El huevo de la serpiente

Dicen que cuando entró al hospital lo primero que preguntó a la médico urgencióloga fue: “¿Me voy a morir?..”

Myrna Pastrana/ A los Cuatro Vientos

El teniente Coronel Julián Leyzaola, ex militar en estado de retiro, ex secretario de Seguridad Pública en Tijuana y ex titular del mismo cargo en Ciudad Juárez durante la pasada administración municipal, tenía razón de sobra para sentir muy cerca el gélido aliento de la muerte, le habían disparado a quema ropa.

Sucedió el viernes 8 de mayo, ese  día iba acompañado de su esposa y de su hijo cuando intentaron eliminarlo durante su trayecto al Paso, Texas

Por los noticieros de radio y televisión se conocía el parte médico “grave pero estable porque una de las balas le dio cerca de la columna.”

Las fuentes informativas, en un despliegue de cobertura daban santo y seña de lo ocurrido: la fecha y hora, la forma y el momento en que fue “cazado” mientras esperaba que su familia abordara el vehículo.

JULIAN LEYZAOLA DETENIDOS

La información publicada hizo puntual registro de los modelos de automóviles tanto de los presuntos matones como el del Teniente-Coronel en retiro. Se mencionó una y otra vez el número de balas disparadas y la cantidad de proyectiles que impactaron el cuerpo de Leyzaola.

Afortunadamente ésta es una historia que se puede contar con un final feliz. Los agresores fueron aprehendidos de manera casi inmediata por una patrulla municipal que acudió al escuchar los disparos, la otra buena es que al teniente Coronel Julián Leyzaola lo reportan como estable y fuera de peligro

El atentado en sí es grave y no es un caso aislado. En los años recientes los miembros de las corporaciones de seguridad pública,  incluidos sus directores,  han sido blancos de agresiones de los cuales se ha informado a la ciudadanía casi a la par del tiempo en que han ocurrido los hechos. Sin embargo, nada de lo que se conoce responde  a una de las preguntas claves del periodismo: ¿Por qué?

En el mar de incertidumbre la imaginación encuentra terreno para especular. El común sitúa a la venganza personal como primer móvil, otros lo entienden como el mensaje enviado a algún personaje político de mayor jerarquía y hay quien lo interpreta como el precedente de lo que está por venir después de conocer lo que ha ocurrido en otros estados como Jalisco y Tamaulipas.

La única certeza es que hay situaciones en que la distancia entre aquello sobre lo cual se informa y lo que está detrás es extensa; recuerda al huevo donde se incuba la serpiente.