«Muy baja» la posibilidad de un corte de agua del Río Colorado a México en 2016

Las condiciones para que en 2016 se ajuste la entrega de los volúmenes de agua del Río Colorado a los usuarios de la  parte baja de la cuenca hídrica en Los Estados Unidos y México, “son muy bajas”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ello lo indicó el representante en México de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), Francisco Bernal Rodríguez, en la reunión que sostuvo el 8 de julio con productores agropecuarios y funcionarios de Baja California y la federación.

Sin embargo, manifestó que la posibilidad para que la reducción se aplique en 2017 es, en este momento, de 47 por ciento.

– “Si se da dicha reducción aplicaría a todos los usuarios de la cuenca baja del Río Colorado, conformada por Nevada, Arizona y California, en Estados Unidos, así como de Sonora y de Baja California, en suelo mexicano”, precisó.

Insistió en que estos ajustes se activan cuando el nivel del agua en el Lago Mead, Arizona, en fecha del primero de enero, se encuentre debajo de 1,075 pies sobre el nivel medio del mar.

Al respecto, resaltó que los volúmenes de agua que México almacenó en aquel lago de Arizona, a consecuencia del sismo de 2010, están a disposición del gobierno mexicano cuando así lo decida.

Recordó que cada agosto la CILA revisa la tendencia de captación de agua del Lago Mead y se proyecta su nivel para el primer día del año siguiente. Estio permite una planeación de cuatro meses ante un eventual ajuste en la distribución de las cuotas que se establecieron en el Tratado Internacional de Aguas celebrado por México y los Estados Unidos en 1944, así como en las Actas que derivan del mismo pacto.

Los campesinos y ganaderos del valle de Mexicali, y los funcionarios públicos que asistieron a la reunión informativa, acordaron una nueva reunión en agosto con Francisco Bernal para dar continuidad a la información respecto a los efectos de la sequía binacional en el Río Colorado.

Al fin responden gobierno de BC y diputados

SEQUIA REGION BINACIONAL 2015 MAPA
Imagen: Uniradio

El 8 de julio también hubo reunión de funcionarios de la Comisión Estatal del  Agua y  las Comisiones estatales de Servicios Públicos con el gobernador Francisco Vega Lamadrid y el Congreso de Baja California.

En la reunión con el Ejecutivo estatal se sumaron los titulares de las secretarías de Infraestructura, Planeación y Finanzas, y de Oficialía Mayor con el .

Vega ordenó que  los proyectos relacionados con la creación de nuevas fuentes para garantizar el abasto de agua a la población «son prioritarios».

Así, el acueducto inverso Tijuana-La Misión-Ensenada se entregará este mes con una capacidad de abasto de 100 litros por segundo, cantidad que aumentará a 300 cuando se termine en su totalidad el proyecto en una fecha sin definir.

Asimismo, el grupo de gobierno impulsará la construcción en asociación público–privada de la desalinizadora en San Quintín, que dará agua potable a la población del valle agrícola y a los productores y exportadores de fresa en la región.

Se prometió la «reingeniería administrativa» de los órganos paramunicipales que administran el agua potable en el estado para «estar en condiciones de mejorar su desempeño al servicio de todos los bajacalifornianos».

Finalmente, Vega y sus funcionarios acordaron dar seguimiento y evaluar frecuentemente los proyectos relativos al agua potable, así como optimizar los trabajos que den un mejor servicio a los usuarios.

“Tenemos que considerar que cada vez cuesta más tener agua en nuestras ciudades y que además esta región enfrenta actualmente los efectos del cambio climático que ha provocado que se agudice la sequía, por lo que tenemos que acelerar las acciones y proyectos para tener nuevas fuentes de abastecimiento, que sean seguras y que garanticen el abasto a la población para los años venideros”, dijo Vega en un comunicado de prensa que se divulgó después de la reunión.

1 de 3 y 3 de 4

RIO COLORADO
El Río Colorado antes de los tres últimos años de sequía (Foto: internet).

El 19 de junio, Luis Antonio Rascón Mendoza, principal ingeniero de la sección mexicana de la CILA, reveló que “para el 2016 las probabilidades (de un recorte) son una de cada tres (…) Y para el 2017 son tres de cada cuatro”.

Reveló que al 14 de abril, los niveles de deshielo en las Montañas Rocallosas eran inferiores en un 55 por ciento a las esperadas, por lo que las autoridades estadounidenses responsables del manejo del agua decidieron reducir las descargas del Lago Mead a la presa Powell, otro cuerpo acuoso ubicada en el cauce del Río Colorado y que Estados Unidos utiliza para medir los niveles del líquido en la cuenca regional.

Y anunció que de seguir a la baja el nivel del Río Colorado se hará una primera reducción -cuando se llega a los mil 75 pies- de 62 millones de metros cúbicos de agua, cantidad que representa el 3.3 por ciento del total de la asignación y que representa el más probable de los recortes para México.

La segunda disminución, cuando llegue a los mil 50 pies, será de 86 millones de metros cúbico, es decir el 4.66 por ciento del suministro normal, y el tercer ajuste, cuando los niveles en la presa Hoover sean inferiores a los mil 25 pies, será de 154 millones de metros cúbicos, que representa el 8.3 por ciento.

– “Aunque esta última opción es poco probable que se presente”, manifestó el profesional.