Ojos Negros-Valle de La Trinidad se centra principalmente en la producción de cebolla, cebollín, chile, papa, tomatillo, lechuga, jitomate cherry, sandia, cebada riego, cebada, cilantro, pastos, avena y trigo, de las cuales se destacan la cebada, cebolla cebollín, tomatillo, cebada riego con un total de 7,154, 1,575, 891, 306 y 260 hectáreas sembradas, respectivamente.

-Agricultura en la Zona Sur

La región de San Quintín mantiene un alto nivel de especialización productiva agrícola, principalmente debido a la cercanía con el estado de California, su clima y el tipo de suelo, lo cual permite que los productores locales canalicen la mayoría de sus productos al mercado norteamericano.

Los productos que se exportan en la región son los siguientes, siguiendo un orden jerárquico en importancia por número de hectáreas sembradas: Tomate de vara, cebolla, pepino, tomate en malla sombra, fresa y calabacita.

Además se produce una amplia variedad de hortalizas y cereales; sin embargo, estas no son significativas en cuanto superficie sembrada. Se trata de: Tomate de suelo, chile, ejote, sorgo para forraje, tomatillo, maíz, frambuesa, brócoli, pepino de invernadero.

POBLACION RURAL VS URBANA TABLA

Otra de las actividades agrícolas importantes en la región es la producción de semilla, de las cuales destacan las siguientes: Flores, melón, sandía, chile, tomate, pepino y calabacita.

De igual manera, es importante tomar en cuenta los productos que se están produciendo en mayor medida por riego, ya que nos permite visualizar cuáles son los que tienen más valor, de los cuales se pueden destacar: Frambuesa, tomate vara, pepino, col de brúcelas, semilla leek, brócoli, apio y calabacita.

En la modalidad de temporal básicamente se producen en la región cereales, como el frijol y maíz en el ciclo primavera-verano y trigo y cebada en el ciclo otoño-invierno.

La actividad agrícola en la región de Punta Colonet se lleva a cabo haciendo uso de sistemas de riego y bombeo que se abastecen de los mantos freáticos.

Las hortalizas que se producen ahí son: jitomate saladette, jitomate, fresa, chile, cebolla, col de brúcelas, tomatillo, calabacita, cebollín, tomate cherry, rabanito y betabel, destacándose por amplio margen el jitomate con más de 70 mil toneladas anuales, de las cuales la mayoría se obtienen bajo sistemas de riego, invernadero o malla sombra. Otro tipo de cultivos importantes en la región son la vid, espárrago, alfalfa y olivo, los cuales se encuentran principalmente en las delegaciones de San Vicente y Colonet, mientras que en Santo Tomas la agricultura en su mayoría es de temporal, con bajos rendimientos por hectárea y por la escasez de agua que es incipiente.

En la parte más al sur del municipio la actividad agrícola se concentra en la delegación Villa de Jesús María, donde se produce principalmente alfalfa, cultivándose un total de 90 hectáreas anuales en la temporada primavera-verano.

-La Ganadería en la Zona Norte

El último censo ganadero reportó la existencia de 68,953 cabezas de ganado bovino y 6,425 de ganado porcino en Ensenada. En la Región del Vino fueron 4,261 cabezas de ganado bovino, 178 de ganado porcino, 3,418 cabezas de ovino y 176 de caprino.

El Censo Ganadero Municipal de Ojos Negros reporta que la mayor parte del ganado bovino es de crianza para carne, con 6,191 cabezas y 2,307 cabezas para producción de leche.

POBLACION INGRESO TABLA

El Censo Ganadero en el Valle de la Trinidad, proporcionado por la Delegación de Sagarpa, reporta también la mayor parte en ganado bovino, con 5,148 cabezas y 1,789 cabezas de ganado caprino.

-Ganadería en la Zona Sur

La producción ganadera en la Región Colonet es muy pequeña y se realiza en su mayoría con prácticas tradicionales; sin embargo, se conoce que actualmente dicha actividad en la región se encuentra en crisis debido a sequías.

La producción pecuaria en la región de San Quintín fue principalmente bovino de carne, con un total de 4432 cabezas, seguida por ganado ovino con 1471 cabezas y porcino con 707 cabezas; el ganado caprino registra 645 cabezas. El resto de la producción pecuaria no es significativa.

