Por «torpeza» del gobierno de BC, otorgan 4 años más de concesión a trasnacional

A cambio de no aumentar el precio del metro cúbico de agua potable que venderá  a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), y ésta no lo repercuta en aumento a la tarifa que aplica al consumidor final, la empresa Agua de Ensenada, filial de la trasnacional española GS Inima Envinonment S. A., recibió cuatro años más de concesión en el negocio de la desalinización de agua de mar en Baja California.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, B.C., a 11 de julio de 2015.- El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), ingeniero Manuel Guevara Morales, confirmó que ahora la española, ex socia de la trasnacional española OHL (Obrascón Huarte Lain), suma 24 años de concesión de los 20 que originalmente le obsequió el gobierno federal mexicano.

La promesa que hizo INIMA por el legado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el gobierno de Baja California, es vender el metro cúbico de agua potable a la CESPE a 14 pesos, que es el precio al que actualmente vende la paraestatal por consumo doméstico.

Fue un error de las autoridades estatales y federales lo que originó la negociación que benefició a la trasnacional española.

Según contó el funcionario estatal, por el inesperado cambio de lugar en donde se construye la planta desalinizadora, Agua de Ensenada tuvo que comprar un terreno y pagar por cinco nuevos permisos y trámites oficiales que no contempló en la propuesta con la que ganó la licitación hace casi tres años.

El gobierno del estado también ejecuta en Ensenada obras de infraestructura hídrica no programadas en las avenidas donde se construye la planta, que además consumen recursos públicos originalmente no presupuestados por el Congreso de Baja California.

Agua de Ensenada tuvo que comprar este terreno y pagar cinco permisos oficiales que no programo en su propuesta inicial de inversion (Foto: El Mexicano).
Agua de Ensenada tuvo que comprar este terreno y pagar cinco permisos oficiales que no programo en su propuesta inicial de inversion (Foto: El Mexicano).

El director de la CESPE, Arturo Alvarado, comentó meses atrás que Agua de Ensenada solicitó a la paraestatal abrir una negociación para recategorizar el precio del agua potable que le vendería. Esto porque ya resentía problemas financieros para sostener su propuesta inicial de vender el metro cúbico a 14 pesos.

Informó que buscó un subsidio para no aumentar el precio del agua que vende a los cientos de miles de consumidores domésticos, comerciales e industriales del municipio.

Y declaró: “Cuando Agua de Ensenada nos venda el agua potable, el precio al consumidor doméstico no aumentará más allá de cinco o seis pesos en el recibo mensual de la gente”.

Hace un año, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) presentó un estudio sobre las tarifas de agua potable que se aplican en 100 ciudades del país. El precio del agua doméstica en Ensenada ocupó el lugar 12 al ser de 14.23 pesos por metro cúbico, pero en uso industrial y comercial fue segundo con un valor de 44.96 pesos.

 El estudio determinó que el precio de agua potable doméstica en Tijuana era de 17.95 pesos, y en Mexicali fue de 4.61 pesos  (29.73 pesos en uso industrial y comercial).

Cabe destacar que en 2007 el consorcio español OHL, a través de su filial “Libra S.A de C.V.”, vendió el metro cúbico de agua potable desalinizadora en su planta en Cabo San Lucas, Baja California Sur, a 13 pesos.