Cambios en el Gabinete revelan ausencia de rumbo

Los cambios en el gabinete del gobernador César Duarte dados a conocer en días pasados lo único que revelan son la ausencia de rumbo claro y la improvisación en el Gobierno del Estado, señala el presidente del Comité Ejecutivo Estatal de MORENA en Chihuahua, Víctor Quintana.

A los Cuatro Vientos

Con éste van ya tres secretarios de gobierno en poco más de cuatro años y cuatro directores de Tránsito y Vialidad. Varios funcionarios han transitado en puestos muy diversos sin tener la mínima preparación para ello, sólo la actitud sumisa de decirle que sí al Jefe del Ejecutivo (y del Legislativo y del Judicial) en todo lo que diga. Admira la polivalencia de los funcionarios duartistas, su capacidad para tornarse especialistas de materias muy diversas con tan sólo el tronar de dedos del gobernador.

Es muy preocupante que en un área tan delicada y estratégica como el Desarrollo Social se coloque a un funcionario sin la experiencia o capacitación básica en la materia (José Luis García Rodríguez, exdirector general de Colegios de Bachilleres). Lo que aquí se revela es lo que MORENA muchas veces ha señalado: no hay un proyecto específico, sólido, sustentado en la materia. No hay rumbo para el combate a la desigualdad, la pobreza, la satisfacción mínima de los derechos sociales de las y los chihuahuenses. Esta dependencia se ha concebido y se sigue concibiendo como el gran aparato repartedespensas  y fomento de votos para el PRI-Gobierno a costa de las necesidades de la población más vulnerable de la entidad.

Estos cambios como las erráticas declaraciones y acciones de gobierno de estas últimas semanas lo que revelan es la crisis política en que está sumido el Gobierno del Estado. Esta crisis ha sido provocada por los traspiés y malos manejos gubernamentales y por los serios cuestionamientos al autoritarismo y los hechos de corrupción que varios sectores de la sociedad han presentado.

No es con cambios improvisados y reciclaje de cartuchos quemados como el Gobierno del Estado puede resolver esta crisis sino respondiendo a las demandas sociales con veracidad y transparencia y orientando los 20 meses que quedan de gestión al interés general de las y los chihuahuenses.