Pedro Quezada: el momento de dar la cara por caso «Nico»

Para Pedro Quezada Vázquez y Verónica Casillas Romero, esposos que fueron captados en una imagen de presunto abuso a un indigente que tuvo resonancia internacional, es el momento de poner en marcha un proyecto social que nace de la reflexión en el incidente que les costó su empleo y el escarnio de un sector de la sociedad y medios de comunicación que actúan “con doble moral” y “sin profesionalismo”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / Foto principal: SDPNoticias.

Ensenada, B.C., a 5 agosto de 2015.- El 16 de agosto realizarán la primera de varias actividades de apoyo a grupos vulnerables, que viven de la mendicidad y en la miseria, y comenzaron a platicar con periodistas que estén dispuestos a detallar el contexto de la fotografía que una persona filtró a los medios de comunicación “quizá con la intención de dañar” la imagen familiar y profesional del matrimonio, o la del empresario Francisco Argüelles.

Nosotros no somos malas personas, siempre  hemos ayudado a la gente y de eso hay muchas personas que pueden dar testimonio (…) Estoy de acuerdo y respeto la libertad de expresión que se ejerce en las redes sociales respecto al tema de la foto (…), pero otra cosa es la incongruencia: lo que decimos no corresponde muchas veces a nuestro actuar y ahí es donde entra la doble moral. Ahora resulta que nos asustamos, nos persignamos con esto (la imagen de la fotografía), pero es algo que muchas veces y mucha gente hace”, expresa Quezada Vázquez.

Pedro Quezada Vázquez es licenciado en Derecho y maestro en Derecho Constitucional y Amparo. Hasta las 9 de la mañana del 22 de julio fue director de la Facultad de Derecho del Centro de Estudios Universitarios Xochicalco (CEUX), campus Ensenada, cargo que ocupó por más de tres años. Impartió diversas materias en la institución educativa y trabajaba en la reacreditación nacional del CEUX en la Federación de Instituciones Mexicanas Instituciones Particulares de Educación Superior (FIMIPES) cuando decidió renunciar.

Su esposa es la licenciada en Derecho Verónica Casillas Romero, que trabajó ocho años en la Procuraduría General de Justicia del Estado como defensora pública en el área penal, empleo al que renunció cuando estalló el escándalo mediático.

PEDRO QUEZADA VAZQUEZ CASO NICO
Pedro Quezada Vázquez y Verónica Casillas Romero (Foto: internet)

– ¿Qué fue lo que sucedió el 22 de julio?

Esa noche fuimos a una graduación que terminó aproximadamente a las 12 de la noche del viernes 17 de julio. Planeamos seguir en un lugar tranquilo en la calle Ryerson y Primera, de donde salimos a las 2.30 del sábado 18.

– ¿El grupo de personas que los acompañaba se conoce y sale frecuentemente?

Sí, con una pareja tenemos muchos años de conocernos y salir; con las otras dos parejas salimos desde hace un año, no somos grandes amigos pero convivimos en algunas reuniones.

Entonces nosotros somos la segunda pareja que salimos. En la primera va la amiga que toma la foto. Nos paramos en la banqueta para ver qué hacíamos para ir a cenar, Íbamos en tres carros, Otra amiga me jala del hombro y me dice “foto, foto”. El indigente no estaba ahí pero al estar posando, mi amiga  le pide que se acerque; él se acerca, nuestra amiga toma la foto y yo en ese momento comienzo a retirarme con mi esposa y eso se ve muy claro en un video que ya se transmite en redes sociales y algunos medios de comunicación.

– ¿Por qué se ríen en la imagen?

En ningún momento ni mi esposa ni yo nos estamos burlando del indigente y menos nos damos cuenta de que un compañero está agarrando la cuerda. Sí, aparecemos en la foto riéndonos pero era porque estábamos hablando de otras cosas. Era de cura (broma) entre nosotros, no era burla de “Nico”.

– ¿En qué momento se dieron cuenta de que la foto estaba en internet?

Hasta la mañana, temprano. del sábado cuando mi esposa me dice que está en el muro de facebook de nuestra amiga. La veo, no me gusta y le digo a mi esposa que está mal, que hable con Lupita (la mujer que tomó la fotografía) y que la borre. Tengo entendido que sí lo hizo y ahí quedó todo hasta el miércoles 22, en que arrancó todo.

– ¿Cómo es entonces que llega a los medios de comunicación y a las redes sociales?

Creo que alguien tomó la foto en las horas en que estuvo en el muro de nuestra amiga y la filtró muy probablemente con ánimo de dañar. Se trata de alguien que de seguro me conoce, conoce a mi esposa o conoce a Paco (Francisco Argüelles), porque somos a los únicos que perfectamente nos ubican cuando empezó todo.

La fotografía que se filtró a los medios de comunicación y a las redes sociales, editada (Internet)
La fotografía que se filtró a los medios de comunicación y a las redes sociales, editada (Internet)

– ¿Cómo ha cambiado su vida luego del escándalo?

Obviamente no estamos acostumbrados a este tipo de problemas. En la mañana del miércoles, cuando nos preparamos para ir a trabajar, alguien nos llama para decir que la foto esta publicada en los medios y ahí cambia nuestra vida por completo.

