Pide Solorio a estudiantes de la UABC: ejerzan la libertad de expresión

El martes 3 de febrero de 2015 el profesor Daniel Solorio Ramírez retornó a la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) para impartir clases; esto luego de casi tres años de ausencia. Recién reinstalado tras ganar un juicio laboral al hoy ex rector Felipe Cuamea y, según dijo a los medios de comunicación, “muy contento” por el triunfo y regreso a las aulas universitarias, el maestro escribió lo que a continuación reproduce A los Cuatro Vientos:

El credo de Daniel Solorio le dice que nada mejor pudo haberle ocurrido en esta época en su vida pública. Tiene apenas 63 años.

  1. Daniel agradece cumplidamente al director Valdéz Delgadillo y al subdirector de la Facultad de Derecho la asignación de los grupos que siguen:

Procesal Constitucional I ( Derecho de Amparo) de 11.00-12.00 horas, Grupo 36; Procesal Constitucional II ( otros procesos constitucionales) de 17.30- 18.30 horas, Grupo 105; Derecho Constitucional Local ( Las Constituciones de los Estados) de las 20:30- 22-00 horas, Grupo 29.

  1. Daniel pide estudiantes participativos, preguntones, inquisitivos, curiosos, activos, animosos, cuyo propósito sea aprender, cultivar y recrear el conocimiento. No los quiere pasivos, ni flojos, ni resignados, ni indolentes. Quiere estudiantes a quienes la injusticia les duela. Ofrece un esfuerzo honesto por ser un profesor digno de ese tipo de estudiante que tanto necesita la UABC y el pueblo que le sostiene.
  2. Quiere futuros juristas, dispuestos a comprender que el Derecho ( en especial el Derecho Constitucional ) es, ha sido y será por siempre un instrumento de lucha por todos los derechos; que lean y discutan ( inclusive a gritos) entre muchos otros a Luigi Ferrajoli, cuya obra «Derechos y Garantías, La Ley del Más Debil» evoca otra, escrita hace más de 100 años, » La Lucha por el Derecho» en que Rudolph Von Ihering enseño que el Derecho es — invariablemente — el resultado de una lucha.
  3. Les invita de antemano a ejercer la madre de todas las libertades: la libertad de expresión. Si la ejercen pueden pasarles cosas buenas y malas, pero si no la ejercen, sólo cosas malas pueden ocurrirles.