¿A poco no?

De pronto un niño burguesito, pomadoso, atildado (por un ratito, Presidente del PAN), sale en las pantallas de la televisión y nos receta un “rollo” contra el gobierno. Dice que México va por mal camino.

Héctor Marín Rebollo/ A los Cuatro Vientos

Oportunista demagogo, dice que hay que aumentar el salario mínimo y que hay que meter a los corruptos a la cárcel… que sí se puede.

Remata con una frase muy popular que al pueblo nos ha pedido prestada (o robada) la clase burguesa: ¿A poco no?

… Y lo dice hasta con la tonadita de la Bondojito tratando de acercarse al populacho, a la ´chusma´ de barriada, como nos califican a los obreros y trabajadores que olemos a sudor porque trabajamos. Todo sea por votos. ¿A poco no?…

Pero al PAN se le olvida que la corrupción también son ellos, los panistas. No sólo los priístas modhernos, los neoliberales desclasados, que antes comían tacos en el tianguis de Metepec o de Atlacomulco y ahora compran en Bijan de Beberly Hills, Ixtapan de la Sal, ¿A poco no?…

A los panistas se les olvida la corrupción en el sexenio de Fox, desde las toallas millonarias hasta mansiones y negocios sucios de los hijos de Marta y la compra de bienes por el mismo Vicente… pasando por los excesos de la señora aquella ¿A poco no?…

También se les olvidan los negocios turbios tanto personales como en favor de los banqueros con Calderón como el IPAB, popularmente conocido como FOBAPROA, ¿A poco no?…

Y ya siendo Presidente, ese señor de “las manos limpias”… con más de 100 mil muertos a cuestas… ¿A poco no?…

Y la “Estela de pus”, y los contratos petroleros a Juan Camilo Mouriño; las suciedades de la panista Patricia Flores Elizondo; el fraude de Melate por panistas; el de Gladis López Blanco, esposa del extitular de la Secretaría de la Función Pública, Salvador Vega Casillas, del PAN…

¿Los metemos a la cárcel? ¿Si? ¿A poco sí?…

En síntesis: PAN y PRI ahora son lo mismo. ¿A poco no?