Lo que EPN dejó en Ensenada

Sólo en un país subdesarrollado, donde los representantes populares llegan al poder público a través de una minoría del padrón electoral, la visita de un Presidente paraliza a una ciudad por el excesivo aparato de seguridad.

Néstor Cruz Tijerina, texto y fotografías / Reportaje / A los Cuatro Vientos

Ensenada, 1 de junio de 2015.- Estoy convencido de que los ensenadenses hubieran preferido celebrar el Día de la Marina como siempre: Con un montón de empresarios, reporteros y políticos de mediano nivel trepados en unos barquitos, con una fiesta a puerta cerrada donde se honra a esos militares que, sí, tanto bien le han hecho al país, sobre todo en épocas de desastres naturales.

Pero no, la ciudad se llenó de soldados y policías federales que bloquearon el Boulevard Costero, la Reforma y algunas otras vialidades principales para la sana circulación en el puerto. Principales porque la autoridad no ha hecho necesarias vías alternas, valga la mención.

Desde el sábado, el helicóptero de la Secretaría de Marina, Armada de México le daba vueltas y vueltas a la ciudad como si la gasolina patrocinada por los contribuyentes estuviera tan barata.

Este despliegue excesivo de recursos me hace pensar: ¿Cuánto cuesta cada viaje nacional de nuestro primer mandatario?

Y algo más: Para Ensenada fue hoy, sin duda, un día extraordinario; pero para Enrique Peña Nieto sólo fue un lunes.

Con la crisis económica que hay en el país, este tipo de exhibiciones de poder cala hondo en el ánimo de la ciudadanía. Ni en redes sociales ni en las calles se vio entusiasmo por la llegada del funcionario.

Después de la borrachera, ya no hay mujeres histéricas que se vuelvan locas con su copete y que se aglutinen en donde está para tomarse la «selfie» con él. Ni una, de hecho; por lo menos afuera del hermético cinturón de seguridad que la fuerza pública tejió en torno a su estancia en la ciudad.

Pero adentro de la cápsula en la que vive Peña Nieto sí hubo quien le aplaudiera y se quisiera tomar fotos con él. En la bola de cristal nadie lo interrumpe, ni lo cuestiona, ni lo mira feo, simplemente porque la mayoría están en la nómina, le quieren pedir un favor o sólo fueron a informar y a comer.

Porque hasta eso, en la burbuja el menú fue tipo «hipster»:

– Tiradito de atún, ensalada de tomates heirloom, sorbete de limón con pepino y menta, filete de res asado y callo de hacha sellado, pastel de queso con espejo de frutos rojos y flan de guayaba con caramelo.

Foto en facebook del periodista  Marco Flores
Foto en facebook del periodista Marco Flores

Es en serio. Aquí  comparto una foto del menú. Como si esa fuera la canasta básica del mexicano promedio. Pareciera que nunca han escuchado la frase esa del gobierno rico y pueblo pobre. O simplemente no les importa.

Adentro a todos les dieron de comer en la boca. Les informaron que Ensenada será el primer «Puerto Verde» que respetará a la naturaleza. Y se dieron aplausos entre sí por el desarrollo de la marina mercante. Hubo show de los marinos, se rindieron honores y todo fue perfecto e institucional.

Pero afuera, además del caos vial por la seguridad mencionada, un grupo de niños de preescolar se quedaron sin poder entrar al Centro Estatal de las Artes porque el Estado Mayor Presidencial consideró que serían un riesgo para el Comandante Supremo.

Afuera, ciudadanos que tenían contrato con la administración del Centro Cívico Riviera del Pacifico para celebrar tres reuniones sociales (15 años y bodas) el fin de semana, denunciaron que elementos del Estado Mayor Presidencial ordenaron la cancelación de sus fiestas pese a que ya estaban pagadas.

Afuera, otros doctores que participarían en un congreso nacional de colegas en el Cearte, que también habían apartado y contratado con meses de anticipación, informaron que la administración del centro canceló el acto a petición del Estado Mayor Presidencial, que exigió el uso de todas las salas y patios del Cearte para uso exclusivo de la Exposición Marina que este día inauguró Peña Nieto.

