CEMEX, navieras, Roberto Curiel, API: destruyen calles principales de Ensenada

El tránsito ilegal de camiones de carga en la avenida Esmeralda y el  bulevar Costero de la ciudad afecta la calidad y reduce la vida útil de esas vialidades públicas, dos de las más importantes de la ciudad, denunció Héctor Daniel Chávez Pérez, presidente de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción (Comice) en Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / Foto principal: 21.com

Precisó que el daño lo provocan decenas de camiones de carga que transportan de manera individual hasta 50 toneladas de piedra, contenedores y coque, un mineral que se utiliza para la fabricación de cemento.

Los dueños de las cargas son Cementos México (Cemex), Amaya Curiel y Compañía, y las empresas navieras trasnacionales que manejan mercancía «contenerizada» por el recinto portuario de Ensenada.

Este peso, agregó, rompe los niveles máximos permitidos por la Norma Oficial Mexicana en la materia, y afectan la durabilidad de ambas vialidades.

Explicó que el daño también se extiende a las actuales obras de rehabilitación del bulevar Costero, que se realizan con especificaciones de alta calidad y cumplen con todos los estándares establecidos en la normatividad para dar un servicio acorde a la vocación turística de la zona, “pero ni una más”.

Reveló que la presión que soporta la carpeta de rodamiento de concreto hidráulico es enorme y que esta irregularidad se generaliza entre las 11 de la noche y las tres de la madrugada, “tiempo que aprovechan caravanas de hasta 50 tráileres y góndolas, aprovechando la falta de vigilancia de las autoridades de tránsito”.

Camión circulando sobre parte del bulevar costero rehabilitado de Ensenada (Foto: Edgar Lima / La Jornada BC)
Camión circulando sobre parte del bulevar costero recién rehabilitada (Foto: Edgar Lima / La Jornada BC)

También denunció que la dirección de la Administración Portuaria Integral (API) de Ensenada, aparentemente, permite que a esa hora de la noche, en la instalación portuaria de Cemex, se descarguen barcos con hasta 100 mil toneladas de coque provenientes de Punta China, 30 kilómetros al sur de Ensenada, para la fábrica de cemento que este consorcio tiene en la mancha urbana de la ciudad, un par de kilómetros arriba de la desembocadura del Arroyo El Gallo en la bahía local.

– “Pero, curiosamente, a esas horas falta vigilancia de tránsito y los reportes al C4 (Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo para emergencias) no son atendidos a pesar de las reiteradas llamadas cuando los camiones están transitando por el lugar, aprovechando las altas horas de la noche y madrugada”.

Por ello, exigió la intervención de las autoridades municipales y de la API para terminar con la ilegalidad y no permitan que el tránsito de los camiones y góndolas de carga hacía las instalaciones portuarias, “usen vialidades no autorizadas y mucho menos el bulevar Costero y el tramo de esta vialidad que está en proceso de rehabilitación”.

No dejó de resaltar que la API se beneficia de esta situación, ya que cobra por la carga que llega o sale del recinto portuario, sean contendores de las empresas navieras, roca mineral de Amaya Curiel o coque o cemento de Cemex.

– “Pero la API no invierte ningún recurso en  reparar las vialidades que se dañan en ese proceso”.

Finalmente, comentó: “A los industriales de la construcción nos preocupa que en las redes sociales y en los medios de comunicación se atribuyen fallas o uso de materiales de mala calidad a los constructores, cuando en realidad las obras se dañan por el mal uso que las propias autoridades permiten que ocurra”.