Recurrentes conflictos de interés en Pemex

Cuando el presidente Enrique Peña Nieto entregó al Senado sus designaciones para integrar a los miembros independientes del Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo, del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), de los cuatro designados quien tuvo mayor cobertura mediática fue Luis Manuel Enrique Téllez Kuenzler cuyo periodo comprende del 9 de septiembre de 2014 al 31 de diciembre de 2017.

Pablo Cabañas Díaz / A los Cuatro Vientos

Siete meses después –el 14 de abril de 2015–, Téllez Kuenzler fue propuesto como consejero de la firma de inversión de capital privado Kohlberg Kravis Roberts and Co. (KKR. Con este nombramiento Téllez Kuenzler se une al grupo de exfuncionarios del sexenio de Felipe Calderón que podrían encarar conflictos de interés. Es el caso del ex director de Pemex, Luis Ramírez Corzo, ahora director de Oro Negro; de Georgina Kessel, exsecretaria de Energía y actual consejera de Iberdrola; y del exdirector general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, integrante de Jacobs Engineering Group.

A través de un comunicado publicado en su sitio web http://media.kkr.com/media/media_releasedetail.cfm?ReleaseID=906400 (,) KKR resaltó la trayectoria del exdirector de la Bolsa Mexicana de Valores, recordando su trayectoria de más de 20 años en el sector público lo que le ha dado una amplia experiencia en economía, finanzas, telecomunicaciones y el sector energético.

Téllez Kuenzler subrayó que KKR es conocido como un socio de inversión innovador con un historial altamente comprobado. “Me siento honrado de colaborar con una empresa emblemática que ha demostrado su interés a largo plazo en una economía tan importante como México”.

De acuerdo con una nota publicada por el periódico El Financiero, KKR que posee 98 mil 600 millones de dólares en activos, y busca que Téllez Kuenzler encuentre oportunidades de inversión en las que la firma adquiera una parte de compañías mexicanas.

Téllez Kuenzler fungió como secretario de Energía –cargo que dejó en el 2000– durante la administración de Ernesto Zedillo. El conflicto de interés, se define como la incompatibilidad que existe entre el deber público y el interés privado de un servidor público. En México, a partir de los procesos de privatización el utilizar información privilegiada para provecho personal se ha vuelto una práctica que pocas veces es sancionada.

PEMEX LOGO RATA

La ley de Pemex publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de agosto de 2014, define en su artículo 21, primer párrafo: “Los consejeros independientes señalados en la fracción III del artículo 15 de la presente ley deberán nombrarse considerando que puedan desempeñar sus funciones sin conflicto de interés y sin estar supeditados a intereses personales, patrimoniales o económicos”.

Agrega el último párrafo del artículo 21: Los consejeros independientes que durante su encargo dejen de cumplir con alguno de los requisitos señalados en esta ley o les sobrevenga algún impedimento, deberán hacerlo del conocimiento del Ejecutivo federal para que éste resuelva lo conducente.

La ley de Pemex señala en su artículo 28: “Los consejeros, secretario y los invitados del Consejo de Administración están obligados a guardar la confidencialidad, así como no revelar, custodiar y cuidar la documentación e información de la que por razón de su participación en el Consejo de Administración tengan conocimiento o esté bajo su responsabilidad, así como impedir y evitar su uso, sustracción, destrucción, ocultamiento o utilización indebidos”.

Téllez Kuenzler se encuentra en un conflicto de interés e infringe las disposiciones legales vigentes en Pemex.

En febrero de 2015, se hizo público el caso de Jaime Lomelín Guillén, quien presentó su renuncia al cargo apenas cinco meses después de haber sido nombrado consejero profesional independiente de Pemex.

Lomelín Guillén siendo consejero profesional independiente dirigía la compañía Petrobal, recién creada para la exploración y explotación de hidrocarburos y subsidiaria de Grupo Bal, de Alberto Bailleres.

El ahora exconsejero independiente de Pemex envió una carta al presidente del Consejo de Administración de Pemex, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, en la que manifestaba que tomó la decisión de presentar su renuncia al cargo con el propósito de evitar malas interpretaciones que pudieran dañar la credibilidad y transparencia de la reforma energética.

PRIVATIZAR PEMEX CARTON PALOMO

Otro caso de flagrante conflicto de interés es el de Octavio Pastrana Pastrana, consejero profesional independiente quien fue exdirectivo de Isolux, una de las empresas a la cual Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) asignaron en el pasado millonarios contratos para obras y servicios. Entre 2006 y 2010 Isolux de México obtuvo ocho contratos con la CFE y dos con Pemex Refinación (CO-RSAL-013/10 y PRS00213PNR) por un monto total de 2 mil 298.3 millones de pesos:

http://www.jornada.unam.mx/2015/03/29/economia/017n1eco

Pastrana Pastrana es un empresario colombiano que en el año 2004, estuvo dirigiendo la Empresa Petrolera Chaco, cuya propiedad nace de la fusión de British Petroleum y de Amoco. Creció comprando Atlantic Richfield Compañy (ARCO). BP es el productor más grande de Estados Unidos y tiene una importante capacidad de refinación (3.4 millones de barriles diarios). Posee 27,800 gasolineras en todo el mundo, incluyendo 14,700 en Estados Unidos. La gestión Pastrana Pastrana fue puesta en entredicho en Bolivia por diputados de ese país que denunciaron que la empresa Chaco utiliza la defraudación, la evasión impositiva y además contrabandeaba los hidrocarburos bolivianos:

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2002086124

A este conflicto de interés se suma el protagonizado por el exembajador de Estados Unidos en México Jeffrey Davidow, y el expresidente del gobierno español José María Aznar, quienes condujeron el anuncio de la fusión entre la consultoría multinacional DLA Piper, de la que son socios consejeros, con el despacho mexicano Gallástegui y Lozano, una firma de abogados que en 1985 fundaron Eduardo Gallástegui Armella y Gerardo Lozano Alarcón, hermano del senador panista Javier Lozano Alarcón.

En 2010, Gerardo Lozano apareció en Proceso en un reportaje publicado en el número 1749, en el que se afirmaba que hacía uso de información confidencial del gobierno mexicano para que la empresa Intermix, de la que era socio, le ganara a Petróleos Mexicanos la marca “Pemex” para comercializar cualquier tipo de producto en Estados Unidos.

De acuerdo al semanario, incluso el expresidente Felipe Calderón y su gabinete, tuvieron conocimiento de un proceso para registrar la marca “Pemex” en Estados Unidos y Canadá, pero no hicieron nada para impedirlo.

Gerardo Lozano, trabajó para la paraestatal y al mismo tiempo para Intermix –la empresa de Islas Caimán que se adueñó del trademark–, a la que habría beneficiado con información confidencial del gobierno mexicano. Intermix, de la que se desconoce quiénes son los propietarios y qué negocios hace, toda vez que está constituida en uno de los paraísos fiscales del Caribe.

Según Jimi Rosen su operador financiero, y amigo cercano de Roberto Madrazo, Intermix es una compañía de bajo perfil, no tiene página web, hace negocios, tiene muchos otros negocios, «y me contrataron para poner las franquicias. Lo hicieron porque tengo conexiones, tengo amigos y estoy muy enterado, porque soy un buscador de negocios y tengo una larga experiencia en México”.

pcabanas@unam.mx