Alerta IMSS a no comprar ropa usada; puede provocar graves enfermedades

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lanzó una alerta para que la gente no compre ni se ponga ropa usada de importación a Baja California porque puede estar contaminada con virus, ácaros, piojos y bacterias causantes de enfermedades tan graves como dermatitis, tiña, sarna y gonorrea.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 4 de agosto de 2015.- El doctor Arturo Rentería Lara, coordinador de Prevención y Atención a la Salud de la delegación del IMSS en el estado, destacó que las prendas usadas que normalmente se adquiere por pacas también podrían contener algún  químico peligroso para los humanos, razón por la cual el sector salud y las autoridades hacendarias han declarado ilegal importar al país ese tipo de productos.

Reveló que la ropa usada que se comercializa  en tiendas de segunda, tianguis y saldos pueden tener diversos orígenes: “de segundo uso, traída de otros países, rescatada de tiraderos, o bien puede provenir de asilos, morgues y hasta panteones”.

Recordó que los consulados de los Estados Unidos informan a los ciudadanos de su país que por restricciones de la Aduana Mexicana en la frontera, es ilegal introducir a México incluso ropa usada para donación caritativa y que todo envío de ropaje usado, textiles y otros artículos están específicamente prohibidos a la importación  por los reglamentos hacendarios de nuestra nación.

Pese a ello, la Organización de Naciones Unidas (ONU) reportó que en 2014 México comercializó 30 millones de dólares en ropa usada que importó de los Estados Unidos, el principal exportador de esta mercancía en el mundo seguido de Reino Unido, Alemania, Corea del Sur y Holanda.

Al respecto la Mesa de Combate a la Ilegalidad —integrada por instituciones del gobierno federal así como por confederaciones y cámaras industriales— informó en junio en los dos últimos años se han registrado meses en los cuales hasta el 80 por ciento de las mercancías de contrabando de los sectores textil, del vestido y del calzado ingresan al país al amparo de jueces, secretarios u otros empleados judiciales quienes, a la luz del silencio del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), actúan en impunidad

“En el mejor de los casos, los procesos de sanción administrativa en su contra son tardíos y frágiles; y los penales, inexistentes”, informó Moisés Kalach, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil.

El empresario citó como referencia que a julio de 2014, ocho de cada 10 prendas textiles importadas de forma ilícita a México fueron respaldadas por fallos judiciales.

Foto: La Crónica de Hoy.
Foto: La Crónica de Hoy.

En el aspecto sanitario y de salud, el doctor Rentería recomendó a la población de Baja California no adquirir ese tipo de prendas, pero en caso de que lo haga la ropa usada debe lavarse con mucha agua y jabón antes de usarla.

– “En el caso de chamarras, se tienen que depositar en una bolsa de plástico cerrada durante tres días, lo que asegura eliminar piojos y ácaros; misma recomendación para el calzado, que debe exponerse al sol por varias horas”.

Por lo que respecta a ropa interior indicó que siempre se debe comprar nueva y en comercios establecidos

“De lo contrario las medidas de higiene podrían no ser las adecuadas y ocasionar gonorrea -enfermedad crónica difícil de diagnosticar-, que en algún momento podría provocar dificultad para tener hijos”, afirmó en funcionario del IMSS.

Explicó que los ácaros son habitantes comunes de la ropa de paca y pueden provocar escabiasis – “enfermedad sumamente contagiosa, mejor conocida como sarna”-, la cual se caracteriza por la presencia de lesiones rojas en la piel, sobre todo entre dedos, brazos, tronco, genitales y mamas.

– “La sarna provoca mucha comezón y se puede complicar debido a que con el rascado constante, sin lavado de manos, causa infecciones bacterianas secundarias que ocasionan malestar general y fiebre”, precisó.

Reiteró que se debe evitar la compra de ropa de segunda mano, toda vez que en ocasiones es tratada con químicos y éstos pueden provocar infecciones en la piel, “pero más allá de eso, otras enfermedades de mayores consecuencias para la salud”.