De las 500 especies extintas en el planeta, 75% son de islas

En el país, al menos han desaparecido 17 animales de islas, entre mamíferos y aves

El Inecol y 30 instituciones de 12 países, entre ellas dos de Baja California, lanzaron un programa para reintroducir ejemplares de la paloma de Socorro, del Archipiélago de Revillagigedo, en el Pacífico mexicano

La Jornada

En México, al menos 17 especies y subespecies de mamíferos y aves insulares exclusivas de las islas mexicanas se han extinguido, entre ellas la paloma de Socorro (Zenaida graysoni), que desapareció en estado silvestre en el periodo de 1972 a 1978, aunque cuenta con poblaciones en cautiverio en Europa y Estados Unidos.

El Proyecto de la Paloma de Socorro, encabezado por el doctor Juan Esteban Martínez, del Instituto de Ecología (Inecol), y en el que participan más de 30 instituciones de 12 países, busca regresar a esta ave a su isla de origen.

La presencia de especies invasoras, en particular de mamíferos introducidos como gatos, ratas, cabras, borregos y cerdos, ha sido la principal causa de la pérdida de biodiversidad insular, ya que estas especies depredan a las poblaciones nativas, compiten con ellas o destruyen su hábitat.

De acuerdo con el documento Islas de México, un recurso estratégico, del Instituto Nacional de Ecología, The Nature Conservancy, el Grupo de Ecología y Conservación de Islas AC y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, de las cerca 500 extinciones ocurridas en el planeta en tiempos modernos, 75 por ciento ha sido de especies endémicas de islas y de ellas 67 por ciento fueron causadas por especies introducidas.

Ejemplo de lo anterior sucedió en isla Socorro, la más extensa y con mayor diversidad biológica de las cuatro que conforman el Archipiélago de Revillagigedo, ubicado en el Pacífico mexicano.

En el artículo Recursos naturales de la isla Socorro, Revillagigedo, México, un grupo de investigadores, entre ellos Alfredo Ortega Rubio, integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, señalan que durante el periodo en el que se extinguió la paloma de Socorro en la vida silvestre se introdujeron a la isla gatos domésticos, a los que se les atribuye el mayor impacto en la desaparición de esta ave.

Aunado a la introducción de estos mamíferos exóticos se han detectado efectos negativos severos en la vegetación.

Los borregos han sobrepastoreado la vegetación nativa y pisoteado grandes zonas hasta provocar erosión. Esta pérdida de la vegetación ha provocado cambios en la distribución y densidad de todas las especies animales en la isla, se destaca en el mencionado artículo de 1992 –en el que participaron 19 investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas de Baja California Sur–, cuyo propósito fue contribuir al manejo apropiado del patrimonio natural de isla Socorro.

Regreso a México

PALOMA DE SOCORRO 1

La paloma de Socorro se salvó de la extinción porque algunos ejemplares fueron sacados del Archipiélago de Revillagigedo.

Integrantes de la Academia de Ciencias de California, en San Francisco, realizaron tres expediciones a la isla Socorro, la primera en 1903, después en 1905 y una más en 1925; en la tercera expedición, Edward Gifford capturó cerca de 20 palomas para criarlas en Estados Unidos, lo que posteriormente se extendió a Europa.

En 1987 el doctor Luis Baptista, de la Academia de Ciencias de California, fundó la Island Endemics Foundation para abrigar institucionalmente el proyecto de repatriación y reintroducción de la paloma de Socorro, y en 1988 concibió el Proyecto Paloma de Socorro, que sigue los lineamientos para la reintroducción de especies señalados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Asociación de Zoológicos y Acuarios.

En 1996, el doctor Stefan Stadler, del Zoológico de Frankfurt, estableció formalmente el Programa Europeo para Especies en Peligro de Extinción. Este programa, de la Asociación de Zoológicos y Acuarios Europea, salvó de la extinción a la paloma de Socorro y constituye la columna vertebral de los esfuerzos por mantener una población viable en cautiverio.

En 2004, con apoyo de la Secretaría de Marina se construyó la Estación de Reproducción en isla Socorro y se llevaron a cabo muestreos de palomas huilota y tortolitas de Socorro para evaluar la presencia de patógenos y enfermedades aviarias, para prever el posible impacto en las palomas de Socorro una vez reintroducidas, explicó el doctor Martínez.

En 2008, se exportaron varias palomas del Zoológico de Paignton, en el Reino Unido; al Zoológico de Albuquerque, en Estados Unidos, y ahora se reproduce en cinco zoológicos de dicho país. Como parte de la etapa de conservación ex situ de la paloma de Socorro, en 2013, los involucrados en el proyecto regresaron al país seis parejas de palomas, y Africam Safari se unió al proyecto.

Antes de comenzar el traslado de las palomas a la isla es necesario restaurar su hábitat.

Con apoyo de la fundación Mohamed bin Zayed y el Programa de Especies en Riesgo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Inecol, el Instituto de Biología de la UNAM, Africam Safari y Endémicos Insulares, los investigadores lograron la germinación de cuatro especies de árboles nativos que se sembrarán y cultivarán de forma gradual en la isla.