La sequía, no el gobierno de BC, única culpable del desabasto de agua a Ensenada: CEA

La Comisión Estatal de Servicios Públicos (CESPE) se reportó lista para recibir los primeros 100 litros por segundo de agua potable que se entregará a la ciudad-puerto a través del acueducto inverso Tijuana-La Misón-Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos 7 Foto principal: El Vigía

Ensenada, B.C., a 17 de julio de 2015.- Y en septiembre se concluirá la obra pública que permitirá entregar 200 litros por segundo más a la ciudad, con lo que el abasto de agua potable a la población quedará satisfecha hasta principios de 2017, fecha en que entrará en operación la planta desalinizadora que hoy tiene un avance de obra del 20 por ciento.

Lo anterior lo dieron a conocer por separado el jefe de comunicación social de la CESPE, licenciado Abelardo Cárdenas, y el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Germán Jesús Lizola Márquez.

El titular de la CEA también rechazó cualquier responsabilidad de la autoridad estatal en el desabasto de agua potable en la zona urbana de Ensenada, y se limitó a señalar “a la sequía que se abate en la zona”, como la única culpable del problema.

Cárdenas destacó que la constructora que trabaja en la edificación del acueducto inverso reporta un avance semanal de 1.6 kilómetros en el ducto, ritmo de obra “muy aceptable”, y que de no existir inconvenientes en los próximos días, lo más probable es que se cumpla con la fecha de entrega el 20 de julio, con dos o tres días de margen de retraso tal y como el mismo secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado, (SIDUE), ingeniero Manuel Guevara Morales, lo estimó hace una semana en Ensenada.

Foto: Frontera Ensenada.
Foto: Frontera Ensenada.

Con esta obra, dijo, Ensenada recibirá agua potable desde Tijuana mediante un sistema de acueductos que integran los tramos El Florido-Popotla, Herrera-La Misión, La Misión-tanques Morelos en la ciudad costera. Todos con una extensión total de 80 kilómetros, 16 de los cuales son prácticamente nuevos

Por su parte, Lizola Márquez destacó que de acuerdo con información de la CESPE, la metrópoli porteña tiene un déficit de 100 litros por segundo de agua potable por lo que la puesta en marcha de la primera etapa del acueducto inverso y su ampliación total a 300 litros por segundo en septiembre, así como el inicio de operaciones de la desalinizadora en los primeros meses de 2017, aumentarán en 550 litros por segundo el abasto a la urbe.

El funcionario informó que la CESPE hace investigación de factibilidad geohidrológica para el control de avenidas, creación de obras de almacenamiento, recarga de acuíferos y aprovechamiento integral del agua de la cuenca del arroyo Santo Domingo, en el valle de San Quintín.

“Y entre los proyectos que tenemos contemplados para el presente año en Ensenada está a construcción de sistema de agua potable para la parcela 231 del Ejido Rodolfo Sánchez Taboada, así como para la zona conocida como el Veladero”.