Indonesia: protección para la destrucción de la selva

El presidente indonesio Joko Widodo quiere subvencionar masivamente los biocombustibles en su país.

Las empresas palmicultoras se frotan las manos, pero cada vez más selvas están en peligro.

Salva la Selva, A. C.*

Unos 1,35 mil millones de dólares americanos al cambio fluirían a la caja de la industria de los biocombustibles.

Ecologistas indonesios se oponen. “Los únicos que se benefician de esta política son las empresas privadas palmicultoras”, dice Zenzi Suhadi de la organización Walhi.

– “Con los impuestos de los ciudadanos se financia el robo de tierras”.

Nuestro contraparte Nordin, de Save our Borneo SOB dice: “El aceite de palma está lleno de corrupción, violaciones de derechos humanos y destrucción de la naturaleza”.

Las empresas van a establecer nuevas plantaciones que destruyen las selvas. El clima se verá aún más perjudicado y el pequeño campesinado e indígenas pierden sus tierras.

Además, los dineros de los contribuyentes no se utilizan para mecanismos de combate de la pobreza ni para proteger el medio ambiente.

La industria de la palma en Indonesia tiene en estos momentos problemas con los precios a la baja y con la comercialización. Las subvenciones curvarán la demanda de tierras hacia arriba. Las empresas dependen menos del mercado mundial y cada litro de biodiesel estará en el futuro cinco veces más subvencionado que hasta ahora.

También el biocombustible de etanol estará más subvencionado. Hasta un millón de hectáreas de bosques podrían ser destruidas.

Todavía en febrero de este año 2015 la comisión de finanzas del parlamento indonesio tratará el plan gubernamental. Por favor, apoye a los defensores de la selva indonesios a evitar la subvención sumándose a la petición.

SELVA DEFENSA

La carta al mandatario dice:

Sr. Presidente Joko Widodo:

En Europa se han hecho malas experiencias con las subvenciones para los agrocombustibles. Ahora hemos sabido acerca de sus planes de subvencionar el biodiesel y el etanol con dinero de los impuestos. De este modo, usted subvencionará la expansión de monocultivos y la destrucción de las selvas.

Organizaciones indonesias que defienden la naturaleza y los derechos humanos temen la deforestación en aumento y el desplazamiento de muchas personas del campo y comunidades indígenas.

Ya hoy día hay en Indonesia más de diez millones de hectáreas de plantaciones de palma aceitera, donde hasta hace pocos años crecían las selvas.

En el trasfondo de sus planes parece estar, el hecho de que las empresas palmicultoras ven disminuidos sus beneficios. Subvencionando el sector, los habitantes del campo y el medio ambiente pagarán un precio inaceptablemente alto. Muchos de los daños son irreparables.

Por favor, prescinda de las subvenciones y de los biocombustibles.

Firme en: https://www.salvalaselva.org/mailalert/986/indonesia-subvenciones-para-la-destruccion-de-la-selva#

Más información en inglés:

http://news.mongabay.com/2015/0217-biofuels-subsidy-indonesia.html

http://business.asiaone.com/news/indonesia-moves-closer-raising-biodiesel-subsidies

http://in.reuters.com/article/2015/02/05/markets-vegoils-idINL4N0VF4VA20150205

SALVA SELVA LOGO* Salva la Selva se compromete activamente con la conservación de las selvas y bosques y los derechos de sus habitantes. La asociación se dedica desde 1986 a romper con el círculo de madereros y ganaderos, de empresas petroleras y mineras, del agronegocio, de bancos occidentales y políticos corruptos. Todos ellos se benefician a corto plazo de la destrucción de los bosques tropicales, mientras que indígenas, nómadas, o los pequeños campesinos están ligados al ecosistema como modo de vida.