Jornaleros pedirán al Senado la destitución de Francisco Vega

Los jornaleros agrícolas de San Quintín, en voz de los dirigentes de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, exigieron la renuncia inmediata del gobernador Francisco Vega Lamadrid, a quien responsabilizan del «provocador e ilegal operativo contra familias de cuatro colonias de la delegación Vicente Guerrero, agredidas por elementos de la Policía Estatal Preventiva que irrumpieron en sus hogares entre las cinco y seis de la mañana de ayer sábado, dejando un saldo de 70 personas heridas con balas de goma, toletazos y golpizas brutales».

Olga Aragón y Javier Cruz / A los Cuatro Vientos / La Jornada Baja California

San Quintín, 10 de mayo.- Fidel Sánchez Gabriel, Juan Hernández y Bonifacio Martínez, voceros de la Alianza, informaron que solicitarán al Senado de la República la renuncia de Francisco Vega, «por los actos represivos que ordenó contra los jornaleros y sus familias».

«Esta es la segunda ocasión que el gobernador responde con balas, granadas de gases lacrimógenos, toletazos y golpizas, a nuestra legítima lucha por un salario justo y la defensa de nuestros derechos laborales», dijo Fidel Sánchez, tras informar que ya solicitaron la intervención de la  Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, que preside la senadora Angélica de la Peña, para que el Poder Legislativo promueva el proceso de destitución de Francisco Vega, como lo hizo en el caso del ex gobernador de Guerrero, José Ángel Aguirre.

Entrevistados ayer por la noche, en San Juan Copala, junto a cientos de jornaleros que bloquearon con piedras todos los accesos a esta y otras tres colonias (Misiones, Lomas de San Ramón y 13 de Mayo, que concentran a más de 10 mil familias) «para evitar ser sorprendidos por un nuevo operativo policiaco en su contra», los voceros de La Alianza dijeron que los zafarranchos y disturbios ocurridos ayer en esta delegación del Valle de San Quintín durante más de tres horas, desde las cinco de la mañana,  «fueron resultado de un acto de provocación concertado por el gobernador quien ya no encuentra el modo de fabricarnos algún delito, porque erróneamente piensa que metiéndonos en la cárcel se acaba este movimiento de decenas de miles de jornaleros agrícolas»

Vinieron a provocar, dijo Fidel Sánchez. Fue un operativo, una estrategia concertada entre el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Merino, y el gobernador Francisco Vega. Querían mayor provocación, justificar su incompetencia para resolver la demanda de aumento salarial de los trabajadores.

Comentó que desde el primero de mayo, cuando un buen número de empresarios del Consejo Agrícola de Baja California fue a la Ciudad de México a reunirse con el subsecretario de Gobierno, los jornaleros notaron un cambio en la actitud de Miranda Nava . «¿Qué platicaron? ¿Ahí acordaron esta estrategia de represion? ¿Andan buscando como fabricarnos algún delito para meternos a prisión a los voceros de la Alianza de Organizaciones?», cuestionó.

Fidel Sánchez dijo que si el miércoles próximo se restablece la mesa del diálogo, como prometió el subsecretario Miranda, los representantes de la Alianza de Organizaciones están en la mejor actitud de asistir, siempre y cuando sean liberados los 14 jornaleros que permanecen presos desde el pasado 17 de marzo y los diez detenidos este sábado, 9 de mayo.

Desde ayer, a partir de las ocho de la noche, todas las unidades de la Policía Estatal Preventiva, incluso de la Policía Municipal de Ensenada, fueron retiradas de esa zona, en respuesta a la petición que los jornaleros hicieron al subsecretario de Gobierno, Pablo Alejo López Núñez, a fin de restablecer las condiciones que permitan la reanudación del diálogo de los tres niveles de gobierno y la Alianza de Organizaciones.

Esto fue constatado por la Jornada Baja California, en un recorrido por la delegación Vicente Guerrero. Incluso fueron retirados los militares que vigilaban la carretera Transpeninsular en ese tramo.

Bonifacio Martínez dijo que el subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Enrique Miranda, se comunicó con los dirigentes de la Alianza para deslindar al gobierno federal del operativo policiaco en las cuatro colonias que constituyen uno de los principales bastiones del movimiento jornalero.

Martínez comentó que el subsecretario de Gobierno del Estado, Pablo Alejo López, aclaró a los dirigentes aliancistas que los policías estatales actuaron por cuenta propia, sin recibir órdenes del Gobierno del Estado.

«Resulta imposible creer que hayan actuado por decisión propia, en un operativo en el que participaron elementos policiacos de Mexicali, de Tijuana y de otras regiones del estado, que desató violentos zafarranchos entre jornaleros que a pedradas se defendieron de los policías que irrumpieron en sus casas disparando balas de goma y golpeando por parejo a hombres, mujeres, adolescentes y ancianos»‘ dijo Fidel Sánchez.

Lo cierto, dijo Bonifacio Martínez, es que «la silla le ha quedado muy grande a ‘Kiko’ Vega. Por el bien de Baja California, debe renunciar».

Fidel Sánchez anunció que la Sección 22 de maestros de Oaxaca y jornaleros de Tijuana y de Los Ángeles, California, así como la Unión Nacional de  Trabajadores, expresaron su solidaridad con el movimiento de los jornaleros de San Quintin repudiando la represión del sábado.

Dijo que Claudia Rodríguez, visitadora de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, recorrerá este día las colonias donde se registraron los enfrentamientos, para elaborar un reporte.