Costa Salvaje consolida su presencia en el Valle de Los Cirios

En mayo, la organización internacional ambientalista Costa Salvaje completó la compra de 2.8 hectáreas de costa prístina en el Valle de los Cirios, en la parte central de la península de Baja California, región en donde acumula en propiedad un total 17.80 hectáreas y 54.72 kilómetros de costa.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, B.C., a 8 de julio de 2015.- Zach Plopper, director de Costas y Marinas para Costa Salvaje internacional, informó que la protección de estas propiedades que se conectan con predios protegidos anteriormente por la organización ambientalista  en la zona, da sustento a “corredores biológicos” que van del interior de la península hasta la costa.

“Esta propiedad, ubicada en un área remota de la costa del Pacífico, es hogar de los árboles conocidos como Cirios, bosques de cardón, cactáceas y demás flora única del semidesierto”, explicó luego de hacer un recorrido por el área recién adquirida.

Recordó que desde el año 2008 Costa Salvaje trabaja en la protección de áreas costeras biológicamente significativas en la costa del Pacífico del continente americano, incluyendo humedales y dunas costeras, a través de la compra directa de propiedades y de servidumbres ecológicas en el Valle de Los Cirios.

Destacó que Los Cirios es una de las pocas zonas intactas en la península bajacaliforniana y que esto se debe, en gran medida, por el decreto que publicó el gobierno federal mexicano para su conservación como Área Natural Protegida para Flora y Fauna, una de las más grandes en México por su extensión.

VALLE CIRIOS COSTA ATARDECER
Foto: Costa Salvaje

– “En sus aproximadamente 200 kilómetros de costas en el Pacífico, Los Cirios es el hogar de sistemas prístinos de arrecifes, humedales marinos, grandes extensiones de dunas, serranías rocosas y valles forestados con cirios, cardones, árboles ‘elefante’ -también conocidos como ‘torotes’- y otras especies de flora desértica únicas en el planeta”.

El valle también da sustento a especies de fauna en frágil equilibrio ambiental como el puma, el venado cola blanca, la zorra del desierto, una gran cantidad de reptiles endémicos, el halcón de cola roja y decenas de especies de aves marinas y del semidesierto peninsular.

Mencionó que la región está sujeta a una constante presión comercial que ejercen los desarrolladores turístico-inmobiliarios y la industria minera, por lo que desde 2006 Costa Salvaje inició una estrategia de conservación que busca proteger la integridad de los ecosistemas terrestre y marino del valle mediante la compra directa de tierras y zonas costeras “críticas”.

Así, hasta el momento la organización ambiental logró estatus de protección en nueve puntas o cabos marinos, cinco humedales y 11 millas (17.69 kilómetros) continuas de litoral en la costa del Pacífico que comprende el Valle de Los Cirios.