El PRD se acredita la derrota del PRI en Baja California

Dice que dejó sin recursos a candidatos priistas en cierre de campaña, al denunciar el uso de 60 millones de pesos de la Sedesol en la «compra de votos».

Su debacle electoral: «una seria llamada de atención» de la ciudadanía.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Los comicios del 7 de junio fueron una “seria llamada de atención” de la ciudadanía al Partido de la Revolución Democrática, que ya esperaba una pobre votación, admitió el dirigente estatal del PRD en Baja California, Abraham Correa Acevedo.

Correa reveló, a la vez, que su partido propició la derrota del priismo al impedir que sus candidatos usaran 60 millones de pesos del erario federal en la “compra de votos”.

La elección, agregó Correa, también constató que Morena (Movimiento Regeneración Nacional) emprendió una batalla “rabiosa” contra el partido del sol azteca, con el objetivo de quedarse con los votos perredistas.

“La posición de la gente de Morena es rabiosa contra el PRD. Hacen de la disputa contra el PRD su objetivo general y eso no los llevará a ninguna parte”, dijo tras calificar de marginal la baja votación de la  izquierda en el estado.

“No hay manera de echar las campanas a vuelo; difícilmente Morena puede ofrecer algo novedoso, diferente y atractivo a los ciudadanos planteando que sólo derrotará al PRI, al PAN y a los demás partidos”,  señaló.

 

ABRAHAM CORREA EN TRIBUNA
Foto: Cámara de Diputados.

La caída es drástica. De acuerdo con el cómputo del Instituto Nacional Electoral, el 7 de junio el PRD obtuvo 26 mil 423 votos en el estado, quedando en el séptimo lugar de los 10 partidos que contendieron en estos comicios federales. Perdió cuatro lugares en comparación con elecciones previas que le ubicaron como tercera fuerza electoral.

Morena, en cambio, se posición como la tercera fuerza política en el estado, con 89 mil 728 votos, equivalente al 12.86 por ciento de la votación.

Fracasada alianza con el PAN

Abraham Correa calificó como un fracaso la alianza del PRD con el Partido Acción Nacional en la elección estatal de 2013, ya que esta unión jamás derivó en un gobierno de coalición, como lo propusieron la dirigencia nacional y estatal perredista.

Si bien no habla de traición o engaño en esa alianza política, dijo que sirvió para evitar que el priísta Fernando Castro Trenti llegara al gobierno. “Con eso nos damos por bien servidos”.

Hoy, el triunfo del PAN en Baja California que gana las ocho diputaciones federales, “sabe a derrota porque si bien es cierto que se llevó todos los distritos, el hartazgo de la ciudadanía con su gobierno se hizo patente y muy pronto esto se lo van a cobrar”, aseveró Correa.

Elección de Estado

PAN PRD

El dirigente del PRD afirmó que el gobierno de Francisco Vega Lamadrid utilizó todos los programas que tiene a su alcance, toda su infraestructura y la nómina para llevar a la gente a votar.

“En Tijuana se acreditó que en el fraccionamiento Delicias, andaba la gente con fajos de billetes comprando votos en el Distrito 8, considerado prioritario por el gobernador debido a la candidatura de Jacky Nava”, dijo Abraham Correa, quien en sus años de activista juvenil de izquierda en Ensenada enfrentó cárcel y persecución de los gobiernos estatales del PRI y el PAN.

Respecto al proceso de selección de candidatos en el PRD para esta elección, aseguró que su partido postuló a los mejores candidatos: personas honorables, intachables, candidaturas frescas que representaban a diversos sectores que en otro momento no se habían acercado al PRD.

Dijo que también se hizo una buena campaña, aunque ya habían previsto que la situación era complicada para el partido.

– ¿Esperaban una baja tan sensible en votos?

“Sí. Ya lo veíamos venir. No solo en Baja California, en todo el país”.

– ¿Refleja este resultado electoral las disputas internas del PRD?

– “Desde que se fue Andrés Manuel no hemos tenido ninguna confrontación interna fuerte. Evidentemente nos afectó la ruptura de López Obrador, quien hizo de esta campaña la batalla contra el PRD con la intención de llevarse los votos perredistas. En esa apuesta la votación que sacan Morena y la izquierda es muy marginal: con el 8 por ciento de los votos nadie puede echar campanas a vuelo. Y no le ganó ni al PRD. Si hacen de su vida una batalla contra el PRD, difícilmente presentarán a la ciudadanía una opción diferente, amplia, que es el principal problema de la izquierda”.

Por un frente electoral de izquierda

PARTIDOS IZQUIERDA LOGOS

Abraham Correa reveló planes inmediatos y a mediano plazo de su partido:

“Tenemos que conformar un polo de izquierda en el estado para participar en el proceso electoral del próximo año en la intermedia estatal, pero esto dependerá de los demás partidos. Si no se logra, tendremos que prepararnos para hacer la tarea solos”.

Anunció que el PRD se reestructurará sin hacer de lado el mensaje de hartazgo que lanzó el electorado.

– “Baja California tiene el más alto nivel de abstención, y entre abstención y voto nulo tenemos a ocho de cada 10 ciudadanos, esto indica que las cosas andan muy mal. Además, en otras partes del país ganan los independientes, figuras que no participan en política y ganan. Por eso nos obligan a replantearnos lo que está pasando, a replantear nuestra relación con los ciudadanos y redefinir nuestra postura política y de gobierno: somos una izquierda progresista que sabe gobernar con honestidad”.

Comentó que ya trabaja en la creación de “un gran acuerdo con partidos de izquierda” en Baja California, en alianza con todos los sectores productivos de la entidad “que necesitan que su voz se escuche en el centro de la república y que se hagan propuestas diferentes en el estado”.

El PRD coadyuvó en la derrota del PRI

PRD PRI

Como una satisfacción marginal, Correa narró cómo el “sol azteca” influyó “de manera decisiva”, en la derrota electoral del PRI en el estado.

– “Nosotros detuvimos la intensión del PRI y del gobierno federal a través de la Sedesol, de cargar los dados en el estado con programas como el de Empleo Temporal Inmediato. En gran parte a eso se debió el resultado adverso a los priistas: no pudieron implementar el programa como lo diseñaron para los últimos días de la campaña, dejando a los candidatos del PRI sin posibilidades de maniobra, sin los millones de pesos que iban a destinar para comprar los votos de la gente como beneficiaria del programa”.

Dijo que Secretaría federal de Desarrollo Social se proponía entregar en todo Baja California 22 mil apoyos en una primera parte y otros 22 mil después, que representaban cerca de 60 millones de pesos.

“Imagínese, repartir mil 380 pesos a la gente para que se fuera a promocionar al PRI es algo que ayuda, ¿no?”

– ¿Cuándo se puso en marcha ese proyecto?

“Dos meses antes de la votación. Nosotros logramos detenerlo antes de que entregaran el dinero a la gente, dos semanas antes del 7 de junio cuando funcionarios de la Sedesol estaban completando las listas de quiénes recibirían el apoyo. El INE dictó medidas cautelares y envió el expediente al Tribunal Electoral. Y al ver la diferencia de votos en Ensenada, queda claro que ese programa les hizo falta. El PRI esperaba que ese programa les diera todo lo que necesitaban para ganar, pero pudimos detenerlo en Ensenada”

– ¿El delito amerita cancelar la elección distrital? ¿Sanciones a funcionarios la Sedesol?

“En Baja California no hay mayor castigo para el PRI y el gobierno federal que el haber perdido la elección. La idea es evitar a futuro esos actos ilegales, dejar bien claro que nadie puede violentar la ley”.