Recorte de agua del Río Colorado a México afectará 5 mil hectáreas en Mexicali

En el 2016, si persiste la sequía y se cumple el programa de racionamiento de agua del Río Colorado en los Estados Unidos, cinco mil hectáreas de agricultura bajo riego en el valle de Mexicali se verán afectadas. Esto será tan solo el primer impacto a la región mexicana.

Alejandro García / Monitor Económico / A los Cuatro Vientos / Foto principal: La Crónica

Así lo informó el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en Baja California, Guillermo Aldrete Hass, al revelar que continúan las llamadas de advertencia a las autoridades mexicanas para trabajar y enfrentar una posible crisis en cuestión del agua en la región.

Esto, agregó, porque la sequía en la Cuenca del Río Colorado continúa del lado estadounidense y la reducción de las cantidades del vital líquido enviadas a México está latente.

– “Baja California tiene ya una advertencia informal de la Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA) de este posible escenario. El aviso por parte del organismo se dio después de la reunión que sostuvimos con su representante en la región, Francisco Bernal”.

Respecto a un posible impacto del lado mexicano, el delegado reiteró que si se da la disminución de agua en el 2016, podrían resultar afectadas en un primer momento cinco mil hectáreas del Valle de Mexicali.

Fotografás: Monitor Económico
Fotografías: Monitor Económico

Sin embargo, explicó, cualquier decisión no será efectiva antes de enero cuando se realicen las proyecciones en los niveles de agua que existen en la presa Hoover, donde se concentra toda el agua del Río Colorado que se distribuye entre California, Nevada, Arizona, Colorado, Utha, Wayoming, Baja California y Sonora.

Añadió que a pesar de que la advertencia es informal, “es necesario que como Estado y país se tomen las medidas preventivas sobre todo en las zonas agrícolas”.

Por ejemplo, en la cadena productiva del campo en el Valle de Mexicali una opción viable es el cambio de cultivos que consuman menos agua.

En ese sentido explicó que en el Valle de Mexicali hay 90 mil hectáreas productivas y todas son de riego. La mitad de la superficie está sembrada con trigo, producto que consumo grandes cantidades de líquido, por lo que ya se están haciendo pruebas con siembra de cártamo y alfalfa.

Finalmente, sobre el desperdicio de agua con los agricultores del municipio, Aldrete Hass dijo que ésta no se tira, sino que “se va a los mantos friáticos”.