Sin Manifiesto de Impacto Ambiental ni permisos, el aeropuerto binacional Tijuana-San Diego

Al dar seguimiento al punto propuesto en la pasada sesión de cabildo por el Síndico Social Bernabé Esquer Peraza, la Comisión de Medio Ambiente y Salud del XXI Ayuntamiento de Tijuana denunció que el llamado «aeropuerto binacional» no cuenta con permisos de ningún tipo, ni siquiera el Manifiesto de Impacto Ambiental, bajo el supuesto de que «eso compete solo al gobierno federal».

Monitor Económico / A los Cuatro Vientos

En sesión ordinaria, presidida por el regidor Luis Felipe Ledezma Gil, los ediles comisionados acordaron llamar a los titulares de las dependencias municipales que puedan aportar información y recomendaciones que sustenten eventuales acciones del cabildo local, «para que tengamos las respuestas a las dudas que la propia ciudadanía tiene sobre si el puente que están construyendo va o no a perjudicar a la población tijuanense, a la comunidad universitaria de la UABC Campus Tijuana, y a los deportistas que usan los campos de beisbol y futbol en Mesa de Otay.»

Esquer Peraza expuso que el proyecto aeroportuario denominado «Cross Border Xpress» (CBX), consiste en la construcción -con fondos particulares- de un puente aéreo de 160 metros de extensión que conectará al Aeropuerto Internacional «Abelardo L. Rodríguez» con una zona de abordaje, a manera de extensión de sala de espera, del lado norteamericano.

De hecho su objetivo es ampliar la oferta y el servicio de vuelos internacionales de la zona suroeste de Estados Unidos porque el aeropuerto en Lindberg Field, cercano al mar, cercado por vialidades y la mancha urbana de San Diego, California, se saturó y sus pistas no pueden recibir aviones grandes ni aumentar el número de vuelos.

Esta obra, precisó el síndico social de Tijuana, carece de todo tipo de permisos y autorizaciones, y mucho menos tiene supervisión gubernamental.

Desde el año pasado, agregó, ha requerido a diversas oficinas  municipales y federales la información relativa a los permisos de construcción de las instalaciones en el lado mexicano, ya que éstas cruzan por encima del Bulevar Aeropuerto, paralelo al cerco metálico fronterizo, y es tiempo que no ha tenido una respuesta positiva.

Reveló que el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del XXI Ayuntamiento, Roberto Sánchez, a mediados del año pasado le giró un oficio en el que le hizo saber que su oficina no ha intervenido «porque eso compete al gobierno federal».

– «Esto es incongruente con el hecho de que el gobierno municipal de Tijuana, sí otorga permisos de operación a los comercios dentro del aeropuerto y sigue reclamando el pago del impuesto predial, lo que pone en evidencia que sí tiene atribuciones para intervenir».

AEROPUERTO TIJUANA SAN DIEGO

A continuación envió un oficio a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y a otras dependencias federales, pidiendo que le informaran sobre los permisos que el proyecto ha tramitado y obtenido.

– «No recibí información y sólo se me sugirió que visitara»el portal oficial del Gobierno Federal para que buscara esa información y la documentación correspondiente, pero la conclusión es que no cuenta ni siquiera con el Manifiesto de Impacto Ambiental, que es elemental para garantizar la seguridad de los ciudadanos que utilicen este puente».

Como conclusión, el regidor presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Salud anunció el acuerdo de mantener abierta en sesión permanente y volver a sesionar el próximo martes 10 de marzo, a las 10 de la mañana, para escuchar las exposiciones de los titulares de la Consejería Jurídica, la SEDUE y la Dirección de Protección al Ambiente, a quienes les serán enviados oficios de invitación para que comparezcan voluntariamente ante el cuerpo colegiado y hagan del conocimiento información y opiniones que permitan tener un escenario más claro para la toma de decisiones por parte del cabildo.

En la sesión de la citada comisión participaron, además de su presidente Luis Felipe Ledezma Gil, las regidoras Martha Rubio Ponce, Martha Leticia Castañeda Rojas e Irma Salgado González, así como el regidor José Refugio Cañada García, y Salvador Gómez, representante de la Sindicatura Procuradora.

Actualmente, revela el estudio “Impacto Económico y Social para Tijuana del Aeropuerto Binacional”, del catedrático de El Colegio de la Frontera Norte, Alejandro Díaz-Bautista, el aeropuerto internacional de San Diego, California, trabaja 16 horas al día en vuelos nacionales y a destinos en México y Canadá.

El documento revela que miles de familias en Tijuana van a ser afectadas por la obra, «incluyendo a los que dependen del transporte público de pasajeros, transporte urbano, taxis turísticos, de ruta, libres, estaciones de gasolina, maleteros y actividades mercantiles que se desarrollan cerca del Aeropuerto”, además de hoteles, restaurantes, comercios, mercados, licorerías, farmacias, doctores, dentistas, taquerías, dulcerías y casas de cambio.

Asimismo el aeropuerto de Tijuana crecerá como fuente de contaminación ambiental debido al incremento que tendrá su tráfico vehicular generado por el traslado de personas y el intenso movimiento de aeronaves, sobre todo en operaciones de aterrizaje y despegue, donde las horas nocturnas serán las más intensas por el número de operaciones que realizará.