Confirman plaga de escarabajo en casi mil hectáreas de bosques de Ensenada

El combate a una plaga de escarabajo descortezador de coníferas y otro tipo de árboles que afecta a casi mil hectáreas de bosques y valles costeros localizados en un perímetro de 30 kilómetros de la ciudad de Ensenada, comenzará a más tardar el lunes 2 de marzo.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C, 23 de febrero de 2015.- Una brigada de 20 personas, pagados y equipados con recursos de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y el Ejido Adolfo Ruíz Cortínez, podarán, quemarán y sanearán en los próximos tres meses el bosque de Los Attenuatas, sitio en donde se practican actividades ecoturísticas y se proyecta reintroducir una especie endémica de tortuga que se creía extinguida.

Juan Carlos Velázquez Padilla, ejidatario encargado del programa ecológico Bosque de Los Attenuatas, reveló A los Cuatro Vientos que el ejido entregó hace 15 días un oficio al ingeniero Sergio Avitia Nalda, gerente de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en Baja California, en donde le informan que la plaga afectó ya cerca de 100 hectáreas de las 300 que integran el bosque remanente de pino Attenuata, cifra que representa el 35 por ciento de la superficie arbolada.

Además -dijo-, otros rancheros de Sierra de Ulloa, Sierra Blanca, el poblado y valle de San Antonio de las Minas  y el cerro El Cielo (al norte del valle de Guadalupe) también reportaron a la forestal la presencia de la plaga. En esos lugares afecta alrededor de 900 hectáreas de pinos y árboles nativos y foráneos.

Hace ocho días hubo respuesta oficial. Al ejido Ruíz Cortínez llegó un técnico de la CONAFOR -Arcelio Meza Mota-, que al inspeccionar los pinos en Los Attenuatas confirmó la presencia del escarabajo descortezador y sus larvas.

El técnico de la Conafor Arcelio Meza, al momento de verificar la presencia del escarabajo descortezador en Los Attenuatas (Foto: Cortesía).
El técnico de la Conafor Arcelio Meza, al momento de verificar la presencia del escarabajo descortezador en Los Attenuatas (Foto: Cortesía).

También encontró la plaga en cientos de árboles del cañón de Doña Petra, sierras y montes aledaños. Se trata de variedades como la manzanita, el pino Jeffrey, algunos eucaliptos e incluso cipreses de corteza delgada que son fácilmente penetrados por el escarabajo.

Es la primera vez en 18 meses que la CONAFOR responde al llamado de alerta de la población afectada por la calamidad. Estela Hernández, residente del valle de San Antonio de las Minas (15 kilómetros al Este de la ciudad de Ensenada), dijo que hace 18 meses pidió ayuda a las oficinas de la comisión forestal.

– «Un mes después de que avisé del problema me llamaron por teléfono para decirme que ya iban a venir (a San Antonio de las Minas) para checar mi denuncia. Hasta hoy los sigo esperando, pero ya hay muchos pinos y encinos muertos por la zona que va para (el paraje) El Tigre».

De acuerdo con Arcelio Meza, el escarabajo llegó a la región desde los bosques de Big Bear y Escondido, en el sur de California, donde la sequía está creando estragos y motivó la presencia masiva del escarabajo.

Luego de trabajar en Los Attenuatas y sus alrededores, el funcionario y otros inspectores de la comisión forestal fueron al bosque de coníferas en Sierra de Juárez para constatar el estado que guarda. Esto porque hace 15 años una sequía propició la presencia del escarabajo en el soto hasta que una temporada extrema de frío se encargó de reducir su presencia y someterlo a niveles de control.

Meza quedó en regresar al ejido Ruíz Cortinez para acelerar la campaña de saneamiento y control del bosque pero hasta el pasado lunes 23 de febrero no cumplió con su palabra.

INSECTOS PERNICOSOS

Hoy se sabe que la hembra del escarabajo, 30 por ciento más grande que el macho, llega a los árboles y con la cola, en donde tiene dos potentes tenazas, rompe la corteza y deposita los huevos. Luego deja feromonas en el nido para que los machos lleguen a fecundar los óvulos.

El escarabajo y sus larvas en los árboles que infecta  (Foto: cortesía).
El escarabajo y sus larvas en los árboles que infecta (Foto: cortesía).

Una vez que eclosionan, las larvas se introducen al centro del tronco en donde se alimentan de la savia que nutre al árbol. Al impedir que los nutrientes lleguen a la parte alta y media del árbol que infectan, los seca y mata de arriba abajo y es hasta que los gusanos finalmente se transforman en escarabajos adultos, listos a repetir su ciclo de vida, que dejan su mortal labor parasitaria.

Los ejidatarios recibieron la indicación de no cortar ningún árbol porque eso facilita la acción reproductora de la hembra y el macho,  y acrecienta el daño que provocan a los bosques.

Por eso, a partir de esta semana y en los próximos tres meses, los brigadistas sólo quemarán las ramas y árboles caídos y emprenderán acciones de poda y saneamiento del bosque; mientras, los técnicos de la CONAFOR colocarán trampas con feromonas para atraer a los machos, atraparlos y cortar el ciclo reproductor del escarabajo, lo que a su vez llevará al insecto a una nueva etapa de control.

“Nos dicen los técnicos que la plaga también se puede controlar con una temporada fuerte de calor o frío, pero eso nadie lo puede propiciar ya que es un acto que depende totalmente de la naturaleza”, indicó Velázquez.

Lo cierto es que los ejidatarios nunca habían visto el bosque de Attenuatas tan afectado por un insecto que estaba presente y creciendo en los pinos desde al menos tres años.

LARVA ESCARABAJO DESCORTEZADOR

RECURSOS SUFICIENTES

Por la presencia de la plaga, los ejidatarios solicitaron y obtuvieron un apoyo presupuestal sin precedente de la Comisión Nacional Forestal: 126 mil pesos que utilizarán en el pago de transporte y jornal temporal para 20 brigadistas, que son 10 más que los contratados en 2014.

Se estima que 90 mil pesos se usarán en el pago de salarios y el resto en la compra de herramientas forestales.

El problema es que la CONAFOR cotizó este apoyo extraordinario con base al salario mínimo que se paga en Oaxaca, más bajo que en Baja California. Por eso el ejido aportará una cantidad adicional para completar un salario diario de 100 pesos a los brigadistas que contrate.

– “Lo bueno es que el recurso federal ya lo tenemos. Estamos en la etapa de contratación del personal y compra de las herramientas que se utilizarán para realizar el trabajo en los próximos tres meses. A más tardar el lunes 2 de marzo empezaremos los trabajos”.

El ejido espera que a principios o mediados de junio de este año la plaga este bajo control sanitario y que todas las trampas con feromonas estén colocadas en los árboles.

– “Confiamos en que esto será suficiente para terminar con la emergencia de la plaga”.