Antes de las nueve de la mañana mi esposa y yo acordamos renunciar a nuestros trabajos para no involucrar a las instituciones en donde laboramos. Por eso lo hicimos, no por sentir culpa ni vergüenza.

Vinieron luego una serie de sentimientos encontrados porque al poco rato empezamos a encontrar también un gran apoyo y solidaridad de nuestras familias, de nuestros amigos y yo incluso de mis clientes. Hasta hoy puedo decir que si bien perdí mi empleo académico, en lo que corresponde a mi despacho jurídico sólo perdí a un cinco por ciento de mis clientes. Y ahora que sale el video donde se ve claramente que nosotros no tenemos ninguna culpa en esto, más gente nos da y nos reitera su apoyo.

– ¿Han recibido agresiones en la calle?

No, no nos vamos a victimizar. Ni mi esposa ni yo hemos sido agredidos por la gente en la calle o en lugares públicos, pero de parte de los medios a mis hijos y a los hijos de mis amigos y compañeros, sí. Es lamentable que involucren a la familia cuando nada tuvieron que ver en los hechos, e incluso los desvirtúen.

– ¿Qué aprendizaje les deja esto?

Mi esposa y yo pensamos que no cometimos ninguna humillación hacia nadie, pero sí hay una reflexión de vida la cual nos hace pensar en muchos temas, sobre todo recordar que vemos a mucha gente vulnerable, indigente, de escasos recursos, gente de la tercera edad, niños en situación de calle y no hacemos nada por ayudarlos, y pienso que todos debemos hacer más, incluyéndome perfectamente en esa parte.

Nosotros no somos malas personas, siempre  hemos ayudado a la gente y de eso hay muchas personas que puede dar testimonio. Mi esposa era defensora de oficio y siempre ayudó a sus representados cuando incluso no tenían dinero para comer o llamar por teléfono y, repito, de eso hay muchos testigos. Y yo como académico apoyé a muchos de mis alumnos y ellos pueden decir si miento.

Nicolas, en una imagen de 2014 (Foto: Edgar Lima, La Jornada de Baja California).
Nicolas, en una imagen de 2014 (Foto: Edgar Lima, La Jornada de Baja California).

– ¿Han hecho planes de qué van a hacer ahora?

A raíz de lo que pasó y la reflexión de vida que hemos hecho, mi esposa y yo, junto con algunos de nuestros amigos, decidimos crear una asociación civil de apoyo a la gente pobre e indigente. El 16 de agosto al mediodía realizaremos un primer evento en la colonia Popular 89. Ofreceremos consultas médicas, asesorías jurídicas básicas, corte de pelo gratuito y algo de comida y bebida.

Recibimos el apoyo de nuestros familiares y amigos que nos quiere ayudar, pero el peso fuerte de esto lo aportamos mi esposa y yo; claro, conforme a nuestras posibilidades económicas.

– ¿Y Nico?

A Nicolás lo queremos ayudar. De hecho el día en que salió la foto nos quisimos acercar con él pero está enfermo y no nos contestó. No lo podemos obligar a nada.

– ¿Qué piensa de la respuesta que tuvo la fotografía en las redes sociales?

Básicamente dos cosas. Por un lado está la libertad de expresión, con lo cual estoy totalmente de acuerdo y la respeto porque se trata de un derecho constitucional que tiene la gente; se debe ejercer y está bien, independientemente de lo que digan de mi esposa y de mí.

La otra parte tiene que ver con la incongruencia de la gente. Lo que decimos no corresponde muchas veces a nuestro actuar y ahí entra la doble moral. Ahora resulta que nos asustamos, nos persignamos con esto, pero es algo que muchas veces hacemos. Y preciso: hay mucha  gente que sí ayuda mucho, que sí es congruente, pero desgraciadamente gran parte de la sociedad no lo es. Y esto también es motivo de una reflexión para esa gente, así como lo ha sido para nosotros. Lo importante no es tachar esa doble moral sino cambiar, aportar, ayudar y hacer ésto un hábito.

– ¿Y de los medios de comunicación?

Algunos de ellos se manejan con amarillismo, la nota no la confirman y la manejan asumiendo los hechos como si fueran ciertos. Manejaron la foto como si tuviera movimiento; es decir,  no reflexionaron que se trata de la captura de un instante, en un segundo, pero ahora hay un video que le da un contexto completo del hecho.

– ¿Qué reprocha a los medios?

Algunos publicaron que todos le pusimos a Nico la cadena y que todos lo humillamos, y eso es totalmente falso. Así se confirma en el video. Nicolás ya traía la cuerda en el cuello, no en la cintura como dicen otros medios. Gente que ha visto a Nico en la calle lo ha visto a veces con cuerdas y la gente de Ensenada sabe que así es, lo cual no justifica ningún abuso de nadie a su persona.

Nos han preguntado que por qué no le quitamos la cuerda; yo digo que si a Nico le gusta andar algunas veces con ellas lo debemos respetar.

Entonces varios medios criticaron lo que ocurrió en un instante, pero de ese instante sacaron conclusiones que nada tienen que ver con lo que realmente pasó. Además, editaron la foto y pusieron encabezados que inducen la respuesta de la gente porque saben que eso es lo que vende, sin importar el daño que pueden ocasionar con su proceder. Por eso pienso que hace falta que trabajen con más profesionalismo.