Por años, gobiernos y sociedad en BC han violado los derechos de indigentes

El Ayuntamiento de Ensenada reanudará sus gestiones para que las instituciones del Sector Salud de Baja California construyan un hospital psiquiátrico en el puerto que brinde atención a personas de toda condición económica y social, y sin importan que sean indigentes, petición en la que ya fracasó la hoy Comisión Estatal de los Derechos Humanos del estado.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / Foto principal: Octavo Día.

Ensenada, B.C., a 22 de julio de 2015.- El anuncio lo hizo el alcalde Gilberto Hirata Chico luego de sumarse al repudio que originó la exhibición en redes sociales de una fotografía en donde un conocido  indigente con enfermedad mental es objeto de abuso y discriminación por un grupo de personas, entre ellas Verónica Casillas Romero, defensora de oficio en Ensenada que hoy por la mañana presentó su renuncia voluntaria a un cargo que ocupó desde 2008.

Hirata recordó que cuando asumió la presidencia municipal de Ensenada pidió y entregó a las autoridades sanitarias del estado un proyecto para construir y operar el hospital especializado en enfermedades mentales. Le contestaron que la falta de recursos públicos impedía la realización de la institución.

“Es muy lamentable que con una acción como la que refleja la fotografía en cuestión, se denigre a un ciudadano en situación de calle. En el XXI Ayuntamiento que encabezo promovemos el respeto a la dignidad de todas las personas y seguiré insistiendo para que se nos apoye con un hospital psiquiátrico”, concluyó en un comunicado de prensa.

LA OMISIÓN DE OSUNA MILLÁN

PORDIOSEROS

Otro servidor público que naufragó en su gestión ante el gobierno estatal para obtener información y atención de los indigentes en situación de enfermedad mental  no sólo en Ensenada, sino en todo el estado, es Jorge Arturo Ruiz Contreras, ex Subprocurador de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana en Ensenada.

Narró que el 15 de mayo del año 2013 pidió por escrito al entonces gobernador José Guadalupe Osuna Millán, información y la atención integral a las personas en condición de indigencia -«por tanto de vulnerabilidad»- que se encontraban en la entidad.

En su escrito, Ruiz Contreras recordó al mandatario que en 2009 el entonces secretario de Desarrollo Social Municipal de Tijuana, Javier Castañeda Pomposo, encabezo un proyecto mediante el cual la Dirección Municipal de Salud pretendía atender y encontrarles destino las personas en condición de indigencia.

Este proyecto incluía la atención y evaluación de los enfermos psiquiátricos y la canalización de los indigentes con sus familiares. Con base a un estudio realizado por dicha dependencia, encontró que de los 450 indigentes que había (en Tijuana), un 70 por ciento correspondían a personas que se encuentran con enfermedades psiquiátricas”.

También citó que en abril de 2013, el licenciado Pablo Alejo López Núñez, actual subsecretario de Gobierno en Ensenada y entonces secretario de Desarrollo Social en Baja California, manifestó que “parte de los 100 millones de pesos del programa federal de prevención del delito destinado a Baja California, se emplearán en la atención de indigentes, entre ellos los habitantes del bordo de Tijuana y una zona similar en crecimiento en Mexicali”.

Refugio de un indigente de Ensenada bajo un puente que cruza el arroyo Ensenada (Foto: El Vigía).
Refugio de un indigente bajo un puente que cruza el arroyo Ensenada (Foto: El Vigía).

Reveló que le llamó la atención que López Núñez dejó fuera de ese programa a los municipios de Playas de Rosarito, Tecate y Ensenada, en donde también existen desde hace muchos años una gran cantidad de indigentes con diversas enfermedades mentales y de otro tipo, y en donde mujeres menesterosas quedaron embarazadas por abusos sexuales cometidos por hombres que se aprovecharon de su condición mental.

– “Y más sospechoso fue porque el doctor Víctor Salvador Rico, entonces directivo del Instituto de Psiquiatría del estado, informó también a mediados de 2013 que cerca de 10 indigentes eran internados en el hospital cada mes, por lo que hizo un llamado a las autoridades para que se crearan más albergues donde se les pudiera brindar atención a los menesterosos”.

