Por ser «filósofo», gobierno de BC y el CICESE designaron a sacerdote y teólogo católico como vocal del Comité de Bioética

La Secretaría de Salud del gobierno de Baja California finalmente justificó la designación que hizo de un sacerdote católico en el Comité Jurisdiccional de Ética en Investigación (CJEI) Biomédica, por su calidad de “filósofo”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, B.C., a 7 de julio de 2015.- Correspondió al secretario de Salud del Estado, doctor Sergio Tolento Hernández, y al jefe de Servicios de Salud en Ensenada, doctor Héctor Adrián Trejo Dozal, revelar el sustento jurídico en el cual justificaron que Javier Jaime Pérez, sacerdote de la parroquia católica San Judas Tadeo de Ensenada y doctor en Teología Dogmática por la Universidad Pontifica Gregoriana de Roma, se quedó con el único registro ciudadano en el comité.

Sin embargo Tolento y Trejo no citaron por su nombre el “reglamento” en el cual sustentaron su decisión, que ahora se sabe también cuenta con el aval de la Dirección General del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

Ambos refirieron “el reglamento” que A los Cuatro Vientos y La Jornada Baja California publicaron en trabajos periodísticos que reseñan el tema, por lo que se presume que es el Reglamento federal de la Ley General de Salud en Materia de Investigación, documento que en realidad no menciona a “filósofos” como integrantes de los comités de investigación.

Quien sí incluye como integrantes de los comités a los profesionales de la Filosofía es la “Guía nacional para la integración y el funcionamiento de los Comités de Ética en Investigación”, que en octubre de 2012 creó la Comisión Nacional de Bioética, máxima autoridad en el tema.

El documento determina que el comité de bioética “deberá integrarse por personal médico de distintas especialidades y por profesionales de distintas áreas como la de psicología, enfermería, trabajo social, sociología, antropología, filosofía, derecho, entre otras, de preferencia que cuenten con capacitación en bioética, siendo imprescindible contar con representantes del núcleo de personas afectado o de personas usuarias de los servicios de salud, hasta el número convenido de sus miembros, procurando equilibrio de género, que incluya por lo menos a un integrante no adscrito al establecimiento”.

Se preguntó al secretario Tolento Hernández, un católico que al terminar sus discursos oficiales desea a la concurrencia “que dios los bendiga”, si podía precisar el sustento jurídico que la dependencia estatal usó para designar a un religioso católico como vocal del Comité Jurisdiccional que el CICESE y el sector Salud formaron la semana pasada en Ensenada.

DR TOLENTO SECRETARIO SALUD BC
El doctor Sergio Tolento Hernández, secretario de Salud de Baja California (Foto. Cortesía).

– “Esta parte de alguna u otra manera se ha estado cumpliendo con todo lo que marca el reglamento y la norma, y se ha conformado en lo que corresponde a una persona religiosa. Hablamos de la parte de la filosofía y no necesariamente por su parte religiosa. Se tomó en cuenta el que cumpliera con ese perfil de filósofo”, contestó.

Luego pidió al doctor Trejo Dozal que ampliara la respuesta. Este funcionario dijo:

“En el aspecto de la ética entra el aspecto de la consciencia, de la moral. Por esa razón el reglamento establece que el comité debe estar conformado por una representación plural: médicos, psicólogos, enfermeras y filósofos.

“Bueno, la invitación que le hicimos al doctor (Javier) Jaime (Pérez) fue precisamente como teólogo, no como sacerdote. Omitimos obviamente su función sacerdotal y lo registramos como doctor en Teología. Tiene una preparación muy importante y creo que cubre el perfil para lo que nosotros necesitamos en el aspecto moral.

“Yo solo quiero aclarar que el Comité de Bioética no hace investigación. Solamente supervisa y valida. Es un comité totalmente voluntario, sus integrantes no perciben un sueldo en absoluto. No es una organización gubernamental, es un organismo desconcentrado en la sociedad civil que aporta solamente en el aspecto moral y ético de la medicina y la investigación”.

– ¿A qué reglamento se refieren en concreto?

“Es el que usted citó en sus artículos en Cuatro Vientos y La Jornada”, respondió Trejo.

DR FEDERICO GRAEF
El doctor Federido Graef Zielh, director general del CICESE (Foto: Frontera)

Se pidió al director general del CICESE, doctor Federico Graef Ziehl, su punto de vista sobre el tema. Lacónico, contestó: – “Es el mismo que el del secretario (Tolento Hernández)”.

La respuesta del científico fortaleció la versión de investigadores y técnicos del CICESE, expuestos de manera extraoficial, de que la jerarquía de la institución conoció con anticipación la designación del sacerdote y teólogo católico y que siempre estuvo de acuerdo con ello.

Finalmente, cabe destacar que la “Congregación para la Doctrina de la Fe, La Vocación Eclesial del Teólogo (24 de mayo de 1990)”, refiere que la Teología es “el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios; el estudio y conjunto de conocimientos acerca de la divinidad”, y que “el teólogo, como creyente, se ve llevado en su indagación por la certeza de la fe, pero como científico está sujeto a las reglas del saber crítico ya que su misión es producir instrumentos para que el acontecimiento del pasado sea comprensible y significativo también para el día de hoy”.