La actividad pecuaria de la Región Sur se realiza principalmente en la delegación Punta Prieta, El Mármol y Calmalli, con una producción aproximada de 10,500 cabezas de ganado bovino, el cual es el más significativo. Sin embargo también se produce una ínfima cantidad de porcinos, ovinos, caprinos y equinos.

-Minería

La minería en el municipio de Ensenada se perfila a incrementar su peso económico en la región, tanto en la generación de empleo como en la producción bruta total, debido a que la mayoría de las zonas explotables y explotadas del estado se encentran aquí.

Actualmente la explotación de arena, agregados pétreos, grava, caliza, yeso y arcillas son las que más aportan en el valor de la producción minera, de lo cual es necesario señalar que la explotación de arena representó el 55.65  por ciento, lo que es por mucho el mineral que más participa en la producción Estatal

Las minas de explotación de minerales no metálicos localizadas en Ensenada se encuentran en los depósitos de Punta China, el Mármol, el Gallo, San Marcos, Cantera Matomí, San Quintín, Maneadero, La Misión, de las cuales lo que principalmente se explota es caliza, arena y arcillas, destacándose la empresa Cementos Guadalajara

Aquí también existe un potencial de la pequeña minería para la explotación de oro.

POBLACION ANALFABETA TABLA

-La minería en la Zona Sur

La actividad minera de la Región Sur se concentra en la delegación El Mármol; los principales productos mineros que se obtienen son ónix, cobre, oro, plata, zinc y el molibdeno; la principal compañía minera es Minera el Arco, con una inversión de 1 millon 500 mil pesos, la cual genera aproximadamente 1400 empleos. Se encuentra ubicada en El Arco, Ensenada.

Actualmente solo se realiza una actividad minera de manera legal en la región de Punta Colonet; sin embargo se han descubierto algunos yacimientos importantes de oro, plata, caliza y hierro en las regiones de Valladares y Punta China. La empresa Cementos Guadalajara explota un promedio aproximado de 80 mil toneladas de caliza al mes para producción de cemento.

En la región de San Quintín se explotan minerales no metálicos como la piedra bola, granito, mármol y escoria volcánica, de los cuales se destacan, por nivel de inversión y empleos generados en la región, la piedra bola, laja, escoria volcánica y sal.

-Actividad pesquera y acuícola

La importancia económica que el sector pesquero de Ensenada representa en el estado es notable; eso se confirma al ver que una participación del 70 por ciento del total del personal ocupado en ese sector está en el municipio, seguido por Mexicali con el 25 por ciento.

En la actualidad, en Ensenada se producen siete especies con alto valor comercial a nivel mundial: Abulón (halioti ssp.), atún aleta azul (thunnusthynnus), camarón (penaeu ssp), almeja generosa (panopea generosa y panopea globosa), erizo de mar (strongylocentrotuss), langosta (panulirus interruptus) y pepino de mar (isostichopusfuscus); de las cuales las primeras tres son especies acuícolas (cultivo) y el resto son especies de pesca (captura).

El valor de la producción en el municipio se concentró en la pesca de diversas especies, representando un 39.8 por ciento del total; no obstante, la acuicultura tiene una participación importante en su totalidad, 29.8 por ciento.

Los principales especímenes que se cultivan en el municipio son abulón rojo, almeja roñosa, atún aleta azul, camarón blanco, lenguado, mejillón mediterráneo y ostión japonés y kumamoto.

El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) se ha destacado por contar con un laboratorio de producción de semilla de peces marinos, con la producción promedio de lenguado y totoaba, en el orden de 100 mil huevos por incubadora, aplicando un presupuesto 7 millones 800 mil pesos, destinado al desarrollo de núcleos genéticos.

Por otro lado, a pesca deportiva tiene gran relevancia en la región; las principales especies para ella son: albacora, barrilete, curvina, jurel, barracuda, dorado, bonito y pez espada.

PESCA SARDINA

Esta actividad representa un atractivo principalmente para el puerto de Ensenada, San Quintín, Bahía de los Ángeles, Punta Banda, Bahía de Todos Santos, Bahía San Francisquito y Bahía San Luís Gonzaga, debido a que en estos lugares se pueden encontrar especies propias para la actividad.

