Documento de agroempresarios deja al descubierto su doble discurso en el caso jornaleros

Ensenada, BC, 15 de mayo de 2015.- Los empresarios agrícolas de Baja California manifestaron este viernes estar en espera de que el gobierno federal precise los mecanismos de operación por el cual aportará los recursos adicionales para cubrir a los trabajadores del campo, el diferencial salarial señalado en el punto 13 del acuerdo de la mesa de diálogo celebrada el 13 de mayo.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada BC

En un posicionamiento conjunto del Consejo Agrícola de Baja California, los Agricultores y Ejidatarios de la Zona Costa de aja California y la Unión Agrícola Regional de Productores de Legumbres de la Costa del Estado de BC, documento en poder de A los Cuatro Vientos y La Jornada Baja California, los agroempresarios declaran: “Respaldamos las acciones contenidas  en el documento de Puntos de Acuerdo que, en su gran mayoría, se cumplen en totalidad desde hace varios años”.

Y precisan que los agricultores de la Zona Costa de Baja California participaron en la mesa de trabajo del 13 de mayo, organizada por la Secretaria de Gobernación, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el gobierno del estado, delegados de distintas dependencias federales y los sindicatos que representan a los trabajadores del valle de San Quintín.

Esto contrasta con lo que ayer declaró el vocero del Consejo Agrícola, Marco Estudillo Bernal, en el sentido de que ese organismo no firmó los 13 puntos acordados en la mesa de diálogo del 13 de mayo, que formalmente el Consejo no ha participado en las mesas de negociación y que su representante en esas reuniones, Alberto Muñoz, asistió “únicamente para conocer lo que ahí se trataba, pero sin facultades para acordar o negociar”.

En su posicionamiento de este viernes, las tres organizaciones patronales señalan:

1.- Respaldan las acciones contenidas  en el documento de Puntos de Acuerdo que, en “su gran mayoría”, la patronal cumple en totalidad “desde hace varios años”.

2.- Los agricultores están a favor de la paz social y “rechazamos cualquier tipo de violencia que afecte la integridad de nuestros trabajadores y sus familias, sus empleos y nuestras empresas”.

El gobernador Francisco Vega en la rueda de prensa conjunta que sostuvo el jueves 14 de mayo con los dirigentes del Consejo Agrario de Baja California (Foto: El Vigía).
El gobernador Francisco Vega en la rueda de prensa conjunta que sostuvo el jueves 14 de mayo con los dirigentes del Consejo Agrario de Baja California (Foto: El Vigía).

3.- Solicitan a los tres niveles de gobierno procurar la seguridad para todos los habitantes de los valles agrícolas de Baja California.

Destacan que en la mesa de diálogo del 13 de mayo se estableció que los trabajadores “tienen condiciones dignas de trabajo y salarios superiores a la media nacional y competitivos a nivel estatal”, y que se reconoció “el histórico esfuerzo de los agricultores” para, a partir del 27 de marzo de 2015, aumentar 15% el salario directo, que fue otorgado en dos modalidades: A.- por salario mínimo diario y B.- por destajo.

Informan que las inspecciones que en las últimas semanas realizó la Secretaría del Trabajo comprobaron que el 98% de las empresas cumplen con la normatividad de la Ley Federal del Trabajo y que, el 2% restante, están en vías de regulación.

Ayer, luego de la reunión que en Ensenada sostuvieron los agroempresarios con el gobernador Francisco Vega Lamadrid y el secretario de Fomentos Agropecuario, Manuel Valladolid Samanduras, dos veces presidente del Consejo Agrícola, Marco Estudillo Bernal precisó que los agricultores no pagarán más del 15% de aumento salarial que concedieron el 27 de marzo.

“No habrá variación en esa postura ni en el porcentaje”, afirmó.

El pasado jueves, los jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín lograron la respuesta satisfactoria a su pliego petitorio en la mesa de diálogo con autoridades federales y estatales.

Entre los 13 puntos del acuerdo, destaca el compromiso de las autoridades federales y el gobernador Francisco Vega de Lamadrid de “realizar las gestiones necesarias” para que a más tardar el 4 de junio, en una reunión que se efectuará en San Quintín, la parte patronal presente una propuesta “lo más cercana posible” a los 200 pesos diarios que demandan los jornaleros, y que el gobierno federal cubra la diferencia.