Violan disposiciones de veda a favor de la vaquita marina; quedan 57, afirma Greenpeace

La organización ambiental Greenpeace México denunció la violación a la prohibición de uso de redes agalleras en la zona de veda que el gobierno federal decretó este año para conservar a la vaquita marina en el Alto Golfo de California.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada, BC / Fotos: Greenpeace.

Ensenada, B.C., a 23 de julio de 2015.- Y dijo que nuevos reportes de científicos que estudian la situación del mamífero marino en peligro de extinción, redujo a niveles críticos la presencia de la especie en la región.

“Hace unos meses dijimos que quedaban 97. Pues los científicos han hecho nuevos cálculos y es muy probable que la cifra real sea aún más preocupante, pues muchos piensan que ahora sólo podrían quedar 57”, denunció la organización en un comunicado de prensa que liberó ayer su campaña mundial “#MisiónVaquita, a bordo del Esperanza en el Alto Golfo”.

Greenpeace se unió así a la organización ambiental  Sea Shepherd Conservation Society, y al portal ecologista TakePart, que en abril y mayo denunciaron a nivel internacional que los pescadores de totoaba en el Alto Golfo de California siguen capturando al pez, también en veda total por el gobierno mexicano, con redes agalleras o enmalle que están prohibidas porque representan “un gran peligro” para la vaquita.

Oona Layolle, capitana del buque Seashepard, reportó el 18 de abril la presencia de decenas de pescadores usando las redes prohibidas en la zona de protección y veda que en febrero decretó el presidente Enrique Peña Nieto. Cuando se conoció la presencia de la organización en el Alto Golfo, elementos de la Armada de México salieron a patrullar y retiraron a los pescadores de la zona vedada, lo cual permitió a los ambientalistas observar un ejemplar vivo  de vaquita que los motivó a seguir su trabajo a favor de la marsopa endémica.

Por su parte, el portal TakePart, que reúne a un grupo de periodistas, científicos y activistas a favor del ambiente, aseguró en mayo que había cerca de 200 vaquitas marinas en el Golfo de California en 2012, pero el aumento de los precios de las vejigas de totoaba en Asia disminuyó la población del mamífero a tan sólo 97 el año pasado, “contando las 50 que permanecen en estado salvaje hoy en día”.

Agregó el portal “Si no se hace algo ahora para revertir la tendencia, el cetáceo más pequeño del mundo podría extinguirse dentro de tres años”.

GREENPEACE SALVEMOS VAQUITA

Greenpeace México informó que al hacer este mes un crucero en el barco “Esperanza”, encontró tres redes de pesca agallera en el hábitat de la vaquita, “lo que quiere decir que las autoridades federales no están haciendo su trabajo”.

Silvia Díaz, coordinadora del Programa de Océanos de Greenpeace México, afirmó que el 70 por ciento de la mortalidad de la vaquita marina la provoca la pesca ilegal de totoaba con redes agalleras.

“Las autoridades mexicanas deben tomar esto en serio y hacer su trabajo”, afirmó Díaz en un comunicado de la organización ambiental en donde también se denuncia la complicidad del gobierno de Hong Kong para investigar la venta documentada de vejigas de totoaba provenientes del Mar de Cortez.

Tenemos los nombres de tiendas, evidencia fotográfica, así como de vídeo y dimos todos aquellos materiales al gobierno de Hong Kong en mayo. Sin embargo, después de dos meses, el gobierno aún no ha tomado medidas para inspeccionar a cualquiera de los dueños de las tiendas”, dijo Bonnie Tang, activista de Greenpeace en Asia.

Respecto a la nueva cifra de población del mamífero marino, Greenpeace comentó:

– “La nueva cifra es preocupante; sin embargo, también nos motiva y nos da fuerza para luchar y para triplicar los esfuerzos; sabemos que con la ayuda de gente, desde su casa, su oficina, en la calle y con su celular, podemos hacer una diferencia real para salvar a la vaquita marina de la extinción”.