UABC: miles de estudiantes rechazados, crimen social

Cuatro magistrados del Tribunal Contencioso Administrativo del Estado tienen en sus manos — por ahora — la responsabilidad de » Decir el Derecho» ( así, con mayúsculas) de los estudiantes rechazados por el gobierno de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC): Carlos Rodolfo Montero Vázquez, Martha Irene Soleno Escobar, Roberto Vidrio Rodríguez y Alberto Loaiza Martínez.

Daniel Solorio Ramírez* / A los Cuatro Vientos

El magistrado Loaiza Martínez ya se pronunció hace dos años y definió, en primera instancia, que la Ley Orgánica de la UABC no faculta a sus gobernantes para restringir — mediante exámenes de exclusión — el acceso de estudiantes. El fallo está impugnado. La rectoría defiende su cómoda posición que le permite seguir excluyendo a todos los que su propia indolencia le impide atender. El Pleno que integran los otros tres mencionados está por sesionar y sentenciar.

Los jueces federales, luego de una breve etapa de enérgicas órdenes de ingreso de estudiantes, cedieron a las presiones y optaron por los cómodos sobreseimientos que no son sino denegaciones de justicia.

Miles de estudiantes están por todos lados pidiendo ayuda para ingresar a UABC; rechazados por segunda, tercera o cuarta vez, lo consideran injusto, se prepararon, obtuvieron buenas puntuaciones; saben que se comete contra ellos una gravísima injusticia. Tienen mucha razón, es muy injusto, es un grave incumplimiento de los deberes del Estado mexicano. Los jueces no deben hacerse cómplices.

DANIEL SOLORIO EN GRUPO
El maestro Solorio en su regreso a las aulas universitarias luego de sufrir la venganza de un rector que no le perdonó su lucha contra contra el autoritarismo académico y administrativo en la UABC y su defensa de los estudiantes rechazados por la universidad estatal (Foto: cortesía del articulista).

Los estudiantes no tienen por qué resignarse, tienen derecho a la protesta, al reclamo honesto; al reproche enérgico a los culpables de un sistema educativo incapaz de atenderles.

Nuestros indolentes gobiernos federal, estatal y universitario dicen que no hay dinero; que no hay infraestructura, que no hay espacios suficientes en la UABC ni en otras instituciones públicas; dicen que ni modo, que así es la vida; que los estudiantes » le busquen» por otro lado.

La mayor parte de los estudiantes rechazados viene de las capas sociales más empobrecidas; muchos se culpan a sí mismos de lo que es culpa de la ineptitud de nuestros gobernantes.

Luego de 08 años consecutivos de llevar a los jueces el problema de los estudiantes rechazados, este despacho de abogados no llevará casos este año; se tomará un tiempo para recapitular, para analizar las decenas de resoluciones de jueces federales y estatales temerosos de imponer por la vía de sentencias judiciales el respeto al derecho humano a la educación superior.

Dos litigios sobreviven en el Tribunal Contencioso Administrativo del Estado, cuyo Pleno tendrá que definir los derechos de los estudiantes o la manga ancha y cómoda para que las autoridades universitarias sigan creyendo que lo hacen muy bien a pesar de los miles de estudiantes que dejan en la calle. Entretanto este despacho no promoverá nuevos litigios; esperará a que los magistrados hagan su trabajo para el que les paga el pueblo.

DANIEL SOLORIO RAMIREZ* Maestro en Derecho Público. Ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California. Profesor de la UABC. Colaborador de A los Cuatro Vientos. SOLORIO Y ASOCIADOS, abogados; Electricistas 2033, altos, colonia Libertad, Mexicali, tel. 557 24 58.