Afuera, un grupo de maestros y simpatizantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (Cnte) fueron lesionados por granaderos. Claro, ellos también se querían saltar las vallas, el resultado era obvio.

Afuera, poco más de 100 estudiantes del Colectivo Estudiantil Cimarrones lograron reunirse para mentarle la madre y hacerle saber a EPN que no es bienvenido en el puerto.

¿Cuánta efectividad tendrá soltar insultos al aire?

El efecto que vi en la gente alrededor fue de rechazo. De por sí en Ensenada muchos, no todos, pero sí muchos, son indolentes con las causas sociales, ora por prejuicios, ora por conservadores, ora por cobardes… Con este tipo de mensajes el resultado, más que de simpatía, es de doble rechazo.

Aun así, que se levanten de su asiento para protestar por causas legítimas como la corrupción, los muertos y los desaparecidos del país, es loable. Y no merecen las actitudes de desprecio que leí o escuché: «Son 10 pinches monos revoltosos», «que se pongan a trabajar los huevones».

 

EPN PROTESTA 1JUNIO2015 CICLISTAS PROTESTAN

Tan xenófobas ensenadenses estas reacciones. Aunque el otro día que escribí un artículo sobre el desprecio a los jornaleros de San Quintín, lectores de otras partes del país comentaron que es un mal generalizado, que no sólo se asienta en una región.

Las manifestaciones terminaron en saldo blanco, sólo anotando los rasguños que sufrieron los de la Cnte. Fuera de eso, todo fue normal: Granaderos levantando escudos y enseñando el gas pimienta para intimidar o camionetas con marinos ultra armados en actitud de combate, llegada de refuerzos, gritos y mentadas de madre para los invitados, llamados a la paz, llamados a no tenerle miedo a los policías, confrontaciones verbales, mitos respecto a que se acerca una represión violenta, llamados a la conciencia de los policías para que no actúen contra el pueblo al que pertenecen, se sentaron en el suelo, se pararon, alusiones al Che Guevara, a Lucio Cabañas y a Emiliano Zapata, y una marcha posterior por algunas vialidades de la ciudad, de por sí desquiciada.

«¡Gaviota, gaviota, tu esposo es un idiota! ¡Peña, ojete, privatiza tu copete! ¡Chinga tu madre, Peña! ¡Eeeehhhh, putoooo! ¡Si Zapata viviera en la madre les pusiera!» Y demás consignas fueron soltadas por los “facciosos”.

Sólo ellos saben el alcance de sus mensajes. El hecho es que no consiguieron que ningún ensenadense extra que fuera pasando por ahí se les uniera. No es por desprestigiarlos: es la verdad objetiva. Así como la verdad objetiva es que cuando realizan jornadas informativas tienen más simpatía y comprensión de la gente. No en el calor del momento.

Pareciera como si a falta de herramientas efectivas como la revocación de mandato y las reales candidaturas independientes, a la gente sólo le quedara la frustración. Y eso no se puede juzgar, es muy humano.

Al final de la historia, nada práctico quedó para Ensenada. La figura presidencial sigue siendo sagrada, inalcanzable para el ciudadano, sobreprotegida hasta el grado de lo absurdo. Y repudiada por un sector muy grande de la población.

La gran falla de la sociedad democrática sigue siendo que, en vez de tener a los mejores exponentes de la especie como representantes populares, tenemos esto… como lo quieran llamar.

A continuación algunos testimonios de los que encabezaron las manifestaciones:

– Lidia Guillén Ceseña, Coordinadora en Tijuana de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación

EPN PROTESTA 1JUNIO2015 MAESTROS CNTE

Hoy venimos a ratificar una vez más el repudio que tenemos contra el gobierno de Peña Nieto, contra él, por todas las reformas que ha aprobado dañando a los ciudadanos en cada uno de los ámbitos.

Hoy ratificamos nuestra lucha nacional. Hoy nuestro líder nacional se reunirá en Gobernación  en el entendido de que la petición es la abrogación total de la Reforma Educativa, aquí no hay vuelta de hoja.

