UABC: El constitucionalismo inofensivo y la conferencia de Diego Valadés

  1. Introducción. Este viernes 7 de agosto de 2015 en la Sala de Usos Múltiples de Universidad Autónoma de Baja California (UABC) Unidad Tijuana, Diego Valadés Ríos expuso una conferencia con la solemnidad y erudición que le son propias. Aunque negó que los múltiples e interesantes detalles históricos de su conferencia tuvieran afán de erudición, logró probar una vez más ser un estudioso, un erudito. Habló del constitucionalismo, esa estructura del pensamiento otrora ligada a salvaguardar los derechos de los pueblos y de las personas, pero que en el dolorido México de los años recientes, por obra y gracia de  los codiciosos neoliberales ha degenerado en un Frankenstein.

Daniel Solorio Ramírez* / A los Cuatro Vientos

  1. Ese tipo de constitucionalismo que ya no lo es.

Un nutrido grupo de estudiantes y profesores le escuchamos con agrado. Diego disertó con singular brillantez “La Elección del Presidente en México y los Estados Unidos”. Se movió ágilmente en el abstracto mundo de las formalidades constitucionales. Habló de ese tipo de constitucionalismo inane que ha tiempo dejé de admirar. Hizo abstracción de nuestras dolorosas realidades constitucionales, se abstuvo de tocar, ni con el pétalo de una leve crítica, los atropellos inferidos por los presidentes neoliberales a los derechos del pueblo mediante múltiples y fraudulentas reformas a la Constitución. Diego permaneció en el inofensivo  mundo de las abstracciones; habló de una Constitución hipotética, que opera en el vacío. No tenía ganas de apoyar sus ideas en la vida real del pueblo.

  1. Otras omisiones de Diego.

Desdeñó el sistema de segunda ronda en la elección presidencial porque – dijo—, arrojaría “un presidente plebiscitario” pero  nunca  explicó por qué ese tipo de presidente sería un adelanto o un retroceso en esta coyuntura en que el electorado mexicano está partido en dos, como han probado las dos elecciones presidenciales en que el PRIAN ha tenido que enfrentar los millones de votos que AMLO ha recibido y que aumentarán con mucho  en 2018. Si en 2006 y 2012 hubiéramos tenido segunda ronda electoral, ni Calderón ni EPN habrían asumido la presidencia en plena ilegitimidad. Eso lo digo yo, no Diego Valadés.

  1. Diego el evasivo.

Con cierta timidez, un profesor de Derecho-Tijuana preguntó sobre » las reformas estructurales» del gobierno de EPN, y en especial sobre la «evaluación» impuesta a los maestros de educación básica mediante la “Reforma Educativa”, Diego afirmó cautelosamente que es “necesaria”, pero que él “la preferiría” promocional y no sancionadora. Hasta ahí llegó su cauta respuesta. Diego pertenece a esa estirpe de ministros que en 1995 aceptaron ser expulsados (literalmente) de la Suprema Corte a cambio de jugosas pensiones vitalicias que el presidente Zedillo les otorgó, con dinero del erario.

Ernesto Zedillo, el arquitecto de esa atrocidad llamada "pensión vitalicia" para ex magistrados de la SCJN (Foto: Memoria y fraude).
Ernesto Zedillo, el arquitecto de esa atrocidad llamada «pensión vitalicia» para ex magistrados de la SCJN (Foto: Memoria y fraude).
  1. Una atrocidad de Diego.

Salvo que alguno de mis co-oyentes me corrija, Diego tuvo un severo desliz: elogió la “Ley Patriótica” que a raíz de los espantables avionazos contra la torres gemelas autorizó al gobierno de Bush a pisotear “legalmente” los  derechos humanos, encarcelando y torturando por tiempo indefinido a toda persona con “apariencia sospechosa”. Diego dijo, muy orondo, que “nadie ha dicho” que el gobierno estadunidense haya hecho mal uso de esa ley. Varios oyentes quedamos pasmados. ¿No sabe nuestro ilustre conferenciante de los horrores cometido por las tropas estadounidenses en las prisiones clandestinas de Guantánamo y Abu Ghraib?

  1. Mario Herrera, el clausurador.

Aunque la conferencia fue impartida en UABC, para estudiantes y profesores de UABC, la clausura corrió por cuenta de Mario Herrera, secretario de Educación del gobernador Kiko Vega. No pude entender por qué no clausuró la vicerrectora María Eugenia Pérez Morales, o Daniel Octavio Valdéz Delgadillo, o Luis Sandoval Figueroa, vicerrectora  y directores de Derecho Mexicali y Tijuana respectivamente. Ciertamente Mario Herrera es un profesor de UABC, pero ahora está bajo la férula del gobernador Kiko Vega, y no del rector Juan Manuel Ocegueda. En materia de autonomía universitaria los símbolos cuentan, y mucho. Supongo que al rector no le da igual que así sean las cosas.

  1. Un invitado para molestar al magisterio.

Finalmente el secretario de Educación de Kiko Vega anunció un ciclo de conferencias en homenaje a los 100 años de la Constitución de 1917, y adelantó que su primer conferenciante será Emilio Chuayfeet, justamente el operador de la reforma educativa-punitiva. Supongo que Mario Herrera se propuso molestar a los miles de maestros de los que él mismo es patrón por cuenta del gobierno del Estado. Bien sabe que miles de maestros rechazan con justificada virulencia el despojo de sus derechos laborales y no obstante invita a inaugurar su ciclo de conferencias al operador de ese despojo. Algo inusitado en Mario, un profesor acucioso a quien respeto y cuya obra escrita admiro.

DANIEL SOLORIO RAMIREZ* Maestro en Derecho Público. Ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California. Profesor de la UABC.