Estalla magisterio de BC; “Todo o nada”, exigen maestros

Alrededor de 16 mil profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Sección 2, se plantaron en seis edificios gubernamentales de Baja California y rechazaron el pago de una nómina extraordinaria que anunció el gobierno estatal, para regresar a las aulas.

Gabriela Martínez y Lorena Lamas/ La Jornada Baja California

Tijuana, 23 de abril.-  El líder del SNTE en la entidad, Rogelio Alejandro Gudiño, advirtió que los casi 10 millones que ofreció este jueves el Sistema Educativo Estatal (SEE) para pagar los salarios que no se entregaron durante las quincenas de este año, no son suficientes ya que el reclamo de los maestros es por el rezago de administraciones anteriores que dejaron crecer el problema.

– «Esto no nos sirve para nada… estos nueve millones y fracción apenas representan el 1 por ciento de la deuda que tienen con nosotros (SNTE Sección 2) que es de 883 millones de pesos… ¿Qué queremos para volver a clases? Que nos paguen esos 883 millones, es todo o nada», advirtió el secretario.

Detalló que actualmente el Gobierno del Estado mantiene un adeudo con los maestros de esta sección por el concepto de retiro (232 millones), prima de antigüedad (353 millones) y pago de interinos (300 millones), que pertenecen a las nóminas de finales de 2013 y todo 2014.

Gudiño también precisó que en el caso del sindicato de maestros de la Sección 37 la cifras son más elevadas con cerca de 2 mil 500 millones de pesos en total, por la falta de pago de jubilaciones, cuotas del Issstecali y también interinos.

El líder sindical aseguró que lo anterior originó la molestia del magisterio ya que primero exigieron el pago de sus salarios con exhortos y movilizaciones desde agosto pasado, hasta que llegaron al hartazgo durante el reciente periodo de vacaciones de Semana Santa, cuando los maestros no recibieron ni su sueldo, ni su prima vacacional ni el concepto del 22% (del salario) por vivir en una zona cara.

El 13 de abril pasado, los maestros de la Sección 2 del SNTE empezaron con un paro laboral escalonado que a partir del lunes se convirtió en el freno total de las actividades del nivel básico educativo; que incluso, este jueves llegó a la movilización de unos 16 mil profesores que protestaron en seis puntos diferentes del estado.

Se congregan maestros en Centro de Gobierno de Ensenada

MAESTROS SNTE PLANTON

Este jueves fueron más de 2 mil maestros del SNTE los que se plantaron en la explanada del Centro de Gobierno para exigir una solución rápida a las demandas magisteriales, entre estas el pago de prima vacacional, retiro, jubilaciones y pensiones, así como pago a interinos.

Alrededor de las 08:00 horas de este jueves, los docentes llegaron con carpas para cubrirse de la lluvia al edificio estatal donde advirtieron que no regresarán a las aulas como medida de presión al gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, a fin de que salde el adeudo que tiene con los compañeros, quienes pararon labores de manera parcial desde el 13 de abril, hasta llegar a la suspensión total de actividades.

Los profesores ensenadenses, algunos asignados a Playas de Rosarito y otros a delegaciones del Sur del municipio en San Quintín, instalaron bocinas con música grupera, comieron tostadas de mariscos, tacos, aguas frescas, también desplegaron sillas en las jardineras, dentro y fuera del inmueble. 

Como parte de la atracción, colocaron mantas con mensajes alusivos al adeudo, exigiendo al gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, dar solución las demandas magisteriales.

De acuerdo con el Sistema Educativo Estatal (SEE), en el municipio hay 521 escuelas federales y estatales, cuyos profesores están dirigidos por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación (SETE), del que algunos miembros han asistido a las aulas para dar clases a los alumnos. 

José de Jesús Banda Hernández, coordinador de la Región 3 del SNTE, calculó que durante los días de huelga han logrado que les depositen el 5 por ciento del adeudo, es decir, poco más de 300 millones de pesos que, comparado con el total que se debe, “no representa” un avance. 

– “Es un reclamo justo, no es nada que se esté pidiendo fuera del orden. El acuerdo que se tomó por parte de la sección sindical es, que hasta que no se cubra la totalidad, manifiesto que ha sido mínimo”.

Dejando de lado la postura de pagos y adeudos, el vocero interpretó este movimiento como una lucha pero al mismo tiempo una desventaja para el estudiantado que interrumpió el plan de trabajo con base en contenidos.

– “Sabemos que la medida es fuerte, pero por eso esperamos que el gobierno cumpla con ello… ¿Qué va a pasar? Todavía no están tomadas las estrategias –para regularizarse- pero si la semana que entra no pagan, el gobierno tiene que conseguir los créditos para pagar porque los maestros queremos estar dentro del aula”, aseguró.

Al conflicto, le sumó que hay 3 mil maestros que están en edad de jubilación y no pueden realizar el trámite porque el Sistema Educativo no tiene la capacidad de cubrir las jubilaciones.