Violencia y elecciones

El diagnóstico de los niveles de descomposición en que se encuentra el país es abundante en su narrativa.

Antonio Villegas Flores/ A los Cuatro Vientos

 La violencia en todas sus formas se ha disparado de manera asombrosa e inconcebible. Han surgido varios liderazgos y diversos movimientos como respuesta a esta crisis y cada organización responde a su propia agenda con una postura política muy valiosa.

La descomposición política y social es muy compleja como para creer que la vamos a resolver si votamos o nos abstenemos de votar.

Las elecciones como cualquier otra vía (las cuales hasta el momento desconozco) son solo estrategias para encontrar el camino que va a darnos la salida a la crisis sistémica. Urge encontrar una salida.

ELECCION 2015 MAPA IMAGEN

Se cree erróneamente que el proceso electoral es un fin en sí mismo y no se quiere ver sólo como un instrumento más de lucha, que aún con todas sus complicaciones, no está completamente cerrado.

Sin embargo me preocupan las dos posturas del boicot como las que convocan al sí voto, que no proponen un plan de acción con una perspectiva clara. Si no votamos qué sigue, y si votamos qué más. ¿Cuál sería la ruta? ¿Se piensa derrocar al régimen político y tomar el poder o sólo realizar una acción en protesta por lo malo que son los políticos, para que les quede claro que estamos inconformes?

Desde luego que estamos encabronados y lo saben, pero no basta estar encabronados y no ir a las urnas o ir y anular el voto. Al igual, los que creen ingenuamente que con ir a las urnas se van a resolver los problemas por arte de magia.

Creo que debemos avizorar los escenarios y coordinar agendas políticas que nos den pauta para reencontrarnos unificados en la siguiente lucha.

* Antonio Villegas Flores. Escritor. Integrante del Colectivo Buzón Ciudadano