CNDH sanciona indolencia del IMSS Ensenada con madre que parió en la calle

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación para proteger a una mujer que dio a luz en la vía pública, tras ser rechazada en el Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, BC, a 30 de junio de 2015.- La recomendación ampara a la mujer y a su hijo recién nacido por violación a sus derechos a la protección a la salud materna, trato digno, derecho a vivir una vida libre de violencia obstétrica y salud.

El documento (19/2015), que ya se entregó a José Antonio González Anaya, director general del IMSS, recomienda que la institución de salud repare el daño ocasionado a madre e hijo, y continuar con la atención médica y sicológica en favor de la mujer.

Asimismo, sugiere dar seguimiento e inscripción de los agraviados en el Registro Nacional de Víctimas, a efecto de que tengan, en lo conducente, acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, previsto en la Ley General de Víctimas.

La Recomendación se hizo pública el pasado 27 de junio e incluye como medida de protección de la garantía de no repetición, el que las autoridades del IMSS emitan una circular dirigida al personal médico del Hospital General de Ensenada, que ordene entregar copia de la certificación y, en su caso, recertificación tramitadas ante el Consejo de Especialidades Médicas, que acredite la actualización, experiencia y conocimientos suficientes para mantener las habilidades que le permitan brindar un servicio adecuado y profesional.

También instruirán que los servidores públicos del hospital adopten medidas efectivas de prevención, para garantizar que los expedientes clínicos se encuentren debidamente integrados, así como diseñar e impartir en los hospitales de la institución cursos integrales de capacitación y formación en materia de derechos humanos.

IMSS HOSPITAL 8 EDA

En la queja se menciona que el 5 de marzo de 2013, aproximadamente a las 16 horas, la mujer acudió al área de urgencias del Hospital General de Ensenada con trabajo de parto. Fue canalizada al área de tococirugía, donde el médico tratante la valoró, diagnosticando 4 centímetros de dilatación y le indicó que volviera a su casa y regresara en 4 horas, pese a que ella le señaló que tenía contracciones y no se sentía bien.

Entre 15 y 20 minutos después de salir del nosocomio, la agraviada dio a luz a su hijo en la vía pública, sin que exista constancia de asistencia médica, de enfermería, de paramédico ni medidas de salubridad, tras lo cual retornó al hospital, donde fue atendida por sangrado e infección vaginal.

Además, la paciente debió acudir con un ginecólogo particular, sin contar con el recurso económico necesario para continuar con su recuperación. Y por los medicamentos que se le administraron no pudo amamantar a su recién nacido durante tres semanas.

El día de los hechos, el médico anotó dos versiones contradictorias: una en la “Historia Clínica Obstétrica” y otra en la “Nota Médica y Prescripción”.

La Comisión Bipartita de Atención a Derechohabientes del Consejo Técnico del IMSS acordó el correspondiente procedimiento administrativo y dio vista al Órgano Interno de Control, donde se radicó la queja administrativa en contra el médico tratante, por considerar que su atención no fue oportuna ni adecuada, misma que no se ha resuelto.

Esta Recomendación, que ya fue debidamente notificada al Director General del IMSS, puede ser consultada en la página www.cndh.org.mx