Manejo político de la escasez de agua en Ensenada que acota investigador de la UNAM

Al continuar las protestas por la escasez de agua potable y la promesa del gobierno estatal de que la próxima semana Ensenada contará con una dotación adicional de 100 litros por segundo del líquido, que le permitirá reducir el desabasto que hay en la mitad de la metrópoli costera, un investigador de la UNAM resaltó que el agua “es  una necesidad vital para la supervivencia y no un instrumento más que forma parte de los procesos de producción industrial”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C, a 13 de julio de 2015.- Rodrigo Gutiérrez Rivas, doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, investigador asociado del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (INIJUNAM) en donde es especialista en Derecho Constitucional, Derecho Social y Derecho Fundamental al Agua, agregó:

– “El Derecho al Agua, que desde febrero de 2012 es constitucional en México, permite al Estado fortalecer su posición frente a los poderes privados que hoy ejercen fuertes presiones para vender el agua o no pagar la que utilizan y contaminan”.

Y resaltó que el derecho se convierte en un instrumento para que suministro de agua a la población se garantice y la pague quien debe hacerlo, y el Estado tenga los recursos suficientes para diseñar sistemas de subsidios progresivos, o tarifas diferenciadas, para quienes realmente lo necesitan.

En un estudio para la Revista Mexicana de Derecho Constitucional que tituló “El Derecho Fundamental al Agua en México”, también aclaró respecto a la denuncia pública que este día hicieron decenas de usuarios de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), en el sentido de que la paraestatal “sella con cemento” las tuberías y registros de agua potable a los morosos de la dependencia.

– “El Estado queda obligado jurídicamente a controlar y regular a particulares, grupos, empresas y otras entidades para que no interfieran con el disfrute del derecho de todas las personas. Esta obligación exige que el Estado impida a aquellas empresas que controlan redes de distribución, presas, pozos u otras fuentes, menoscaben el acceso, por razones físicas o económicas, a recursos de agua suficientes, salubres y aceptables”.

Esta jurisprudencia quiso ser usada por el diputado petista por Ensenada Armando Reyes Ledesma, que organizó la protesta que hoy por la mañana hicieron un centenar de personas en las oficinas de la CESPE por la escasez de agua potable “en el 50 por ciento de las colonias de la ciudad”.

CESPE PROTESTA FALTA AGUA
La protesta en la CESPE por la falta de agua en las colonias de Ensenada (Foto: cortesía)

El legislador, coordinador estatal del PT que en junio se autodestapó a la candidatura de su partido del 2016 por la alcaldía de Ensenada, dijo que él facilitará un abogado a quien sufra el corte “con cemento” del agua potable en sus hogares, hecho que identificó equivocadamente como “una violación al artículo 127 constitucional” que consagra el Derecho al Agua en México.

El Artículo 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos refiere el derecho del Presidente, los ministros del Poder Judicial de la Nación, legisladores y servidores públicos de todo el país a recibir una remuneración “adecuado e irrenunciable” como pago por el desempeño de sus funciones.

Es el Artículo 4 de la Carta Magna del país, en su párrafo Sexto, la que determina: “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El estado garantizara este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines”.

En ese sentido destacó el discurso que usó el subsecretario del Gobierno del Estado en Ensenada, licenciado Pablo Alejo López Núñez, al dirigirse a los manifestantes y crear “mesas de trabajo” para resolver sus problemas de escasez de manera particular..

“Sabíamos que venía una sequía que no nada más es de Ensenada, sino de toda la costa, inclusive en Estados Unidos hay una gran sequía. Por eso metimos programas de conservar el agua. Lo bueno es que desde que arranca la administración (del gobernador Francisco Vega Lamadrid) se puso manos a la obra y hoy estamos a unos días de que tengamos el inicio de la solución final y de fondo.”

El expresidente municipal de Ensenada se refirió a la entrega de la primera etapa del acueducto inverso Tijuana-La Misión-Ensenada que de acuerdo al ingeniero Manuel Guevara Morales, secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), se entrega a la ciudad costera el 20 de julio –“con un margen de dos o tres días quizás de retraso técnico”-, que así contará con 100 litros por segundo más de agua potable.

La segunda etapa del acueducto, agregó el secretario de Infraestructura, se entregará a Ensenada una vez que termine la construcción de un sistema de recepción que garantice la entrega de 300 litros por segundo de agua, obra que no tiene fecha de conclusión por parte del gobierno del estado.