Favorece OMC a México ante EU en el etiquetado atún «dolphin-safe»

La Organización Mundial de Comercio (OMC) dio la razón a México en un conflicto comercial sobre el etiquetado de Estados Unidos que restringe y discrimina las exportaciones de atún mexicano, informó la Secretaría de Economía (SE) en un comunicado.

Julio Reyna Quiroz / La Jornada

Miércoles 15 de abril de 2015.- La decisión favorece a México al determinar que las modificaciones realizadas por Estados Unidos son restrictivas para el comercio y no cumplen con los objetivos de ese país de informar al consumidor sobre el daño ocasionado a los delfines durante el proceso de pesca del atún, explicó la dependencia.

La OMC publicó el informe definitivo del grupo especial que revisó las modificaciones al sistema de etiquetado estadunidense dolphin-safe, en cuyo documento reiteró el carácter discriminatorio de esa política al afectar la competitividad de los productos mexicanos al negar dicha etiqueta.

Con este fallo, dijo la SE, la OMC desmostró que el método de pesca mexicano es capaz de reportar y asegurar con certeza el grado de protección a los delfines y que otros métodos no pueden brindar el mismo grado de certeza.

De acuerdo con el comunicado, Estados Unidos puede apelar del informe en los siguientes 60 días, en cuyo caso el resultado definitivo sobre la disputa se conocería a finales de 2015.

Si Estados Unidos no apela, o bien se confirma el criterio del Grupo Especial, México tendrá derecho a suspender beneficios en contra de aquel país hasta que se eliminen los aspectos discriminatorios del etiquetado dolphin-safe.

La decisión de la OMC es otra victoria importante no sólo para México, sino para el medio ambiente y todas las especies del ecosistema marino, así como para los consumidores que confían en la veracidad de la información contenida en las etiquetas ambientales, dijo la SE.

El reporte del Grupo Especial de la OMC refuerza los compromisos de México para pescar atún de manera sustentable y ofrecer a los consumidores un producto rastreable desde el lugar de captura hasta el punto de venta, y verificable en relación con el nivel de protección del delfín.

Por qué el atún «Dolphin-Safe» de EU no lo es

El sistema de mercado estadounidense pone en peligro todo el ecosistema marino.

Al enfocarse únicamente en los métodos de pesca en vez de en los resultados, la etiqueta “dolphin-safe” actual permite y promueve métodos de pesca que ignoran las consecuencias de la captura incidental de tiburones, tortugas, atunes juveniles, aves marinas y otra vida en el mar.

Organización Civil Eco Safe Tuna

ATUN CAPTURADO EN TIERRA

El sistema actual no es transparente, no recibe seguimiento ni verificación. Esto causa confusión y engaño entre los consumidores.

Los estudios sugieren que un porcentaje de los consumidores en realidad creen que la etiqueta “dolphin-safe” garantiza que no hay carne de delfín en la lata de atún.

Aún los consumidores que entienden que la etiqueta se refiere a captura incidental podrían creer que el atún fue capturado de manera sostenible sin daño a delfines. La verdad es que bajo las actuales leyes de etiquetado de Estados Unidos, la captura incidental, incluida la de delfines, de hecho ocurre y es desconocida en la mayoría de los casos.

Desde la implementación del Programa Internacional de Conservación de Delfines, la mortalidad de delfines en la pesquería de atún del Pacífico Oriental Tropical (POT) se ha reducido en más del 99%. La disminución ocurrió casi en su totalidad antes de 1997 y se ha mantenido desde entonces. Quince años después, la etiqueta “dolphin-safe” en una herramienta efectiva para el “green-washing” (lavado verde) corporativo.

En 2012, la Organización Mundial del Comercio decidió, después de examinar plenamente toda la evidencia científica y empírica, que las normas para atún “dolphin-safe” establecidas por el Congreso en 1990, aunque fueron eficaces en motivar un cambio en ese momento, son ahora anticuadas y, de hecho, engañosas para los consumidores de EE.UU.

La realidad es que la ley de EE.UU. y su política «dolphin-safe» SOLAMENTE certifica que no se perjudicaron delfines si el atún fue capturado en la pesquería del POT.

Determinó que aun cuando miles de delfines mueren durante la pesca de atún fuera del POT, el atún enlatado lleva la etiqueta “dolphin-safe” bajo la normas actuales de etiquetado.

Más del 98% del atún que se vende en el mercado estadounidense hoy en día proviene de éstas y otras pesquerías que no cuentan con monitoreo ni seguimiento, donde miles de delfines mueren cada año.

La decisión de la OMC fue una victoria para el movimiento de atún eco-safe que favorece más información para los consumidores; este es un movimiento consistente con las políticas de grupos ambientales estadounidenses como World Wildlife FundGreenpeace y The Pew Charitable Trusts.