Algunos motivos del abstencionismo

En Baja California sólo el 28.78 por ciento del padrón electoral salió a votar el 7 de junio. Es decir, de 2 millones 346 mil 120 ciudadanos registrados con credencial electoral vigente, sólo 694 mil 451 ejercieron su derecho constitucional.

Néstor Cruz Tijerina / Reportaje / A los Cuatro Vientos

Pero de ellos, un gran porcentaje anuló su voto. Por ejemplo, en el Distrito 03 que comprende a Ensenada, el 6.55 por ciento acudió a votar por nadie, y el 0.71 por ciento -que representó a 612 ciudadanos-, sufragaron por personajes ficticios o que no estaban registrados.

¿Qué significan el abstencionismo y el voto nulo? En voz de algunos ensenadenses, lo siguiente:

*(En San Antonio de las Minas, al termino de la caminata mensual)

-«Preferimos muchos venirnos a la caminata. Algunos de los amigos sí irán a votar, pero tu servidor y otros más de plano no. Es un despropósito, un sin sentido, porque los candidatos no representan a nadie. Lo primero que hacen al llegar a poder es poner a todos sus cuates en la nómina. No hay ninguna evaluación de sus cualidades. Se supone que las mejores personas deberían estar en el servicio público, pero la mayoría son lamebotas que anduvieron en campaña y ahora están cobrando el favor. Y los resultados están a la vista de todos. ¿Votar para que se repita esa historia? No gracias. Preferimos venir a hacer deporte».

-«Yo no sé si iré a votar más tarde. Antes votaba por el PAN porque era mi forma de decir que estaba hasta la madre del PRI, pero luego de Fox, Calderón y los gobernadores corruptos que hemos tenido, ya no creo nada en ellos. Y ni qué decir de la izquierda. Todos sus líderes millonarios. Ahí anda el ese Armando Reyes paseándose en carrazos y exhibiéndose con morritas, es el cueño cumplido del mexicano ignorante. La verdad ni ellos ni el Prd me inspiran confianza, así que no creo ir a votar. Sería ir a mentir».

«Luego de respirar y sentir el contacto con la naturaleza, es un tema muy feo eso de las elecciones (risas). No es por ser irresponsables, ¿pero cómo vamos a ir a votar por alguien que no sentimos que nos representa? Y ahora nos enteramos de que si anulamos el voto a quien estamos ayudando es al Pri. Siento que el sistema está diseñado para no dejarnos hacer nada y que ellos se sigan haciendo más y más ricos. Aunque todo tiene un límite. Quizá pronto haya una revolución».

*(En Playa Hermosa, por la tarde; encuestados los que no traían el dedo pintado)

ABSTENCIONISMO URNAS

«La neta no fuimos porque en la mañana vimos la Champions -final del fútbol europeo- y luego nos venimos con la familia a disfrutar del poco sol que nos regala Ensenada (risas). La política no me interesa. Todos son lo mismo, todos son iguales, unas ratas. El que gane hará lo que quiera y ni nos va a preguntar, así que ¿por qué vamos a perder el tiempo en su fiesta esa de las elecciones? La vida es corta y hay que disfrutar».

«Yo sí fui pero bien temprano porque tenía cosas que hacer, y estuve una hora esperando a que pusieran la casilla y como vi que no tenían para cuándo, mejor me fui. ¿Qué les pasa a los del Ine? Que no tienen meses para prepararse y millones de pesos para que no pase esto? Yo no fui el único que me fui. La gente estaba bien enfierrada. De por sí creo que la gente no votó y luego salen con eso. Ve aquí, casi nadie trae el dedo manchado. Una vergüenza».

«Estas fueron las elecciones donde los ciudadanos tuvimos más acceso a la información sobre los candidatos. Una página de la Unam ofrecía sus currículums, otra sus declaraciones patrimoniales, claro, de los que accedían a publicarlas. Y creo que los medios de comunicación realizaron un trabajo correcto para informarnos de sus propuestas, tranzas y en general de todo. Pero aún con eso, yo no me convencí de ninguno, en serio. La Cámara de Diputados debe ser la institución más quemada del país. Decirle a alguien Diputado aquí en México cuenta como insulto. Su fama es de que ganan mucho y van a dormirse a las curules, cuando son técnicamente los que llevan el rumbo del país. Un país donde no se respeta a sus representantes, no puede estar bien».