Además, existen diversos torneos de pesca. Ensenada cuenta con un amplio mercado regional, nacional e internacional para los productos procedentes del mar, dentro de los que destacan República Popular de China, Japón, Tailandia, Malasia, Francia, Estados Unidos, Taiwán, Costa Rica, entre otros.

El mercado internacional de productos de la pesca y acuicultura ha presentado un incremento en su demanda. Los países asiáticos son los principales productores y al mismo tiempo el mayor mercado de este producto.

Específicamente, China consume en promedio el 33 por ciento del volumen a nivel mundial, con un consumo per cápita anual de 25.7 kilogramos, sólo debajo de Japón, que tiene 66.1 kilos.

No obstante, los mayores importadores son la Unión Europea, Japón y Estados Unidos, con el 62 por ciento del volumen total.

Las actividades pesqueras y acuícolas del Estado se encuentran concentradas en el Municipio de Ensenada, existiendo en la acuicultura una especialización en producción bruta total y el valor censal agregado bruto.

«No obstante eso no se ha reflejado en la cantidad de empleos que genera; aunque considerando las tendencias internacionales en esta rama, existen expectativas en el crecimiento de la mano de obra intensiva y especializada, con una alta generación de valor agregado en la economía local», considera textualmente el estudio del Imip.

«Las condiciones del sector pesquero en ensenada se enfrentan a más problemáticas, lo que influye en su desarrollo; existe un déficit en infraestructura que permita su crecimiento e impulso. Por otro lado hay una falta de centros de concentración, almacenaje y distribución del recurso; además, falta en condiciones para poder comercializar y trasladar el mismo; no hay presencia significativa de inversión, que no vaya más allá de la sustitución de motores, lo que converge en contar, en su mayoría, con una flota pesquera antigua y obsoleta, que no tiene las características necesarias para realizar pesca de alto rendimiento y de generación de valor agregado.

POBLACION SIN ACCESO SALUD TABLA

– La pesca en la Zona Sur

La actividad pesquera en la región de Punta Colonet es principalmente ribereña y produce anualmente, en promedio, 7 millones y medio de pesos. Sin embargo, la tendencia observada a partir del 2005 es una caída en el volumen de producción de casi la mitad, de igual manera en valor de la producción.

La actividad pesquera en la región San Quintín es llevada a cabo por 22 permisionarios divididos en ostricultura, la cual se lleva a cabo en Bahía Falsa, y cultivo de camarón blanco en estanques; además de la explotación de alrededor de 38 especies, de las que destacan 7 por volumen de extracción, las cuales son: Ostión, cangrejo, rockot, erizo, tiburón y pepino de mar.

-El turismo en la Zona Norte

La principal actividad realizada en la Región del Vino es el turismo. Visitas guiadas a las empresas vitivinícolas, hotelería, restaurantes, museos, galerías de arte, y algunos conciertos son los atractivos más significativos.

También destacan las fiestas de la vendimia realizadas en Francisco Zarco, El Porvenir y San Antonio de las Minas, así como el campeonato estatal de ciclismo de montaña y la fiesta tradicional del patrono realizada en San Antonio de las Minas. Además, en esta zona norte del municipio de Ensenada se realiza la fiesta de aniversario de la fundación de La Misión.

La principal actividad turística en la región Ojos Negros, por otro lado, es realizada principalmente por ranchos ubicados en la zona, los cuales brindan servicios de hospedaje y recreación haciendo uso de atractivos regionales como la flora y fauna endémica, paisajes y cultura regional.

Los ranchos que brindan dichos servicios son: Agua Caliente, Góngora, Pino Colorado, Parque Nacional Constitución de 1857, Rancho Rodeo del Rey, Misión de Santa Catarina y Poblado el Álamo.

-El turismo en la Zona Sur

El turismo en la región Punta Colonet es aún incipiente y se basa fundamentalmente en zonas de campamento cuyos usuarios son, en su mayoría, personas con casas rodantes y equipadas para subsanar sus necesidades debido a la escasez de servicios turísticos.

