Regresan a labores 10% de jornaleros del Sur de Ensenada

Alrededor de ocho mil de los 80 mil jornaleros agrícolas que laboran en los valles del sur del municipio de Ensenada, regresaron este día a su trabajo como una muestra de buena voluntad a la negociación que los trabajadores del campo realizan con el gobierno y los agroempresarios.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / La Jornada de BC

Ensenada, BC, 20 de marzo de 2015.- La Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatales y Municipales por la Justicia Social confirmó la tarde de hoy lo que La Jornada constató de madrugada en la carretera y campos hortícolas ubicados entre San Quintín y Maneadero, en el municipio de Ensenada: el regreso parcial de los trabajadores agrícolas a sus labores.

En diversos tramos de la carretera transpeninsular, y desde las 5.30 de la madrugada de hoy, los camiones de ranchos recogían y trasladaban a los jornaleros, que en grupos de 20 o 30 personas los abordaban.

Fidel Sánchez Gabriel, vocero de la Alianza, informó que alrededor del 10 por ciento de los 80 mil jornaleros indígenas que la coalición social representa, levantaron el paro “para cumplir nuestra palabra de que estamos dispuestos a seguir negociando nuestro pliego petitorio en la mesa de negociación, que no ha fracasado ni ha roto su diálogo como falsamente lo han estado informando”.

Destacó que el paro general de labores continúa en los principales ranchos de la región y que serán los últimos en normalizar sus actividades.

Resaltó que ayer por la noche se consultó a los manifestantes para que tomaran libremente la decisión de regresar al trabajo y que sólo el 10 por ciento de ellos aceptó reiniciar su labor.

– “El resto manifestó su fortaleza y solidaridad con el movimiento, así como su deseo de continuar en paro y así lo hicieron”.

La fresa, las moras y el tomate –dijo- son los principales productos que dejaron de cosecharse al estallar el paro el martes 17 de marzo por la madrugada. Su producción está en uno de sus puntos más altos.

– ¿Cuánto es lo que se pierde diariamente en estos productos por el paro?

“Lo desconozco de momento, pero son cientos de miles de cajas de fresa y moras, así como cubetas de tomate, las que se están dejando de producir en este momento”.

– Las empresas han dejado correr el rumor de que están dispuestas a destruir sus cosechas si no se pone fin al movimiento. ¿Cree usted que así lo harán?

“No, de ninguna manera. Ellos saben que no va por ahí la solución. Ellos serían los primeros perjudicados”.

Concluyó que la situación en San Quintín poco a poco se normaliza y que varios establecimientos comerciales están abriendo sus puertas luego de dos días de gran tensión.

Se deslindan paristas de grupos de jornaleros foráneos

La Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatales y Municipales de por la Justicia Social dijo estar sorprendida por la presencia de un convoy de camiones con decenas de jornaleros provenientes de diversos estados de la república, y se deslindó de cualquier acción violenta que el grupo foráneo pudiera generar en la entidad.

JRONALEROS SQ PROTESTA

Ensenada, BC, 20 de marzo de 2015.- “La noticia de su llegada, que conocimos por la prensa, nos sorprende. Nosotros no los invitamos; si así lo hacen es por su propia voluntad. Para nosotros no es ningún problema recibirlos y agradecemos que supuestos compañeros de otros estados de la república muestren su solidaridad con nosotros. Vamos a tratar de platicar con ellos para ver quiénes son y de qué se trata su llegada a la región”, declaró Fidel Sánchez Gabriel, uno de los cuatros voceros de la alianza.

Horas antes el gobernador Francisco Vega de Lamadrid anunció que siete camiones con jornaleros de Sinaloa, Michoacán y otros estados de la república se dirigían a San Quintín. Se trata, dijo, de presuntos “provocadores” que iban a causar problemas en la zona en paro desde el martes 17 de marzo.

En su declaración el mandatario cambió el tono conciliador y dicharachero que uso en su brevísima intervención de la tarde del jueves 19 marzo en la mesa de diálogo de San Quintín, en donde participan representantes de la Alianza, autoridades de los tres niveles de gobierno, voceros patronales y los sindicatos poseedores de los contratos colectivos de trabajo con los ranchos de la zona –CROM, CTM y CROC-.

En rueda de prensa Vega de Lamadrid usó un discurso  áspero y despectivo, que sorprendió a los representantes de los medios de comunicación, para anunciar la presencia de los jornaleros foráneos y afirmó que no permitirá que “grupos desestabilizadores” destruyan lo que otros gobernadores de Baja California han hecho por el desarrollo armónico y pacífico de la entidad.

Un antecedente del tema es que en su breve encuentro en la mesa de diálogo con los líderes de las organizaciones sociales –Fidel Sánchez Gabriel, Bonifacio Martínez, Fermín Alejandro Salazar y Justino Herrera Martínez-, éstos, sin levantarse de sus asientos, limitaron el saludo de mano al mandatario en protesta por lo que ellos calificaron “desinterés e irresponsabilidad de gobernador para atender personalmente el problema laboral” de los jornaleros.

Minutos antes del inusual acontecimiento político, los cuatro activistas rechazaron reunirse en privado con Vega de Lamadrid en sus oficinas de San Quintín, tal y como el mandatario se los pidió personalmente por teléfono.