Recuerda que pidió a Osuna Millán dos cosas:

1.- información sobre programas especiales para personas en condiciones de indigencia, así como los programas orientados a la atención a personas indigentes con enfermedades mentales, los presupuestos designados a la atención de personas en condición de indigencia, el número de casos de indigentes atendidos por el Sector Salud y el número de casos de Indigentes atendidos por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Estatal.

2.- Que se implementaran acciones eficaces para que las personas en condición de Indigentes, e indigentes con enfermedades mentales tuvieran las condiciones mínimas necesarias para su alimentación, salud, reinserción a la sociedad y su desarrollo físico y mental.

Arturo Ruiz Contreras, ex Subprocurador de los Derechos Humanos en Ensenada (Foto: Archivo).
Arturo Ruiz Contreras, ex Subprocurador de los Derechos Humanos en Ensenada (Foto: Archivo).

– “No recibí la información y poco después salí de la Procuraduría de los Derechos Humanos. Tengo entendido que ellos tampoco recibieron los datos y los compromisos que le solicité al gobernador (Osuna). Lo cierto es que no se ha creado el hospital psiquiátrico y los indigentes enfermos siguen en las calles, siendo objeto de todo tipo de abusos, discriminación y rechazo”.

 

Funcionaria renuncia y Derechos Humanos abre expediente por abuso a indigente

Eneida Sánchez Zambrano / La Jornada BC

INDIGENTE ENSENADA ABUSOMexicali, 22 de julio.- La exhibición de una fotografía en la que aparecen varias personas burlándose de un sujeto en aparente situación de calle motivó a la renuncia de una servidora pública en Ensenada y a la apertura de una queja, por parte de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

La CEDH abrió la queja 267/15 por el caso de burla y escarnio hacia un indigente, realizado por diferentes personas en Ensenada, entre los que se encuentra un académico de la Universidad Xochicalco y un empresario del Puerto, con un grupo de amigos.

La titular del organismo, Melba Adriana Olvera, explicó que la queja se abrió de oficio la mañana de este miércoles, ante el análisis de los hechos y el expediente aún se está integrando.

En tanto, la subsecretaria para Asuntos de Justicia de la Secretaría General de Gobierno, Lizbeth Mata, confirmó la renuncia con carácter de irrevocable de Verónica Casillas Romero, quien aparece en la fotografía y desde 2008 fungía como defensora de pública en Ensenada.

Informó que esta mañana la joven que sale en la fotografía vestida de rojo se comunicó para presentar la renuncia voluntaria. 

El director de la Defensoría Pública en el estado, Alejandro Santos, quien tenía una actividad de inspección con abogados de Tijuana y Ensenada se trasladó al puerto para recibir la renuncia de la joven abogada.

Los abusos y la discriminación contra los más pobres de los pobres están a la orden del día en toda la república. Hace unas semanas, policía del DF usaron cubetadas de agua fría para despertar a una mujer indigente en la mundialmente famosa Plaza de Garibaldi (Foto: SDP Noticias).
Los abusos y la discriminación contra los más pobres de los pobres están a la orden del día en toda la república. Hace unas semanas, policías del DF usaron cubetadas de agua fría para despertar a una mujer indigente en la mundialmente famosa Plaza de Garibaldi (Foto: SDP Noticias).

El funcionario destacó que la abogada  se veía apenada por los hechos ocurridos y que no dimensionó las implicaciones de una fotografía como la que circula por redes sociales.

Santos destacó que parte de las características del trabajo del defensor público es actuar con la verdad, apegados a derecho y al respeto de los derechos humanos de las personas.

El sitio plexmx.info dio a conocer una fotografía en la que se observa un indigente con el torso desnudo, sosteniendo su pantalón raído, atado del cuello con un cordón, mientras las seis personas que están a su alrededor sonríen.

En redes sociales se ha denunciado que se trata de las siguientes personas: Verónica Casillas Romero, Pedro Quezada Vázquez, director académico del Centro de Estudios Universitario Xochicalco, Carlos Cruz, Francisco Arguelles, presunto dueño de una taquería en Ensenada, y Mine Borja.