Jornaleros de SQ logran 15% de aumento salarial pero sigue su lucha

El salario de los jornaleros que trabajan en los campos agrícolas del valle de San Quintín, se incrementa un 15 por ciento, a partir del viernes 27 de marzo, conforme al compromiso que hizo la parte patronal en la mesa del diálogo, respetando el derecho de los trabajadores a continuar su movimiento en demanda de un salario base, para todos los jornaleros, de 200 pesos el día y el pago de 20 pesos por caja de fresa y mora en la pizca a destajo.

Olga Aragón / A los Cuatro Vientos / Jornada Baja California

 San Quintín, B.C. a 27 de marzo 2015.- De hecho los aliancistas anunciaron para mañana el inicio de una serie de movilizaciones por el norte de Baja California para dar a conocer su lucha en la entidad y llamar la atención del gobierno federal a su movimiento.

Justino Herrera Martínez, dirigente aliancista, enfatizó que la organización de los jornaleros no está de acuerdo con el incremento del 15 por ciento, porque lo considera insuficiente para abatir el rezago de los sueldos de hambre, y seguirá luchado para que se homologue el salario de los jornaleros a 200 pesos diarios, más las prestaciones a que tienen derecho conforme a la ley.

Sin embargo, dijo, exigimos a la vez el cumplimiento del compromiso que hizo la parte patronal en la mesa del diálogo de pagar, a partir de este viernes, el incremento del 15 por ciento a los sueldos actuales que van desde los 100 hasta los 150 pesos (por lo que ahora deberán pagárseles entre los 115 y los 172.5 pesos por día de trabajo), así como el incremento del mismo porcentaje en lo que el trabajo a destajo por caja de fresa, mora, pepino y tomate.

También, precisó, los patrones deberán cumplir la obligación, conforme a la Ley Federal del Trabajo, de pagar las horas extras, los días festivos y el séptimo día de descanso.

Los horticultores también se comprometieron, así consta en la minuta, a no ejercer ninguna represalia contra los trabajadores que participan el paro general de labores convocado por la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social.

Tampoco se reprimirá de ningún modo, por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno a los trabajadores y sus dirigentes que lucharon en legítima defensa de sus derechos laborales, acuerdo en el que insistió el líder de la Alianza, Fidel Sánchez Gabriel.

El licenciado Pablo Alejo López Núñez al leer un posicionamiento del gobierno de Baja California en torno a los trabajos de la mesa de negociación en San Quintín (Fotos: Frontera)
El licenciado Pablo Alejo López Núñez al leer un posicionamiento del gobierno de Baja California en torno a los trabajos de la mesa de negociación en San Quintín (Fotos: Frontera)

Pablo Alejo López Núñez, subsecretario de Gobierno del Estado, dijo que a pesar de todas las dificultades se logró avanzar sustancialmente en la solución del conflicto laboral, al firmarse esta tarde, a las 16:30 horas, la minuta de acuerdos en la mesa del diálogo y la negociación, después de más de 60 horas de trabajo y varios recesos.

El funcionario dijo que los acuerdos son válidos, aún cuando ya no se presentó el representante del Consejo Agrícola de Baja California, Alberto Muñoz Álvarez, quien lejos de manifestar el rompimiento del diálogo por parte de las empresas agrícolas, sólo anunció que se retiraba para “atender una diligencia profesional” en tribunales pero asistiría a las mesas de trabajo en cuanto se reanudaran las sesiones.

Fermín Salazar Santiago, vocero de la Alianza, destacó la importancia del acuerdo de reanudar la mesa del diálogo con la presencia de un representante de la Organización Internacional del Trabajo y funcionarios federales de la Secretaría de Gobernación.

Esta misma semana, dijo Pablo Alejo López, el Gobierno del Estado solicitará oficialmente la presencia del representante de la OIT y del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Chong en la mesa del diálogo entre los tres niveles del gobierno, la parte patronal y los jornaleros.

Al enumerar los acuerdos que, hasta el momento, se han logrado, Núñez López destacó el compromiso del delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social de afiliar a todos los jornaleros agrícolas y sancionar a las empresas que incumplan esta obligación. Así como evaluar las alternativas para que se construya en San Quintín un hospital general, para la atención de los derechohabientes cuyo número se incrementará considerablemente con la afiliación masiva de trabajadores, como conquista del movimiento de la Alianza de Organizaciones.

Juana Laura López Floriano, Secretaria del Trabajo en el estado, aceptó la propuesta de que participen los dirigentes de la Alianza de Organizaciones, como observadores y asesores de los jornaleros, en todas las inspecciones realizadas por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social para verificar que efectivamente se están llevando a cabo.

MESA DIALOGO SQ

La funcionaria se comprometió, incluso, a entregar permanentemente un informe a la Alianza de Organizaciones sobre el estatus de las inspecciones que realice en los ranchos agrícolas y las denuncias que reciba por parte de los trabajadores.

“Mañana mismo podemos empezar una sesión de trabajo conjunto en oficinas del Centro de Gobierno de San Quintín, para revisar las denuncias de trabajadores que, según se reportó, fueron rechazados en los ranchos agrícolas cuando se presentaron a trabajar, en represalia por haber participado en paro general de labores.

 “Debe quedar muy claro este compromiso, así como la obligación de dar cabal cumplimento y actuar de inmediato, porque no podemos permitir que se reprima a ningún trabajador que lucha por sus derechos”, dijo Fermín Salazar Santiago, líder aliancista. Y la funcionaria de la STyPS respondió que los inspectores harían recorridos por los campos agrícolas para levantar las denuncias en caso de que así ocurra.

Se ratificaron también los acuerdos para que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), conjuntamente con la defensoría de oficio, continúe los trabajos necesarios para liberar a las diez personas que continúan detenidas, bajo auto de formal prisión, a raíz de los actos violentos desatados durante el movimiento de los jornaleros por sus derechos laborales.

Pablo Alejo López consideró como principal logro del trabajo de más de 60 horas de diálogo y negociación, “la recuperación de la confianza y el entendimiento, de las partes en conflicto, de que nadie puede imponer sus posturas y que el único camino válido para avanzar es el respeto a la vía legal y el diálogo permanente”.

Concluyó, a pregunta expresa, que el Gobierno del Estado aplicará los métodos legales necesarios para garantizar que los patrones cumplan los compromisos que establecieron, aunque, dijo en la buena voluntad de la parte patronal.

 Justino Herrera, por su parte, concluyó con una frase:

Dimos un paso, sólo un paso en esta lucha, pero avanzamos y vamos a triunfar”.