POBLACION SERVICIO VIVIENDA TABLA

Sin embargo, la potencialidad turística regional es muy grande aunque representa también un reto la situación actual de escasez de agua, la cual es el principal inhibidor de inversión regional, aunado a la carencia de infraestructura carretera y vialidades.

El turismo en la región San Quintín se fundamenta principalmente en las actividades de pesca deportiva durante los meses de julio y septiembre, lo cual provoca una derrama económica en la industria hotelera y restaurantera regional.

La capacidad instalada de la industria hotelera en la región es de 16 hoteles y moteles con un total de 365 habitaciones; sin embargo, se observa que dichos hoteles se mantienen a la mitad de su capacidad o menos, con excepción de los meses de julio y agosto, con una ligera tendencia a partir del mes de junio.

«Es importante destacar que en la región existe una promotora turística de San Quintín A.C, con el objetivo de articular los esfuerzos regionales entre instituciones y empresarios en la gestión, organización y utilización de los recursos financieros con el propósito de vincular a los empresarios, capacitarlos y ofrecer consultoría».

La principal actividad turística que se realiza en la Región Sur, con sus principales atractivos, son la pesca deportiva, hospedaje hotelero, avistamiento de aves, ballena de aleta, ballena gris y tiburón ballena en la delegación Bahía de los Ángeles; también además se realizan algunas actividades como buceo libre, recorridos turísticos y excursiones a islas.

La industria hotelera regional se encuentra concentrada principalmente en Bahía de los Ángeles, con un total de 9 hoteles y campos turísticos y 2 en Cataviña, en la delegación El Mármol.

La actividad comercial se limita principalmente a negocios de abarrotes, los cuales abastecen a la población local de insumos necesarios, concentrándose la mayor parte de esta actividad en la delegación Bahía de los Ángeles.

PROBLEMÁTICAS DE LA ZONA RURAL

-Zona Norte. Región del Vino (San Antonio de las minas, El porvenir, Francisco Zarco y La misión)

VALLE GUADALUPE 2

Los principales problemas de orden social en la Región del Vino se identifican como los de cobertura y calidad de los servicios públicos, salud y educación; aunados a la falta de presencia de los tres órdenes de gobierno.

Sus potencialidades son básicamente naturales y las que le brindan la cercanía con las áreas urbanas; ello le permite a esta región ser privilegiada entre las zonas rurales, como una de las zonas más desarrolladas del municipio.

En resumen, una de las premisas en dicha región debe ser, en primera instancia, el aumento en cobertura y calidad en la presencia gubernamental, así como la coordinación entre federación, estado y municipio con la finalidad de incrementar la eficacia y eficiencia en las actividades de control, supervisión, planeación y asignación de recursos.

-Región Ojos Negros – Valle de la Trinidad (Real del Castillo y Valle de la Trinidad, Puertecitos)

La región Ojos Negros-Valle de la Trinidad es una de las que tiene mayores potencialidades naturales, ya que por su clima y variada topografía, existen vastas tierras cultivables y atractivos paisajes para sus visitantes, lo cual da pie a un potencial turístico importante.

Actualmente este potencial es explotado a pequeña escala, ya que la infraestructura turística se reduce a algunos ranchos y áreas de acampar.

Otra expectativa importante en la región es la existencia de especies endémicas, las cuales pueden significar otro pilar para el desarrollo de actividades turísticas.

La agricultura es importante, pero existe un problema con la limitada disponibilidad de agua, convirtiéndose este asunto en un factor inhibidor del crecimiento; sin embargo, la situación de la región es menos precaria que en otras con problemas de escasez.

POBLACION CASAS SIN DRENAJE

La población de la región tiene problemas de cobertura educativa, de salud y seguridad pública, así como en la vivienda por el tipo de material de construcción. La deserción y la mala calidad educativa es también un problema.

«Es necesario subrayar que en la región se tienen fuertes problemas de índole ambiental, asociados con la sobreexplotación de los acuíferos por malas prácticas; así como el deterioro paulatino de la tierra de cultivo llevado a cabo por compañías, quienes no rotan los cultivos e impactan directamente en la calidad del suelo», reza el documento.

Además existen problemas de contaminación por el uso indiscriminado de insecticidas y agroquímicos, desmonte de áreas forestales para actividades culturales, cacería furtiva y realización de carreras todo terreno que destruyen parte del ecosistema.

