Inusual zona de alta presión en la Corriente de California, y no “El Niño”, origen de la sequía regional

Especialistas en el cambio global climático del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE) confirmaron la presencia de una enorme masa de agua oceánica cálida en la porción norte del Pacífico Americano, pero no se trata de una manifestación relacionada con el fenómeno meteorológico conocido como “El Niño”.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

Ensenada, B.C., a 18 de junio de 2015.- “El Niño apenas está en formación en la región ecuatorial del Pacífico. De continuar con su actual desarrollo podremos esperar lluvias de moderadas a intensas en el próximo invierno para la región de California y Baja California, con lo cual terminará un periodo de tres años de intensa sequía”.

Así lo manifestaron los doctores Tereza Cavazos y Cuauhtémoc Turrent, investigadores titular y asociado –respectivamente- del Departamento de Oceanografía Física del CICESE.

“No hubo Niño –aumento en la temperatura superficial del Océano Pacífico- el año pasado, pero la presencia inesperada de una masa de agua caliente en la Corriente Oceánica del Pacífico, tradicionalmente fría, confundió a la comunidad científica internacional”, manifestó Cavazos, miembro de varios comités nacionales e internacionales que investigan la variabilidad de los monzones, el cambio climático en América del Norte y del Programa Estatal de Acción ante el Cambio Climático de Baja California.

– “Es necesario precisar que este incidente no lo provoca directamente el cambio climático global. Se trata de un fenómeno que de manera natural se presenta en la Corriente de California y que al registrar variables de temperatura de uno a dos grados centígrados por arriba de lo normal, genera una zona de alta presión que en los tres últimos años impidió que las tormentas que bajan de Alaska hacia el sur del continente, generando las lluvias invernales características para la zona, se desplazaran a su destino tradicional”, precisó Turrent.

Este científico, especialista en estudios sobre la variabilidad climática del Monzón de América del Norte, los contrastes térmicos regionales y los sistemas de brisas de la península de Baja California y la región del Golfo de California, ubicó la zona de alta presión desde el Golfo de Alaska hasta la porción media de la Península de Baja California, con mayor presencia e intensidad frente a la parte norte y media de California.

Hace tres días, el presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesquera y Acuícola, delegación Baja California (Canainpesca-BC), Juan Morán Sánchez, denunció que investigadores de diversas universidades, principalmente estadounidenses, detectaron la masa de agua caliente de mil 600 kilómetros de longitud y 90 metros de profundidad, en una zona que se extiende a lo largo de la costa oeste de Norteamérica, “desde Alaska hasta México”.

La masa de agua caliente se extiende a lo largo de la costa oeste de Norteamérica, desde Alaska hasta México. Foto: NOAA
La masa de agua caliente se extiende a lo largo de la costa oeste de Norteamérica, desde Alaska hasta México. Foto: NOAA

El empresario agregó que esta acumulación de agua, que él atribuyó a “El Niño” y cuya temperatura en algunos lugares ubicó en 2.7 a 4 grados centígrados por arriba de la media superficial -13 grados celcius en invierno y hasta 20 grados en verano-, se bautizó como “la mancha” (the blob, en inglés).

“Sus efectos –dijo- son que reduce la cantidad de nutrientes en la corriente del Pacífico, que a su vez altera y diezma la distribución de la fauna marina y la cadena alimenticia”, panorama que en Baja California provocó en los últimos 12 meses la caída del sector pesquero a niveles del 12% de producción.

– “Pero no se trata de El Niño. Éste, ahora sí está en etapa de formación en la zona del Ecuador y poco a poco subirá por el Pacífico hasta llegar al Golfo de California y el Pacífico peninsular y californiano”.

– ¿Desplazará la zona de agua caliente presente en la región? ¿Aumentará aún más la temperatura del Océano? ¿Provocará lluvias más intensas en la región?

“Esperamos que para finales de este año la inusual zona de alta presión termine. Entonces la temperatura de la Corriente de California se podrá estabilizar a un promedio de uno a uno y medio grados centímetros arriba de lo normal y, afortunadamente, tendemos más eventos y más intensas lluvias invernales, lo que ayudará a enfrentar la sequía que está pegando muy fuerte en la parte norte y media de California”, apuntó Cavazos.

A su vez Turrent dijo que los pescadores hacen bien en llamar a reuniones para que todos los sectores involucrados en la actividad, incluido gobierno y comunidad científica, asuman responsabilidades y tomen decisiones conjuntas para enfrentar el reto de la sequía y El Niño.