Pasivo de 100 MDP y abandono a su función social hunden al INDIVI en Ensenada

El Instituto para el Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda (INDIVI) del Estado en Ensenada tiene un pasivo de 100 millones de pesos producto de un anacrónico sistema administrativo y financiero, todo lo cual se creó por la negligencia de pasadas administraciones, la falta de un programa integral de vivienda y la virtual cancelación de su programa de regulación de terrenos en Baja California.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 31 de julio de 2015.- El delegado del organismo público descentralizado, Francisco Javier Sánchez Corona, manifestó que el instituto también enfrenta en Ensenada un servicio laboral excedido en número, poco profesional y anárquico que no termina de comprender la necesidad de un cambio de actitud frente al trabajo, y que responde de manera política ante los problemas financieros y administrativos de la institución.

El sindicato rechazó la acusación y afirmó que pagar el 50 por ciento de sueldo a los trabajadores y el resto después por un trabajo devengado en su totalidad, además de ilegal es injusto porque los trabajadores tienen compromisos económicos que cubrir y «no es correcto que la única excusa que nos dan es la falta de liquidez de la institución».

Sánchez Corona sin embargo insistió en que la respuesta de la dirigencia sindical fue política. Ejemplo de ello, dijo, es el paro de labores que el personal sindicalizado realizó el lunes 27 de julio en protesta al retraso en el pago de su salario, un episodio que nació por la demora en el depósito bancario de un cheque, el viernes 24.

– “Cuando el viernes supe que había el atraso totalmente fuera de nuestra responsabilidad, avisé oportunamente al sindicato lo que estaba ocurriendo y les indiqué que los trabajadores podrían cobrar sin falta su catorcena el lunes 27 al mediodía. Sin embargo, el paro inició el 27 a las 8 de la mañana y terminó cuando el banco finalmente liberó los recursos tal y como lo había prometido. Lo curiosos es que en todas las delegaciones (del instituto) sucedió el mismo problema de pago pero el sindicato sólo suspendió el trabajo en Ensenada”.

El sindicato manifestó al respecto que la protesta fue en todo el estado y el viernes, en cuanto se dio a conocer el retraso en el pago, los trabajadores hicieron paro de actividades en Mexicali y Tijuana.

El delegado de INDIVI explicó que desde que ingresó a la delegación en cumplimiento al compromiso político que los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática pactaron en su alianza electoral de 2013, encontró anarquía y relajación de control administrativo, laboral y operativo, por lo que solicitó el apoyo del sindicato para corregir esa situación, acción que aparentemente provocó antipatía y molestia entre el personal sindicalizado.

El delegado del INDIVI en Ensenada, licenciado Francisco Sánchez Corona (Foto: Uniradio Informa).
El delegado del INDIVI en Ensenada, licenciado Francisco Sánchez Corona (Foto: Uniradio Informa).

Posteriormente, como una forma de reducir los gastos de nómina en el instituto, decidió despedir al 30 por ciento de los 85 trabajadores de confianza que tenía el INDIVI en Ensenada, decisión que aunada al ahorro en operación administrativa, gasto en combustible, uso de teléfonos y vehículos oficiales, y reordenamiento laboral para ser más eficiente, permitió reducir el gasto anual de la oficina en 20 millones de pesos.

Sin embargo, nuestro departamento de cobranza no es aun lo eficiente que quisiéramos y hoy acumulamos un pasivo de 40 millones de pesos que si aplicamos recargos, multas y otras penalizaciones, llega a los 100 millones”.

Destacó que el instituto tiene en Ensenada una importante reserva territorial que por la falta de un programa integral de vivienda, hoy enfrenta invasión y depreciación inmobiliaria.

“Si tuviéramos la oportunidad de desarrollar esa reserva obtendríamos recursos como para sanear nuestras finanzas y tener un desarrollo presupuestal sano y suficiente para los próximos 30 años”.

Recordó que el principal ingreso de la dependencia es la construcción y venta de vivienda, y en menor medida la regulación de terrenos, que son funciones que el Instituto logró con la fusión de la Inmobiliaria Estatal, la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra del Estado (CORETTE) y el Instituto de Vivienda del Estado.

– “Pero ambas funciones están prácticamente paralizadas desde hace varios años, con excepción de algunos pequeños proyectos de vivienda, lo que propició pasivos financieros muy fuertes y que en Ensenada existan hoy 100 asentamientos y colonias irregulares, lo que dificulta la realización de nuestros objetivos”.