«Es necesario aumentar la presencia gubernamental para eficientar la supervisión, control y penalización del abuso de los recursos naturales e invertir en infraestructura y recursos humanos para mejorar la calidad de vida de la población, así como regularizar la tenencia de la tierra», sostiene el Imip.

Zona Sur. Región Colonet (Santo Tomas, Eréndira, San Vicente y Punta Colonet)

La Región Colonet es una de las más marginadas económica y socialmente, debido a la carencia de servicios públicos básicos, insuficiencia de atención médica, problemas de cobertura en todos los niveles educativos, ausencia de áreas y actividades recreativas deportivas y culturales y falta de pavimentación.

«Es necesario hacer énfasis en que uno de sus principales problemas es su poca población y su dispersión geográfica, lo cual convierte el desarrollo económico y social de la región en un verdadero reto para sus habitantes y las autoridades».

Las potencialidades de la región son principalmente naturales para desarrollar, entre otras, actividades portuarias; sin embargo existe actualmente un fuerte problema con la disponibilidad de agua, que es el principal inhibidor del crecimiento en la región, debido a la escasa actividad económica principalmente agrícola, minera y acuícola.

POBLACION CASAS SIN AGUA

«Por este motivo es indispensable poner énfasis en el control de la extracción de arena de los cauces de arroyos y las prácticas de consumo de agua por los pobladores y agricultores, procurando preservar las potencialidades naturales de la región, mediante el aumento cuantitativo de la presencia de entidades gubernamentales en la región, que permitan penalizar y supervisar el manejo adecuado de los recursos naturales para preservar las expectativas de aprovechamiento natural y territorial de la zona en proyectos posteriores».

-Región San Quintín (Camalú, Vicente Guerrero, San Quintín, no se considera El Rosario)

La Región San Quintín es una de la más prósperas del municipio de Ensenada., Sin embargo, se deben atender las necesidades de salud, educación, vivienda, servicios públicos y recreación de la población, los cuales actualmente muestran insuficiencia en la calidad del servicio.

«Otro aspecto importante es el cuidado del medio ambiente que se encuentra en una situación de desatención, se sobreexplotan los mantos freáticos; además de la existencia de letrinas en la superficie, que son una de las principales fuentes de contaminación de la tierra. Asimismo, el saqueo de material pétreo de las cuencas y el desmonte son los principales problemas ambientales».

El estudio considera que su potencial económico hace de la Región San Quintín uno de los principales polos de desarrollo del municipio de Ensenada:

«Aunque se debe siempre buscar una mayor calificación de su mano de obra y un desarrollo en infraestructura, que permitan agregar un mayor valor a sus mercancías, atender nuevos nichos de mercado y hacer crecer su economía con la finalidad de aumentar el ingreso de su población».

-Región Sur (Punta Prieta, El Mármol, Bahía de los Ángeles, Villa de Jesús María, Isla de Cedros)

La Región Sur es la zona con mayor rezago en los ámbitos económico, social, institucional y de desarrollo rural, debido a las carencias en servicios de salud, servicio de ambulancia, educación, recreación, vivienda, servicios públicos, seguridad e infraestructura vial.

«Además, está la problemática asociada con la escasez de agua en la región, lo cual tiene impactos fuertes en las expectativas de crecimiento económico y desarrollo socioeconómico de la región».

Existe poca diversidad de actividades económicas, que son principalmente del sector primario como la pesca y ganadería. Por otra parte, la incipiente actividad turística llevada a cabo principalmente en la delegación de Bahía de los Ángeles, muestran un escenario poco favorable para sus habitantes.

«Esto se ve reflejado en sus niveles de ingreso e indicadores de calidad de vida (marginación y desarrollo humano). La presencia gubernamental de los tres órdenes es ínfima, por lo que la cultura de la legalidad es prácticamente inexistente.

El Imip considera por último que es necesario realizar actividades de planeación en uso de suelo y aumentar la presencia gubernamental en la región, así como mejorar la cobertura policiaca mediante la inversión en infraestructura, para tratar de cubrir los más elementales servicios públicos para la mayor parte de la población.