Fermín Alejandro Salazar y Fidel Sánchez narraron los hechos: “Ya íbamos a subirnos al auto para ir con el gobernado pero entonces Justino (Herrera) nos recordó que nosotros éramos los voceros de  miles de jornaleros y no podíamos reunirnos en secreto con el gobernador. Entonces acordamos que si él quería platicar con nosotros debía acudir a nuestra reunión (pública de negociación en el restaurant Santa Isabel de San Quintín). Regresamos a la mesa y al poco rato él llegó acompañado del presidente (municipal de Ensenada Gilberto Hirata Chico)”.

Lo que siguió fue el desaire del saludo  y que Fidel Sánchez convocara a los negociadores a “recuperar el tiempo que el gobernador nos quitó con lo de la foto” que se tomó con ellos.

Tres horas después de las declaraciones de Vega de Lamadrid, la Alianza emitió un comunicado en video en donde convoca a todas las organizaciones sociales del país a sumarse a su movimiento, siempre y cuando “no se trate de delincuentes y vándalos que perjudiquen a nuestro movimiento”.

También precisa que detrás de su organización no existen otro tipo de interés que no sea el de mejorar las condiciones laborales de 80 mil jornaleros que laboran en la región de San Quintín.

“Detrás de nosotros no hay intereses políticos ni otro tipo de fines. Con esto dejamos en claro que los jornaleros sí sabemos organizarnos solos. También que somos inteligentes, no nada más para levantar las fresas, las moras, tomates y todo lo que aquí existe en la región”, declaran en el video Bonifacio Martínez y Fidel Sánchez.

Arriban a San Quintín observadores internacionales

Los observadores de derechos humanos del Grupo César Chávez, de California, arribaron hoy al valle de San Quintín y se incorporaron a la mesa de diálogo que analiza las demandas laborales de los jornaleros en paro.

FIDEL SANCHEZ LIDER JORNALEROS BC

Ensenada, BC, 20 de marzo de 2015.- Fidel Sánchez Gabriel (arriba en la foto, a la derecha), vocero de la Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatales y Municipales de por la Justicia Social, reveló que los trabajadores esperan de un momento a otro a los integrantes de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos.

Esta organización, junto con la de César Chávez, fue invitada por la alianza para estar presente en las negociaciones que los jornaleros sostienen con autoridades de los tres órdenes de gobierno y representantes patronales y sindicales de San Quintín desde el miércoles 18 de marzo.

En el caso del Grupo César Chávez los que llegaron son dos personas que hoy al mediodía comenzaron a platicar con los jornaleros para conocer sus condiciones de vida y trabajo.

A las 19.00 horas se incorporaron a la mesa de negociación en San Quintín, en donde no tienen derecho a voz

El vocero de los paristas recordó que los integrantes de la mesa de negociación acordaron aceptar la presencia de los observadores internacionales para garantizar que sus acuerdos se apeguen a la legalidad y no exista discriminación o mala fe en el diálogo.

Grupos cristianos del sur de Ensenada apoyan a jornaleros paristas

Misioneros cristianos, comerciantes y población en general apoyan al movimiento de miles de trabajadores agrícolas de San Quintín, reveló la Alianza de Organizaciones Nacionales, Estatales y Municipales por la Justicia Social, que rechazó estar subsidiada por grupos políticos de izquierda para sobrevivir.

Se atiende a indígenas indefensos ante el abuso de policías y autoridades (Foto: internet)
Se atiende a indígenas indefensos ante el abuso de policías y autoridades (Foto: internet)

Fidel Sánchez Gabriel, vocero de la organización que integran 32 grupos sociales del valle de San Quintín y sus alrededores, manifestó la ayuda religiosa y civil a los jornaleros ha sido muy oportuna y desinteresada.

– ¿Qué hacen los jornaleros para sostener económicamente su paro de labores?

“Miré, nosotros nos acostumbramos a vivir con el salario de hambre que nos dan los patrones, así que son muy pocas cosas las que necesitamos para sobrevivir, pero también es cierto, y esto lo agradecemos profundamente, que hay comerciantes y gente de los pueblos y colonias del valle que nos están ayudando con comida y agua”.

También reciben –dijo- el apoyo de diversas organizaciones religiosas cristianas, la mayoría de origen estadounidense que trabajan en congregaciones, hospicios y retiros espirituales que se ubican en Camalú, San Vicente, San Quintín, Emiliano Zapata, Colonet, Ejido Díaz Ordaz, Nueva Era y Lázaro Cárdenas, entre otras loclidades.

Sánchez Gabriel reveló que los representantes de la iglesia cristiana se han dado a la tarea, desde el miércoles 18 de marzo en la mañana, de dar alimentos, medicinas, agua y atención médica a miles de jornaleros.

Los habitantes mestizos de la zona afectada por el paro agrícola, que entró en crisis por el cierre de comercios, bancos, gasolineras, restaurantes, hoteles y diversas empresas de servicios, también brinda ayuda a los jornaleros indígenas y residentes pobres del valle de San Quintín.

“No tenemos palabras para agradecer sus muestras de solidaridad, apoyo y preocupación por lo que está pasando”, destacó Sánchez.