¿Elecciones intermedias o terminales?

Este domingo 7 de junio una parte significativa de los ciudadanos mexicanos ejercerán su voto (libre o no) para elegir diputados federales.

Horacio de la Cueva* / Profanos y Extraños / A los Cuatro Vientos

Esta no es una elección cualquiera. Quien reciba más votos tiene una curul asegurada, junto con el salario, dieta y privilegios correspondientes, sin haber hecho un compromiso real con los electores bajacalifornianos, pero si complaciendo al partido que lo postuló.Las elecciones de diputados a mitad del sexenio del presidente en turno son opacas, pasan desapercibidas y el número de votantes que acuden a las urnas no es muy alto. Las circunstancias políticas y electorales actuales nos indican que muy posiblemente estas elecciones intermedias serán diferentes, el ambiente político en el país es  turbio, las elecciones pueden ser significativas.

Las elecciones serán típicas de la entidad: un número bajo de votantes y, afortunadamente, pocos incidentes merecedores de noticias. Para Baja California hay dos expectativas interesantes, las proporciones de voto por partido en San Quintín y la cantidad de votos anulados o alternativos que se reporten en las casillas de todo el estado. La politización de los jornaleros agrícolas pudiera reflejarse en un  voto duro y constante de las fuerzas de izquierda, que bien pudiera determinar la composición de los próximos cabildos de Ensenada.

La jornada electoral está siendo saboteada, principalmente en Oaxaca, Guerrero y Michoacán por la nula presencia del estado y, aparentemente, los conflictos magisteriales, pero todo apunta a que existen fuerzas bien ocultas a quienes les conviene un estado débil. Se aceptan sugerencias de quienes pudieran ser.

URNA DIPUTADOS FEDERALES

En el Estado durante esta campaña ni hemos presenciado escándalos políticos de relevancia, ni hemos recibido propuestas creíbles o que nos hagan apoyar a un candidato. Nuestro voto no contribuirá al futuro del estado o del país por que los candidatos no llevan una tarea importante a la cámara de diputados. ¿Vale la pena votar?

Es un derecho ejercer nuestro voto y hacer lo que queramos con él. Si nos convence un candidato o un partido, votaremos por el. Si no nos convences los partidos pero creemos que con todos sus defectos una democracia representativa es mejor que cualquier otra forma de gobierno.

Qué hacer con el voto y la boleta para ejercer nuestros derechos es más problemático. Abstenerse nos confunde con los apáticos e indiferentes. Los mensajes en la boleta serán leídos por menos de diez conciudadanos. Anular la boleta puede dar una mayor proporción del voto válido a partido que quedarán sobrerrepresentados. Proponer otros candidatos en la boleta hace válido el voto y diluye la proporción, tal vez un mejor reflejo. Reflexiona y ejerce tu derecho como mejor creas. Que esta sea una elección intermedia y no la última que podamos considerar legítima, con todo y los dolores de INE.

Ni  uno sólo de los diputados electos se preocupará por los Cuarenta y Tres desaparecidos de Ayotzinapa ni llevará una propuesta para que la Procuradora rinda cuentas del trabajo que se ha hecho para aclarar a satisfacción de los padres de Ayotzinapa el caso.

 HORACIO DE LA CUECA* Investigador titular del Departamento de Biología de la Conservación de la División de Biología Experimental y Aplicada del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE). Directivo del grupo civil ambientalista Terra Peninsular, de Baja California. Correo electrónico: cohevolution@gmail.com cuevas@cicese.mx