Abordan factores que inciden en bajo nivel de evaluación de las matemáticas

El doctor Ramiro Ávila, investigador y miembro de Sociedad Mexicana de Matemáticas, dicta conferencia en Ensenada.

Centro de Enseñanza Técnica y Superior

Ensenada, B.C. a 12 de marzo de 2015.- Además de la dificultad natural de la disciplina de los números, otros factores como las condiciones materiales, la forma de vida y el desarrollo personal del estudiante intervienen en el bajo nivel de evaluación en esta área de estudio en los adolescentes de México.

Así lo dio a conocer el Doctor Ramiro Ávila Godoy, Profesor Visitante Distinguido del CETYS.

El investigador del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Sonora, dictó la conferencia titulada: “La importancia de las matemáticas. Retos y Desafíos para su Enseñanza’’. Esto en un conocido centro de convenciones de la ciudad.

Comentó que parte fundamental de los resultados es el trabajo de enseñanza del docente y asimismo el ambiente social de la escuela.

“Cada vez clasificamos más causas al bajo nivel de evaluación. Es una problemática compleja y estamos convencidos de que tenemos que ir mejorando poco a poco ya que es imposible una mejora instantánea”.

CETYS DR AVILA MATEMATICAS

Durante su intervención, el Dr. Ávila retomó como ejemplo los resultados del Examen Internacional PISA (por sus siglas en inglés), donde México se encuentra posicionado en los últimos lugares.

– “Esto no significa que todos los alumnos estén mal, pero si un gran número”.

La prueba, que evalúa la competencia de los estudiantes, la aplica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a adolescentes de 15 años, donde se analiza la competencia para resolver problemas y en qué medida se aplica lo que aprende.

– “Nuestros alumnos resuelven problemas del nivel más fundamental, es decir, ejercicios de reproducción. Entre los países mejor evaluados destacan Finlandia, Dinamarca y Japón”.

La conferencia fue organizada por el Colegio de Ciencias Sociales y Humanidades  del CETYS, a través del Centro de Excelencia en Humanismo y Educación, y la Maestría en Educación (MED).

La plática atiende uno de los temas prioritarios dentro de la agenda educativa nacional, y a su vez aporta conocimiento en los actores involucrados, es decir los profesores, para contribuir en la reducción del rezago educativo en las matemáticas.