Logramos detener la evaluación, pero ese no es el punto principal para nosotros; queremos que se caiga la ley porque daña y lesiona a los trabajadores de la educación de todo el país y a la niñez mexicana, ya que dentro de uno de sus artículos lesiona el derecho de los niños a una educación pública y de calidad.

Hoy exigimos enérgicamente y no vamos a parar hasta que nos muestren con vida a los normalistas de Ayotzinapa, esa masacre, esa falta de dignidad hacia el pueblo, al cual quieren tener arrodillado.

Otro punto que hoy reclamamos es la falta de conciencia y responsabilidad del gobierno porque en el magisterio del país, y en el caso particular de Baja California, tenemos problemas muy graves de rezago de pago, del cumplimiento del gobierno con la educación.

Toda esta problemática viene de un gobierno que tiene el PRI. Hoy repudiamos una vez más a este gobierno nefasto que lo único que ha hecho es dañar al país y a la gente.

Hoy fuimos agredidos, recibimos golpes por no poder transitar en un país libre. ¿Qué significamos para ellos? Ni siquiera podemos estar cerca de donde él va a estar. ¿Cómo reconocer a un gobernante que no quiere que el pueblo se acerque a él?

Nos golpearon a todos, y resultaron lesionados alrededor de 15, mujeres y hombres,

Yo creo que si utilizaran esos millones de pesos que implementaron para traerse el aparato de represión pública, en resolver los problemas que tiene el magisterio de Baja California con esos 800 millones de rezago, otra cosa sería este país. Es lamentable ver cómo te rodean, te encapsulan, quitándote tu libertad.

– Manuel Guillén, historiador.

EPN PROTESTA 1JUNIO2015 MANUEL GUILLEN

Estamos aquí básicamente para hacer notar la inconformidad del pueblo mexicano, en específico del pueblo ensenadense, en contra de Peña Nieto y su mal gobierno, sus respectivas reformas estructurales.

Aunque sabemos que tiene un aparato político que lo respalda, el famoso Pacto por México. Así que es un repudio contra Peña y lo que significa el propio Peña, la privatización de México.

Y también estamos en contra de la represión sistemática que ha habido en nuestro país, recordando temas tan importantes como los estudiantes de Ayotzinapa, que es un asunto pendiente todavía, o la Guardería ABC.

Queremos que por lo menos Peña sepa que no es bienvenido y que es un Presidente que compró la Presidencia y no tiene la legitimidad del pueblo. Eso se nota en este momento ya que tienen que secuestrar media ciudad para evitar las protestas. Si un Presidente es electo por el pueblo no hay necesidad de hacer estas cosas.

– Victoria Mora Mancilla, Colectivo Estudiantil Cimarrones.

Estamos aquí haciendo una protesta contra lo que representa Peña Nieto. La intención es manifestar que en realidad en cada punto de país donde se presenta no es bienvenido, no es querido por la ciudadanía, y no querido en el sentido de que realmente es la cara del asesinato del país; lo está masacrando, es la cara del mal gobierno, del gobierno fallido.

Por eso estamos aquí levantando nuestra voz, con toda dignidad diciendo «¡fuera Peña!».

Es impresionante su aparato de seguridad. Está pasando ahorita justamente encima de nosotros un helicóptero. Para nosotros eso es inaudito, andar mirando que desde ayer hay un fuerte operativo en toda la ciudad.

Se quejan de que el manifestante toma las calles pero ellos hoy se sienten dueños de toda la ciudad. Han pasado por todas las calles del centro de la ciudad a velocidades fuertes comandos que uno ya no sabe si son los buenos o los malos.

En la vida, en lo que yo tengo aquí en Ensenada, nunca había visto granaderos. Y hoy por primera vez los acabo de ver. Yo creo que vienen en el paquete presidencial. El miedo es tan grande que necesita traerlos. Su élite, de represión, para reprimir a cualquiera que se quiera manifestar. No tenemos miedo, porque nos ha quitado tanto que hasta el miedo nos lo quitó.

Ahorita el colectivo sigue con la difusión de lo de San Quintín, la difusión de lo de los 43 y estamos implementando una campaña para apoyar la libertad de Nestora, siempre en lo que son las cosas que nos duelen como mexicanos.